Empate con sabor agridulce
Los jugadores de la Real Sociedad celebran el gol de Portu. Vía: Real Sociedad en Twitter.

La Real Sociedad se plantó en Valdebebas con un once más que reconocible, con la única ausencia de Mikel Merino, sancionado para este partido por ver la quinta cartulina amarilla la jornada anterior. Por otro lado, los madrileños presentaron un once competitivo, siempre teniendo en cuenta la plaga de bajas que tiene en estos instantes el conjunto merengue. Sorprendió la ausencia en el ataque de Vinicius Jr. que fue remplazado en el once inicial por Mariano. 

El partido comenzó igualado, con la posesión repartida equitativamente por los dos equipos; sin embargo, en cuanto el choque estaba llegando al ecuador de la primera mitad, el Real Madrid metió una marcha más y asedió con mucho peligro la portería defendida por Remiro. La más clara para los blancos la tuvo Mariano, que estrelló un testarazo en boca de gol contra el travesaño, después de que el esférico tocara ligeramente en la testa de Igor Zubeldia. Tras el paso por vestuarios, fue la Real Sociedad la que dio un paso adelante y se hizo con el mando del encuentro.

  • Dominio al comienzo de la segunda mitad

Le vinieron bien los quince minutos de descanso al equipo visitante. Al comienzo de los segundos 45 minutos, tomaron las riendas del choque y comenzaron a atosigar a los blancos mediante posesiones largas de balón y ataques bien construidos. En uno de esos ataques, Nacho Monreal puso un centro maravilloso al segundo palo donde apareció el más listo de la clase, el murciano Portu. Independientemente de su baja estatura, le ganó la partida a su par, el lateral zurdo Mendy, y ejecutó un remate de cabeza medido a la escuadra de la portería defendida por Thibaut Courtois. Nada pudo hacer el arquero, que hizo la estatua ante un remate impecable del ex jugador gerundense.

Nada más marcar el primero, la Real Sociedad se vino arriba y a punto estuvo de sorprender a los merengues y ampliar la ventaja a dos goles. Nacho se durmió en los laureles cuando tuvo que controlar una pelota y Portu se le adelantó robándole la cartera con astucia. El extremo txuriurdin condujo hacia adelante y le metió un pase raso a Alexander Isak al que no pudo llegar por centímetros el ariete sueco. A partir de esa jugada, los donostiarras decidieron retrasar las líneas y defender el resultado favorable a toda costa.

  • Los cambios

Mientras que Zinedine Zidane incorporaba al terreno de juego toda la artillería ofensiva disponible para este choque, Imanol Alguacil hacía lo opuesto, dando entrada a jugadores de carácter defensivo como Modibo Sagnan o Aihen Muñoz. Los cambios fueron un punto de inflexión importante en el partido, ya que desde la incorporación de un tridente ofensivo totalmente fresco por parte del técnico galo, los merengues se hicieron con el dominio de la pelota y de las ocasiones. Los blancos apretaron hasta el último minuto, teniendo ocasiones muy claras para hacer el empate. No fue hasta el último minuto antes del añadido, cuando Vinicius Jr. remachó un balón que no alcanzó Hugo Duro y puso las tablas en el luminoso.

  • A pensar en lo que viene

Una vez finalizado el partido, los dos equipos ya piensan en lo que les depara el futuro más temprano. Los hombres dirigidos por Zidane disputarán un partido más que decisivo contra el actual líder de la liga española, el Atlético de Madrid. El derbi madrileño se disputará el domingo 7 de marzo a las 16:15 hora española, en un partido muy complicado para ambas escuadras.

Por su parte, los donostiarras jugaran en casa contra el Levante. Un Levante que aunque se encuentra diez puntos por debajo del conjunto realista, amenaza con dar la campanada y colarse en puestos de competición europea. Los txuriurdines también disputaran su duelo el domingo 7 de marzo, pero lo harán a las 18:30 hora española. La Real seguirá en su camino de afianzar un puesto de Europa League para la campaña que viene y tratando de continuar con esta línea ascendente de buen juego y buenos resultados.

VAVEL Logo