El Real Zaragoza tenía que eliminar de su diccionario verbos como empatar o perder y centrarse en único concepto: ganar. Y así lo hizo. Con mucho sufrimiento, pero los tres puntos se quedaron en La Romareda. En definitiva, un pequeño balón de oxígeno que evita caer al descenso una semana más. “Estamos jugándonos todos los días el último balón. En la situación en la que nos encontramos, todos los partidos son importantísimos”, dijo Juan Ignacio Martínez.

En un partido clave para huir del descenso tras dos derrotas consecutivas, JIM era consciente de cómo tenía que sacar adelante el partido el Real Zaragoza. “Todo se basa en el trabajo colectivo. Hoy hemos hecho un trabajo sensacional. El equipo ha competido cualquier balón y en cualquier altura del campo: es lo que se necesita en Segunda División”, comentó.

Uno de los protagonistas del partido fue Álex Alegría, cuyo estreno goleador con la blanquilla sirvió para sumar los tres puntos. “Me alegro mucho por él. En otros momentos ha hecho un trabajo más sucio y no ha metido, pero él sigue trabajando en todos los partidos”, valoró.

Sin embargo, JIM prefirió no individualizar en exceso y continuó elogiando el esfuerzo colectivo de su equipo: “Éramos muy conscientes de todo lo que nos estamos jugando. Después de dos partidos que habíamos perdido, volvíamos a zona pantanosa otra vez, y se ha visto desde el primer minuto. Me quedo con el crecimiento del equipo”.

Colgados del larguero

Las ofensivas del Tenerife en busca del gol del empate y la necesidad de sumar los tres puntos por parte del conjunto zaragocista provocaron que JIM acabara el partido, anecdóticamente, con cuatro centrales sobre el verde de La Romareda. “Al final hemos intentado arropar al equipo con dos centrales más y dos delanteros con altura para hacer una presión muy alta. Nos hemos colgado del larguero. Había que cerrar el partido”, explicó.

Próxima parada: Vallecas

El Real Zaragoza tendrá que visitar la próxima jornada a un Rayo Vallecano que pretende afianzarse en puestos de Playoff, y JIM tiene claro que la competición no para y que queda mucho camino por recorrer: “Enseguida tenemos que estar preparando el próximo partido porque no queda tiempo y el viernes ya está aquí. Aquí no da tiempo ni para comer”.

VAVEL Logo
Sobre el autor