Miku, ilusionado con ayudar al equipo
Real Club Deportivo de la Coruña

Tras el entrenamiento de la mañana del 11 de marzo, el jugador venezolano Miku, se sentó en la sala de prensa de la Ciudad Deportiva de Abegondo con el objetivo de responder a las preguntas de los medios de comunicación. 

Ha empezado la rueda de prensa respondiendo sobre cuáles fueron a sus sensaciones personales en el partido del pasado domingo, 7 de marzo, frente al Pontevedra. De acuerdo con sus problemas físicos durante toda la temporada el jugador señalaba que no estaba para jugar los 90 minutos, y que estaba previsto que jugara incluso menos tiempo del que jugó, pero al tener buenas sensaciones en el campo y al necesitarle el equipo terminó por disputar unos minutos más. Por otro lado, no ha querido tampoco señalar que este haya sido su mejor partido como blanquiazul, pero si afirmaba haber sido el partido en el que se encontraba mejor físicamente.

El venezolano también ha querido explicar las causas de los problemas físicos que le acompañaron durante toda esta temporada. En este sentido ha señalado la suspensión de la liga a consecuencia de la aparición de la pandemia del COVID-19 que lo mantuvo durante aproximadamente 6 meses sin hacer nada de fútbol, a lo que se sumó un mejor estado físico y preparación de los jugadores del conjunto blanquiazul, junto con las prisas por reincorporarse al grupo tras la primera lesión. A todo esto ha querido añadir su deseo porque estos problemas hayan llegado a su fin para poder brindar su ayuda al equipo en esta recta final.

En cuanto a los próximos dos partidos, Miku ha querido manifestar su consciencia de la importancia que estos tienen para la consecución de los objetivos del club, sean los que sean. Ha declarado también que aunque todos los partidos tengan su dificultad, ellos mantienen siempre la ambición de hacerlo bien y ganar los partidos, independientemente de que después las cosas no salgan según lo deseado.

Por otro lado, también se le ha preguntado por el estado anímico de la plantilla, a lo que ha respondido diciendo que los ve animados, teniendo en cuenta la inyección de ánimos que había supuesto vencer al Pontevedra. A pesar de ello, ha querido matizar que el estado de ánimo no es muy diferente al vivido durante el resto de la temporada, señalando que siempre han mantenido humildes, sin creerse los mejores cuando los resultados eran favorables, ni los peores cuando la situación era la contraria. En cuanto a los objetivos, ha advertido que la perspectiva ha cambiado desde el principio de temporada hasta enfocarse en el partido a partido y no en los números y los rivales.

Con respecto al partido de este fin de semana, en el que se medirán con el Celta B, además de señalar las virtudes de su rival, el deportivista ha querido indicar que se espera un partido complicado, con un equipo que ha hecho méritos para encontrarse por encima del conjunto coruñés. En referencia a como lo afrontan, ha dicho que con ambición pero con la humildad de saber que les espera una dura jornada de trabajo.

Un poco siguiendo por esa línea, Miku señalaba que todos los partidos son importantes, y que sería muy positivo para el grupo ganar este fin de semana, dadas las connotaciones que tiene para un equipo enlazar dos victorias seguidas, más allá de que se enfrenten al rival. También ha señalado que aunque, dadas las circunstancias, podría ser un partido más relajado y en el que puedan liberar todo el potencial que tiene el equipo y no ha salido a la luz, jugar en un equipo como el Deportivo, con todo lo que le rodea, implica jugar siempre con la misma presión y no poder relajarse nunca.

La última pregunta a la que se tuvo que enfrentar fue sobre la pertinencia del cambio de entrenador, ante la cual no se ha querido mojar en exceso. Miku defendía que son dos entrenadores muy distintos entre sí, pero manteniéndose en que él no es quien para determinar quien es mejor y quien es peor, o si la sustitución de Fernando Vázquez por Rubén de la Barrera fue positiva o no para el club, puesto que más allá de los resultados, se debe tener en cuenta que el grupo necesitaba tiempo de adaptación para adquirir buenos resultados con Rubén de la Barrera.

VAVEL Logo