Empate que sabe a poco
Nerea ante dos defensoras del Sevilla // Imagen: Real Sociedad

La Real tenía ante el Sevilla la opción de acercarse a la Champions, en un partido importante, incluso más que el de la anterior jornada ante el Granadilla, ya que de ganarlo las txuri-urdin se colocaban quintas a solo dos puntos del Madrid CFF.

Por eso las locales salieron con la idea de dominar el partido, controlando la posesión e intentando someter a las sevillanas. Así ocurrió en los primeros minutos, y pronto se vio que la intención de las visitantes no era la de discutirle la posesión a la Real, ni mucho menos, sino que era la de aguantar en bloque bajo los ataques realistas y buscar el gol en contras llevadas por sus veloces atacantes.

  • El Sevilla amenazaba

Fruto de este planteamiento llegaron los primeros avisos de la Real, acercamientos sin mucho peligro, como un tiro de Nerea, que avisaban al Sevilla de la intención de ganar el partido de las locales. La Real era mejor, pero el Sevilla ponía en muchos problemas a la zaga realista cada vez que era capaz de dar vuelo a sus atacantes. Especiales quebraderos de cabeza produjo la calidad de Claudia Pina, incontrolable durante todo el partido, que se zafaba fácilmente de su marca y asistía a la habilidosa y rapidísima Coleman con facilidad.

  • Llegaron los goles

A pesar de ello el primer gol subió en el lado izquierdo del marcador, en el local, cuando en uno de los ataques realistas Nerea Eizaguirre creyó más que las defensoras del Sevilla, llevándose un par de rebotes y definiendo con clase delante de la guardameta Noelia Ramos. No tardarían en responder las visitantes, ya que solo dos minutos después Coleman sacó petróleo de un rechace y tras controlar se plantó en el área para hacer un clásico pase de la muerte. Claudia Pina definió con una clase digna de una jugadora del Barça. 1-1 en el minuto 27.

El partido siguió con el mismo ritmo y planteamiento, de hecho no cambió nada el paso por los vestuarios la idea de ninguno de los dos conjuntos, que fueron fieles a su estilo sabiendo que ello les podría llevar a la victoria. Avisó en una contra Payne, extremo también rápida del Sevilla con un disparo alto, pero poco después llegó el 2-1 local. En unos minutos en los que la Real subió las revoluciones del partido, llegó un peligroso centro desde lado izquierdo que Noelia no pudo atrapar, Sanni remató, rebotó su remate, y entonces le cayó la bola a Kiana Palacios, una de las mejores definidoras de la plantilla, que recordó su época de "9" para mandar el balón a la red tras pegar en el larguero en el minuto 55.

  • Rápida reacción de las visitantes

El gol en contra tuvo un efecto revitalizador en el Sevilla, como ya lo tuviera el primero, ya que cuatro minutos después, en el 55, volvió a empatar. En este caso fue la propia Coleman que tras pelearse con varias defensas realistas en un balón largo, consiguió hacer valer su velocidad para colocarse y mandar el balón a las redes de Mariasun.

Era pronto, pero el Sevilla consiguió su objetivo, frenar el juego y conseguir no sufrir casi en ningún momento. Solo Amaiur tras una buena maniobra rozó el arco de Noelia y Kiana mandó el balón demasiado alto minutos después. Aunque Natalia movió el banquillo buscando la victoria en los últimos minutos, las nuevas incorporaciones como Cecilia no consiguieron dar ese plus a las txuri-urdin. Plus que si dio Ana Franco, jugadora que entró en los últimos diez minutos, pero que pudo inquietar en un par de ocasiones a Mariasun y generar preocupación en toda la afición de la Real.

El partido finalizó con un tiro de la joven Inma Gabarro al palo de la portería realista, algo que podría haber supuesto una gran decepción en la Real, que no dejó de intentarlo durante todo el partido. Finalmente el resultado es un empate que no sabe a mucho a las locales, ya que querían acercarse a los puestos de más arriba de la clasificación, pero al menos consiguen un punto contra un rival incómodo cuando se podían haber ido de vacío.

VAVEL Logo