Zidane no exprime a sus jugadores 
Fotografía: Vavel 
 Mateo Villalba

El equipo resurgió este pasado sábado ante el Celta de Vigo con dos goles por parte de Benzema y uno de Asensio. El técnico francés sacó al terreno de juego a: Courtois; Lucas, Varane, Nacho, Mendy; Casemiro, Kroos, Modric; Valverde, Benzema y Vinicius. El protagonista de uno de los goles, Asensio entró a sustituir a su compañero Kross en el minuto 71, apenas tuvo juego.

El técnico tenía cinco jugadores disponibles, y solo uso uno, a pesar de que el equipo necesitaba cambios, ya que no conseguían la victoria hasta los últimos minutos finales, el Celta fue un rival rocoso.

Zidane demuestra que su confianza no es muy grande dentro del banquillo, ha sido una temporada en la que los entrenamientos y la preparación ha sido bastante diferente, ya que nos encontramos en un periodo de pandemia y no todos podían entrenar en el mismo campo, y se añadió lo tarde que finalizó el curso pasado. Además esta temporada el equipo ha tenido bastantes lesiones, por ello el francés está cogiendo a los que cree que son los mejores para cada encuentro, esperando con ellos la victoria.

Hasta ahora el equipo blanco ha jugado 38 partidos oficiales esta temporada, de ellos el técnico solo ha usado cinco cambios en cinco ocasiones, ante Celta, Alavés, Huesca, Valencia y Cádiz. En tres de esos partidos se fueron a casa sin la victoria. Esto puede ser la llamada a Zidane para que comience a agitar el banquillo, y saque nuevas caras al terreno de juego.

En ocho partidos hizo cuatro cambios, en 20 realizó tres sustituciones, en tres ocasiones se quedó en dos reemplazos y sólo hizo un único cambio dos veces, contra el Sevilla en el Pizjuán (0-1) y ante el Celta en Balaídos. El técnico se queda con 3,29 cambios por encuentro muy poco de lo permitido antes del cambio de regla el curso pasado. Puede ser que el técnico no vea útil sacar a los demás jugadores.

Necesidad de cambios 

En el encuentro frente a los de Eduardo Coudet, Zizou tenía en el banquillo a Lunin y Altube, Militao, Marcelo, Isco, Rodrygo, Asensio y Hugo Duro. De aquí solo salió Asensio, el único que realizó algunos calentamientos en la segunda parte. El encuentro necesitaba cambios, pudo usar a Isco o a Rodrygo, como buenos revulsivos para sacar de apuros al equipo. 

El técnico se está quedando estancado en lo que a cambios se refiere, los hace en la segunda parte, sin variar mucho el sistema, el francés suele cambiar a los 70 minutos de partido, como muy pronto en los 65. Recurre como última opción cuando pasa más de una hora.

VAVEL Logo