Kiko Olivas: "Ya nos hemos levantado y lo volveremos a hacer, es lo grande de este equipo"
Fuente: realvalladolid.es

Kiko Olivas, que afronta la última etapa de su recuperación antes de poder volver a jugar, tras una lesión de rodilla que le ha tenido apartado de los terrenos de juego durante ocho meses. Por ello, el central pucelano ha comparecido en rueda de prensa para hablar sobre su situación y la del equipo.

El central empezó hablando de su experiencia, contando que "los peores momentos fueron al principio”, cuando se sentía “incapacitado” y “que no servía para nada”. “Es difícil de asimilar”, aseguró. Tras un tiempo de recuperación, admitió que “se pasa mal” y que “hay momentos donde no ves ese progreso y sientes que la cosa no va para adelante”. Tras tantos meses, Kiko declaró que tenía “muchas ganas de volver a entrenar, sentirme parte del grupo”. Tiene “buenas sensaciones” y, en la última fase de recuperación, solo queda "coger sensaciones de campo y ritmo de competición”. Sin embargo, dice no tener una fecha marcada para su regreso, y que “dependerá de cómo se adapte la rodilla a estos entrenamientos mucho más exigentes".

Sobre la situación del equipo, el defensor blanquivioleta dijo que, pese a que "las cosas no han salido como esperábamos” y que "ha faltado un poco de suerte para cerrar esos resultados que teníamos a favor y con los que todo se vería desde otro punto de vista y así cambiar el estado de ánimo de los jugadores. Asegura que “en los últimos partidos el equipo ha recuperado su identidad” y que “ajustando un par de detalles todo va a ir mucho mejor". “Hay que levantarse de estas cosas, lo hicimos y lo volveremos a hacer”, sentenció. “Es lo grande de este equipo”.

Olivas lamentó no haber podido “arrimar el hombro” para ayudar al equipo, porque “verlo desde fuera y no poder hacer ha sido muy duro”. “Estoy deseando dar todo por mis compañeros, ese máximo, vengo con fuerza", declaró. A sus compañeros se refirió como a "un grupo de jugadores que lo da todo en el campo, con esfuerzo máximo” y admitió que le duele que no se confíe en ellos, ya que veo lo que trabajan y lo que sufren". Transmitió que es vitar “transmitir confianza”, ya que “ayuda a que no se cometan errores y que las cosas salgan mejor”. Por último, Kiko Olivas se mostró con confianza, asegurando que “las cosas van a estar apretadas hasta la última jornada y tenemos que llegar ahí con plenitud de garantías, y ese saber estar para jugar esos últimos partidos clave".

VAVEL Logo