Los números de la SD Huesca: ¿es posible la salvación?
José Rojo Martín 'Pacheta' durante una rueda de prensa. Foto: LaLiga.

La Sociedad Deportiva Huesca ha terminado la jornada 28 con un total de 21 puntos. El final de la temporada se va acercando, pero todavía quedan 10 encuentros para finalizar la liga. A su vez, en la zona de descenso, Eibar y Alavés son los dos clubes que acompañan al conjunto azulgrana por el momento con 23 puntos. Por otro lado, a día de hoy la salvación está definida por el Elche, con sus 25 puntos. Por lo tanto, tan solo son 4 puntos son los que distan al conjunto altoaragonés de la salvación hasta la fecha. 

A lo largo de los años, se ha definido que la salvación se logra cuando se supera el margen de entre los 35-40 puntos. En el caso de la temporada pasada, 37 puntos fueron los que necesitó el Celta para mantener la categoría. Por consiguiente, el club oscense debería alcanzar en torno a 19 puntos para prácticamente garantizar la salvación con 40 puntos, pero todo a punta a que con 37 podría llegar a ser suficiente.

De esta manera, el Huesca debe lograr sobre 16 puntos de 30 posibles para lograr un total de 37 puntos y posicionarse en una zona altamente asequible para sus aspiraciones. Ahora bien, si trasladamos estos datos al calendario supone ganar 5 partidos y empatar otro de los 10 que quedan. Para lograr esta hazaña, el club oscense deberá vencer a rivales directos, y no tan directos, como Levante, Elche, Getafe, Alavés, Cádiz, Valencia o Athletic. O bien, dar la campanada contra equipos como Atlético de Madrid, Real Sociedad o Betis.

En cuanto a cifras de ataque, la SD Huesca marca 0,9 goles por partido, es decir prácticamente logra ver puerta en cada encuentro. Además, este valor ha aumentado hasta 1,2 desde la llegada de Pacheta. Por otro lado, el equipo logra crear una 1,5 ocasiones claras de gol por partido, lo que supone una ocasión y media; y tiende a fallar como mínimo una ocasión evidente por encuentro. De esta manera, el entrenador deberá exprimir todavía más los recursos de su plantilla para dejar de desechar oportunidades que pueden valer puntos.

A nivel defensivo, los datos son más oscuros. La SD Huesca solo ha logrado dejar su portería a cero en 5 de 28 partidos. Esto a se debe a que su índice de goles encajados asciende hasta el 1,6 por encuentro, es decir, el conjunto oscense recibe de uno a dos goles por jornada. Sin embargo, hay un índice que brilla por encima de todos. El Huesca ha encajado 13 de sus 44 goles encajados a balón parado, lo que supone casi un 30% del total. Esto ha desembocado en la pérdida reiterada de puntos a lo largo de la temporada que a día de hoy puntos son necesarios. 

De esta manera, las matemáticas apuntan a que las claves de la salvación pasan por exprimir al máximo las 1-2 ocasiones por partido y reducir drásticamente el número de ocasiones rivales para rebajar el 1,6 de goles recibidos. Destacando sobre todo la necesidad de reducir los goles a balón parado del contrario. Por estos datos pasa gran parte de las posibilidades de salir de la zona roja de la SD Huesca.   

Por consiguiente, Pacheta deberá jugar bien sus cartas para acabar triunfante la partida. La baza de Denis Vavro y sus 1,89 cm de altura parece que será fundamental, pues será quien acompañe a Siovas y Pulido en el centro de la zaga. Además, cuenta con diferentes jugadores de ataque capaces de meter gol, destacando por encima de todos a Rafa Mir con sus 8 goles y su índice de 0,30 goles por partido.  

VAVEL Logo