Análisis post: sábado de Gloria Merengue en el Di Stéfano
Asensio firmó un gran partido ante los armeros // Foto: Real Madrid

El Real Madrid firmó, en Valdebebas, una victoria importantísima para sus aspiraciones de seguir luchando por la Liga en una semana clave para su futuro tanto en la competición doméstica como en la UEFA Champions League.

El Real Madrid dio cuenta del Eibar sin grandes complicaciones con un equipo lleno de cambios por las ausencias; la victoria se produjo en medio de un gran temporal de viento, lluvia y granizo que se dejó caer sobre Valdebebas en la segunda mitad del encuentro. La cosecha de tres puntos que le permite a Zidane y a los suyos afrontar con una cierta tranquilidad días decisivos, ante el Liverpool el martes y el sábado en el clásico ante el Barcelona.

Zizou regaló claras pistas de lo que prepara en una semana de altísima exigencia. Dispuso de una línea de cinco defensores pese a tener delante a un Eibar que venía de once partidos sin ganar.

Un once lleno de ausencias

En la ausencia de titulares indiscutibles como Sergio Ramos, Varane o Kroos, a Zidane buscó blindar al equipo al tiempo que brindó confianza a futbolistas que parecían de capa caída, como Marcelo, Isco o Militão que no han sido habituales en el esquema del conjunto blanco en la presente temporada.

Asensio abrió el camino

El Real Madrid no necesitó de una versión fulgurante para imponerse de forma clara a un Eibar que tardó media hora en enchufarse al partido y encontró con un gol de Marco Asensio tras un robo de Casemiro en el centro del campo y un pase en profundidad que el mallorquín –de muy destacable actuación- resolvió con una delicatessen de control para sacudir la marca y un remate que fulminó Dmitrovic.

El VAR invalidó tres tantos al Madrid por fuera de juego

Al Madrid le anularon en la primera parte dos goles por fuera de juego bastante claros ratificados por el VAR: el primero, un cabezazo de Benzema tras servicio de Marcelo, y el segundo otra delicia absoluta de Marco Asensio, que un taconazo que superó a Dmitrovic por debajo de las piernas. También en la primera mitad, un gran lanzamiento de falta de Asensio se estrelló con el travesaño.

Ya en la segunda mitad, en el minuto 70’, llegó el tercer gol anulado. Casemiro marcó con un disparo ajustado desde la frontal, pero su tanto no subió al marcador por un fuera de juego previo de Arribas.

Benzema marcó por séptimo partido en fila

El Madrid necesitaba cerrar el partido y con ello evitar los siempre incómodos sobresaltos de última hora. A los 60’ Zidane decidió cambiar a Asensio y Modric por Kroos y Rodrygo. Comenzó a llover y a soplar el viento con una fuerza de vendaval; el Eibar pudo empatar por un potencial autogol tras un pase retrasado de Lucas Vázquez a su portería que Courtois salvó in extremis.

Llegó el tanto de la tranquilidad al 73’ tras el primer desborde de Vinicius Jr. que tiró un centro medido con la izquierda para la aparición de Benzema en el área batiendo a Dmitrovic con un certero remate de cabeza. El 9 francés prolongó así su racha goleadora y encadena siete encuentros marcando, en los que ha logrado 9 tantos para la causa Merengue. 

El Real Madrid cosechó así su décimo segunda victoria frente al conjunto armero tras 14 disputas en las que solamente ha caído en una ocasión y ha dividido puntos en otra. 

 

VAVEL Logo