El histórico "matagigantes" del Granada CF
El Granada de los setenta en la previa de un encuentro. Foto: Granada CF.

Cuando rememoramos la historia del Granada CF, especialmente en días como estos donde se conmemora el noventa aniversario de la entidad granadina, siempre se nos viene a la cabeza el “matagigantes” nazarí de la década de los setenta. Ese equipo de antaño que, sin jugadores de renombre, constituyó una época de gloria en el fútbol granadino, marcando un antes y después en el fútbol nacional, similar a la actual hazaña del Granada de Diego Martínez .

El mundo estaba cambiando en los años setenta. Al igual que el deporte, otros ámbitos, como la música o la política, también se vieron afectados en estos años de transformación y alteración, donde los dogmas se tornaron para dar protagonismo a lo diferente, a lo desconocido, a lo que incitaba al entusiasmo de la gente que, con fervor e ilusión, ansiaba modificar sus vidas a mejor. El fútbol español también se involucró en estos cambios, pero en especial un equipo humilde, tenaz y comprometido resurgió de sus cenizas para alzarse como una superación que intentaban igualar otros clubes.

A finales de 1968, el Granada CF volvió a Primera División tras un fugaz paso por la división de plata española. En su regreso, el cuadro andaluz formó un modesto grupo basado en jugadores jóvenes y comprometidos con los valores que cimentaban al equipo rojiblanco. El experimento empezó a funcionar, y los resultados avalaron un registro en LaLiga que pasaría a la historia del equipo granadino.

Futbolistas como Falito, Aguirre Suárez, Pedro Fernández, Izkoa, Vicente, De La Cruz, Barrios, Lasa o Porta, entre otros –dirigidos por Joseíto-, fueron algunos de los hombres más significativos de este Granada que pulverizó bastantes récords que se consagraban hasta el momento. El viejo Los Cármenes fue un fortín para los granadinistas, que estuvieron casi dos temporadas sin recibir ni una sola derrota en su casa. Además, el principal ‘killer’ de esa plantilla, Enrique Porta, se consagró en la campaña 1971/1972 como pichichi de LaLiga con 20 goles, cinco más que Germán Dévora, jugador de la UD Las Palmas. Este no tuvo unos comienzos fáciles como rojiblanco ya que le obligaron a jugar inicialmente de defensa e incluso bajó al filial porque no tenía sitio en el primer equipo.

El “Matagigantes”, el equipo al que nadie quería enfrentarse, estuvo a punto de entrar en competiciones europeas en dos ocasiones. En el curso 1971/1972 y 1973/1974 acabó sexto en la liga española, quedándose a las puertas de Europa. Sin embargo, en la temporada 1975/1976, sorprendentemente, el equipo descendió a la Segunda División, poniendo punto y final a unas temporadas épicas que no volvieron a reproducirse en la máxima categoría del fútbol nacional hasta nuestra actualidad, encadenando su mejor racha en Primera División hasta el momento, al jugar durante ocho temporadas seguidas en la máxima categoría.

VAVEL Logo