El club de los renacidos
Celebración de Santi Mina y Nolito | Fuente: RC Celta

Resurgir en el mundo del fútbol es tarea complicada, pero siempre hay quienes lo consiguen... Este es el caso de Santi Mina y Nolito. Ambos volvieron a su hogar en la temporada 2019/2020 y han demostrado ser de los mejores del club, sobre todo desde la llegada de Eduardo Coudet.

El técnico argentino ha hecho del Celta un equipo con personalidad y que actualmente, se encuentra tranquilo a mitad de tabla. Desde que llegó todo cambió para los celestes, se pasó a temblar por la permanencia a la serenidad y a veces, incluso ambición por Europa.

El nivel del equipo ha aumentado y eso es innegable. En parte, los responsables de ello han sido Santi Mina y Nolito, su mejoría desde la llegada del entrenador ha sido más que notable.

Mina es una mina

El canterano regresó a Vigo en el verano de 2019, tras abandonar el Valencia CF, equipo en el que demostró su potencial con creces y que le dio grandes alegrías.

A su llegada, las sensaciones eran muy distintas a las actuales. El joven no contaba con el total apoyo y confianza de la afición, era criticado por su falta de gol. En esa primera temporada, disputó 36 partidos en los que marcó 8 veces y asistió otras 4. Para un delantero centro no son cifras demasiado buenas.

Santi Mina: "Estoy en casa, donde quiero estar".

Sin embargo, la dosis de confianza que le ha inyectado el 'Chacho' ha servido para que sus números mejoren. Sus 27 encuentros de la 2020/2021 le han servido para superar su anterior cifra goleadora con 9 tantos, además de dar 2 asistencias. Se ha convertido en uno de los principales goleadores del equipo.

Así mismo, según recoge Afouteza e Corazón esta es su segunda temporada más goleadora, la primera fue en 2017/ 2018 cuando marcó 12 con su ex equipo. Pero sus buenos datos no se quedan ahí, 2021 es su año. Santi Mina es el máximo goleador español de lo que llevamos de año sin contar las anotaciones de penalti, seguido por Gerard Moreno, además de que en sus últimos 11 partidos ha conseguido convertir nada más y nada menos que 7 goles.

Santi Mina en un partido con el Celta | Fuente: Óscar Vázquez
Santi Mina en un partido con el Celta | Fuente: Óscar Vázquez

El Nolito más feliz.

El natural de Sanlúcar de Barrameda abandonó el club vigués en el 2016 tras una espectacular trayectoria. Lo hizo para probar suerte en el Manchester City de la mano de Guardiola, pero el resultado no fue el esperado y terminó en el Sevilla. Volvió el año pasado a defender el escudo del "equipo de mi corazón", como el dice.

A sus 34 años está viviendo su segunda juventud como futbolista, pues acumula 8 goles y 6 asistencias en 28 partidos, son sus mejores números desde que abandonó el equipo. Si en su mejor época con el Celta se le llamaba 'Noligol', ahora también se le puede apodar como 'Noli asistencia'. Marcar y asistir, Manuel Agudo Durán sirve para todo.

Nolito: "La felicidad que vivo y el cariño de la gente no se paga con dinero".

Es uno de los jugadores de la década más queridos por la afición y la verdad es que se lo ha ganado. Tanto sus buenísimos datos como su carisma hacen que así sea.

Nolito le ha dado todo al Celta y el Celta se lo ha dado todo a Nolito. Sus cuatro mejores Ligas las ha jugado como céltico: la  2013/ 2014 con 14 dianas, la 2014/ 2015 con 13 y la 2015/ 2016 con 12. Además es el futbolista celeste que menos partidos ha necesitado para marcar 47 tantos desde 1960, un total de 134 según Afouteza e Corazón.

Nolito en un partido con su equipo | Fuente: LaLiga
Nolito en un partido con su equipo | Fuente: LaLiga

Junto a Aspas, estos dos jugadores forman el tridente de oro del Celta, han conseguido anotar 28 tantos de los 38 del equipo.

Tanto Santi Mina como Nolito son exponentes del significado de la frase "como en casa en ningún sitio". Son felices en Vigo y ello lo demuestran en cada partido, hay jugadores que son para un solo club y en su caso, es el Celta de Vigo.

VAVEL Logo