Real Madrid 2-1
Barcelona: los de Zidane ya son líderes provisionales
Fuente: realmadrid.com

El título de liga se quedará en Madrid. O eso será lo más probable después de que el Fútbol Club Barcelona haya perdido la opción más clara de quitarse al Real Madrid del medio y no aumentar su punto de desventaja con el Atleti. Con esta derrota, los blancos adelantan a los de Koeman e igualan, con un partido más, al Atlético de Madrid, que jugará el domingo frente al Betis.

Este decisivo Clásico comenzó con un Real Madrid con ganas de luchar contra el control del Barcelona. Esta dinámica tendría consecuencias poco más de diez minutos después de que comenzara el choque. Valverde condujo hasta campo rival, abrió para Lucas Vázquez, y este centró raso al primer palo para que Benzema, con un brillante remate de tacón, abriese la lata.

Un 1-0 muy tempranero al que el Barça no reaccionó de la mejor manera. Se echó más al ataque, pero con muchos espacios atrás que costaban algún que otro susto de vez en cuando con la velocidad de Vinícius. Sería en una de esas jugadas, antes de la media hora de partido, en la que los blancos sacarían una falta en la frontal del área.  Kroos mandaría la pelota, con la fortuna de rebotar en Dest y en Jordi Alba, al fondo de la red. Con el partido encarrilado, las ocasiones no cesaron, y una jugada de Vinícius acabaría con un tiro al palo de Fede Valverde y una buena parada de Ter Stegen.

Fuente: realmadrid.com
Fuente: realmadrid.com

Ya llegando al descanso, los azulgranas reaccionaron y tuvieron sus ocasiones más claras. Un casi gol olímpico de Messi, que golpeó en el palo largo, y otro remate del argentino en otro saque de esquina que tapó bien Courtois. Odriozola había tenido que sustituir al lesionado Lucas Vázquez, tras una dura falta de Busquets, y Koeman aprovechaba el descanso para sacar a Griezmann y montar un equipo más ofensivo. Sin nada que perder, los visitantes dejaban muchos espacios atrás con tal de tener más hombres en ataque. Le acabó saliendo la jugada, ya que el Real Madrid no materializó las que tuvo y, en el otro área, Mingueza conseguía recortar distancias al rematar solo un centro de Jordi Alba.

Asensio entró para intentar aprovechar los contraataques, y los blancos siguieron teniendo las más claras, pero con falta de acierto. Koeman sacó a Ilaix para el centro del campo, y a Braithwaite y a Trincao en el ataque, y Zidane seguía intentando buscar el tercer gol con Isco, Mariano y Marcelo más adelantado por la banda izquierda. La polémica llegó entrados los últimos diez minutos, cuando un leve contacto de Mendy sobre Braithwaite en el área pudo significar un penalti que no consideró el árbitro ni el VAR. A falta del descuento, Casemiro vio dos amarillas en menos de un minuto, y a los locales les tocó aguantar con uno menos los instantes más decisivos. Y a punto estuvo Ilaix de dar una alegría a los suyos, con un remate que se fue al larguero en la última jugada el partido.

De esta manera, el Fútbol Club Barcelona ya no depende de sí mismo para verse ganando la liga, y deberá esperar errores ajenos para aprovecharse. Por su parte, el Real Madrid le pisa los talones y deja sin margen de error a los atléticos, que son los únicos que dependen de sí mismos. A falta de su partido este domingo, los blancos son líderes con los mismos puntos que sus vecinos, y piensan ya en el partido de vuelta contra el Liverpool del próximo miércoles, que podría dar por finalizada la semana más exigente de los de Zidane hasta el momento esta temporada con un éxito rotundo.

VAVEL Logo