El Madrid sabe sufrir
Nacho y Militao celebran el pase a semifinales. |Foto: @realmadrid

El Real Madrid vuelve a estar entre los cuatro mejores equipos del continente tras dos temporadas sin pasar de octavos de final. Efecto Zidane, coraje blanco o gen Champions, pero algo tiene este equipo con la Copa de Europa. Sufrió, pero supo hacerlo como los grandes para superar a un Liverpool que pudo hacer algún gol.

Ya en el primer minuto de partido, el conjunto inglés avisó de que no iba a ser una noche plácida en Anfield para el Madrid. Salah, a pase de Mané, la tuvo mano a mano con Courtois, pero el disparo se le quedó muy centrado.

Continuaron dominando los “reds”, con alguna ocasión de peligro. Milner la tuvo con un disparo colocado dese fuera del área, pero Courtois voló para sacarla en la escuadra. Poco a poco el Madrid empezó a retener el balón, frenando el ritmo del Liverpool y obligándoles a bajar de revoluciones. Benzema, tras un rebote, mandó el balón al palo en una de las más claras del partido para los blancos.

En la segunda parte, el guion fue muy parecido a la primera. El Liverpool absorbiendo la mayoría de la posesión, pero con más dificultades que en la primera mitad para encontrar espacios. Klopp dio entrada a Thiago, Shaqiri, Oxlade-Chamberlain y Diogo Jota con la intención de dar frescura a los suyos. Zidane también movió ficha, dando entrada a Odriozola, Isco y Rodrygo.

Kroos conduce el balón frente al Liverpool. |Foto: @realmadrid
Kroos conduce el balón frente al Liverpool. |Foto: @realmadrid

Los últimos 20 minutos fueron un completo monólogo del Liverpool, con el Madrid achicando agua en cuanto el balón caía en sus pies. La tuvo Benzema, tras un gran centro de Militao, pero el remate picado se fue alto. La posesión de balón no se tradujo en ocasiones para los “reds”, que no pudieron hacer ni siquiera uno de los dos goles que necesitaban y tuvieron que ver como el encuentro finalizaba 0-0.

  • Nacho y Militao: qué semana

Una vez más, Nacho y Militao fueron de lo más destacable del Real Madrid. Las bajas de Sergio Ramos y Varane, obligaban a los dos centrales suplentes a jugar dos partidos frente al Liverpool y uno frente al Barça sin ritmo de competición. Y cumplieron. Vaya si cumplieron. El Real Madrid puede estar tranquilo, porque tiene cuatro centrales “top”.

 

  • Vinicius y Asensio: fallones en ataque, solidarios en defensa

Una de cal y otra de arena para los jugadores que empezaron en las bandas del Real Madrid. Ambos fueron muy solidarios en las ayudas defensivas, conscientes del daño que podían hacer Salah, Mané y Firmino a una defensa plagada de bajas y con Valverde de lateral derecho. Cortaron balones y bloquearon muchos centros laterales y balones en profundidad de los “reds”, factor clave para dejar la portería a 0.

Sin embargo, en ataque la historia fue otra. Es cierto que los blancos tuvieron poco el balón en campo contrario, pero ni siquiera en zona de creación firmaron un buen partido ofensivo. Lentos al espacio y fallones en el pase y el regate, su aportación ofensiva fue muy escasa. Tampoco brilló su compañero en la delantera, Karim Benzema, pero el francés estuvo más preciso en el pase y jugando de cara.

Asensio conduce el balón frente al Liverpool. |Foto: @realmadrid
Asensio conduce el balón frente al Liverpool. |Foto: @realmadrid

Zidane logra meterse en unas semifinales de Champions por cuarta vez en cinco años desde que llegó al banquillo madridista. Las tres anteriores, los blancos se alzaron con el título. Esta vez espera en semifinales el Chelsea, un enfrentamiento a priori asequible para los blancos. En una hipotética final, el rival sería el City o el PSG. El Real Madrid ha resucitado, y afronta unos meses críticos en los que tiene la posibilidad de coronarse en el campeonato doméstico y en la Liga de Campeones.

VAVEL Logo