Análisis del Atlético 5-0 Eibar: Correa revive al líder
Fuente: www.atleticodemadrid.com

El Atlético logró una victoria holgada ante un Eibar débil y con escasa proyección ofensiva. Correa y Llorente anotaron sendos dobletes, cubriendo con creces las bajas de Suárez y Joao Félix en ataque. Carrasco marcó el tanto restante. El doblete de Correa previo al descanso supuso el abrelatas para un cambio de actitud en los rojiblancos y la goleada definitiva, reflejo de un equipo con mayor vivacidad y confianza en la segunda parte.

Alineaciones: onces habituales con variaciones circunstanciales

Simeone presentó el mejor de los onces posibles. Ante las mencionadas ausencias ofensivas y la de Thomas Lemar de última hora, alineó a Ángel Correa y Marcos Llorente en la delantera, dejando a Moussa Dembélé -que volvía a la convocatoria tras el desmayo sufrido en un entrenamiento- y el canterano Sergio Camello en el banquillo. Por otro lado, el Eibar acusaba las bajas de Bryan Gil -vital en la faceta ofensiva-, Edu Exposito, Rober Correa, Pedro Bigas y Yoshinori Muto por lesión y Pape Diop, sancionado. Mendilibar sorprendió con la titularidad de los canteranos Dufur, debutante, y Atienza.

Análisis táctico del partido: los goles de Correa relanzaron al Atlético

El Atlético arrancó presionando arriba en los primeros compases y fue menguando el ritmo de ataque. Pecaron los de Simeone de continuar en la misma dinámica que en anteriores encuentros. Superiores durante el primer tiempo, se hicieron manifiestas la falta de contundencia y las dificultades para generar peligro real hasta que Correa inauguró el marcador en el 42'. De hecho, cuando el balón anduvo cerca de entrar acabó en manos de Dmitrovic. Faltó contundencia y determinación para romper líneas. Y, sin embargo, el gol supuso un golpe sobre la mesa. Nació en un saque de esquina de Trippier, seguido de un cabeceo de Herrera y el remate final del argentino frente a la meta. Dos minutos más tarde, Correa tiró de calidad para caracolear en el área y firmar el segundo antes del descanso.

En cuanto al Eibar, trató de alcanzar la portería de Oblak en esporádicas ocasiones. Dos contraataques proliferaron hasta alcanzar el área colchonera -lo intentaron Kevin y Aleix García-, pero el conjunto de Mendilibar no logró definir. Llegó al entretiempo sin haber rematado a puerta. Se hizo patente la realidad del equipo vasco: cuando el Atlético cedió en su dominio del juego no fueron capaces de poner a su rival en apuros. 

La segunda mitad siguió la estela que dibujaron los últimos minutos del primer acto. El Atlético, cargado de confianza y una mayor vivacidad tras los dos goles, aumentó su verticalidad y ambición. Tardó cuatro minutos en encontrar el tercero (49') -una cabalgada de Carrasco en la que deja atrás a Dmitrovic y un defensa- y la dinámica de superioridad colchonera se prolongó hasta bien entrada la segunda mitad. Entretanto llegaron el cuarto (53') -asiste correa del interior izquierdo al centro del área a Llorente que la coloca al palo derecho de Dmitrovic- y el quinto (68') -Carrasco llega a línea de fondo y busca a Llorente dentro de la zaga para mandarla a la esquina izquierda de la portería-. La tesitura del encuentro daba pie a una situación oportuna para que Simeone otorgase minutos a Sergio Camello, pero el argentino acabó apostando por otros jugadores de la primera plantilla.

Con los cambios y el paso de los minutos el Atleti redujo progresivamente su asedio y calmó el ritmo. La intensidad del juego fue en detrimento y el Eibar acabó manteniendo la posesión del balón en campo rival durante la recta final del partido. Los de Mendilibar no lograron incomodar a Oblak. Así las cosas, la imagen global del segundo acto fue la de un Atlético con gran soltura y comodidad frente a un Eibar débil e incapaz de generar profundidad ofensiva. 

Estadísticas destacadas

La estadística final respalda el marcador y refleja la realidad del duelo. 10 remates del Atlético (7 a puerta) y 0 del Eibar. 61% a 39% en posesión. El Atlético la tuvo cuando quiso -especialmente en el segundo acto- y el Eibar cuando pudo. También gana el Atleti en corners (8-3).  Los madrileños entraron dos veces en fuera de juego y los vascos ninguna. En cuanto a pases totales, 584 para los locales por 325 de los visitantes. Ninguna parada de Oblak y dos de Dmitrovic.

Mejores jugadores del partido

En cuanto a nombres propios, Ángel Correa fue el jugador más determinante del encuentro. Su doblete supuso un antes y un después, tanto en el plano individual como en el colectivo. Héctor Herrera también dejó su firma, la presencia del mexicano en la medular sirvió de apoyo a Koke y aportó gran consistencia al Atlético en la faceta donde más ha cojeado esta campaña. Participó en las respectivas jugadas de los dos primeros tantos. Llorente dejó patente, una vez más, su alto grado de efectividadLodi demostró su gran capacidad de desequilibrio, muy necesaria en el conjunto rojiblanco. Si en la primera mitad encontró dificultades para llegar a línea de fondo, tras la reanudación se convirtió en una pieza clave y un auténtico rompecabezas para la zaga eibarresa por el flanco izquierdo. También cumplió con creces Trippier en la banda opuesta.

El Atlético sigue líder y el Eibar se complica la permanencia

Tras encadenar una notable irregularidad en las últimas citas, el resultado cosechado por el conjunto del Cholo frente al Eibar supone un auténtico respiro anímico y un gran alivio para la moral del líder de cara a las siete jornadas restantes. El despliegue ofensivo de todo el equipo tras los goles de Correa vislumbra esperanza ante la persecución sin cuartel de Real Madrid -a tres puntos-, Barcelona -a cinco con un partido menos- y Sevilla -a seis- en la lucha por el título. En cuanto al Eibar, que es colista tras catorce jornadas sin ganar y a cuatro puntos de la zona de salvación, necesita tomar rumbo de cualquier forma en las próximas jornadas para aferrarse a las -cada vez más escasas- opciones que atesora para permanecer en la categoría reina. En vista al panorama, los encuentros restantes ostentan la condición de finales para ambos equipos.

VAVEL Logo