El Huesca deja pasar un tren directo hacia la salvación
Tomás Pina pugna un balón con Sandro Ramírez. Foto: LaLiga. 

Pacheta y sus jugadores han pecado de conservadores y han dejado escapar 3 puntos que, a día de hoy, eran de vital importancia para sus aspiraciones. El Huesca ha recibido un baño de agua fría y tendrán que afrontar lo que queda de temporada con ello. El hecho de salir de la zona roja momentáneamente, sumado a una posible no renovación del entrenador, ha pasado factura psicológicamente al equipo y así se ha visto reflejado sobre el césped.   

Resumen del Encuentro

El partido comenzó frío para ambos conjuntos. Los primeros 20 minutos fueron de tanteo, las jugadas de uno y otro equipo sucedían, pero ninguna de ellas llegó a fructificar. La primera señal de peligro llegó con un disparo de Vavro, el cual fue dirección a portería botando, pero Pacheco se interpuso en su camino y lo despejó a córner.

Otro de los jugadores más destacados fue David Ferreiro, quien tras varios desbordes terminó filtrando un pase de tiralíneas para Sandro, quien se adentró en el área y tiró. El esférico impacto en la mano de Tachi, pero el colegiado no lo considero suficiente como para pitar la pena máxima. Minutos después, y sin nada más que reseñar, el colegiado terminó pitando el descanso. 

La segunda mitad comenzó con el Alavés avisando de sus intenciones. Tras el lanzamiento de un córner, Joselu realizó un buen cabezazo dirigiendo el balón a la cruceta de la portería oscense, pero el árbitro lo invalidó por fuera de juego, erróneamente. En torno al minuto 73' llegaría el primer gran susto del encuentro. Tras un buen disparo de Peleteiro y el rechace de Andrés Fernández, Lucas Pérez empujó el esférico a portería, pero fue anulado por fuera de juego.

El clímax del partido llegó cuando tras un centro lateral, el esférico fue despejado por Pedro López al área pequeña. Para la mala suerte del Huesca, Battaglia fue como un toro a por él, encañonando su pierna derecha y rompiendo el balón hacia la escuadra oscense. De esta manera, el Alavés se adelantaba. El Huesca casi logra contrarrestarlo con un cabezazo de Dani Escriche, pero el larguero se puso en su objetivo. Ante la incapacidad de responder, el partido terminó y los tres puntos se quedaron en Mendizorroza. 

Las claves del partido

  • Un Huesca demasiado conservador

El conjunto de Pacheta salió al césped con la consigna de reducir al mínimo los riesgos posibles. De esta manera, los oscenses no quisieron precipitarse y fue el Alavés quien llevó la iniciativa del encuentro. Ni los jugadores oscenses ni el propio Pacheta asumieron responsabilidades, mientras que Javi Calleja y lo suyos sí lo hicieron, el resultado lo demuestra. 

  • Rafa Mir ausente

El jugador de referencia del equipo oscense fue invisible durante todo el encuentro. La carga ofensiva recaló sobre Sandro Ramírez, pero no pudo él solo. Posteriormente, con la salida de Dani Escriche, tampoco mejoró ni supo entenderse con él. Mala actuación del delantero murciano. 

Las notas de los jugadores

Andrés Fernández (6): Prudente. Listo en movimientos y atento a cuando tenía que salir de su área. Nada pudo hacer a la hora de sacar el zapatazo de Battaglia. 

Javi Galán (4): Raro. Su banda canalizó la mayoría de oportunidades vascas. Parece que ha bajado una marcha respecto al ecuador de la temporada. 

Pablo Insua (5): Correcto. Sigue cumpliendo sus minutos con muy buena nota. Nada que reprocharle. 

Denis Vavro (6): Combativo. Probó suerte al inicio con un disparo que fue bien encaminado durante la primera mitad y probó de nuevo en la segunda. Correcto defensivamente.

Jorge Pulido (5,5): Bien. Sólido en defensa junto al resto de la zaga. Por arriba y por abajo, lo hizo bien en líneas generales. 

Pedro López (4): Verdugo. El lateral corrió por su banda durante toda la mitad para intentar crear superioridad. Cometió un error muy grotesco que desembocó en el gol del Alavés.

Pedro Mosquera (6): Mapa. Ejerció como estabilizador del equipo. Cuando se necesitaba tranquilidad, el gallego la daba. Buen partido para su historial.

David Ferreiro (7): Crack. El mejor del Huesca. Fue el único que buscó dinamizar el ritmo del encuentro. Pidió balón y dio coberturas en todo momento. Desprendió detalles de su gran calidad.

Jaime Seoane (5,5): Flojo. Dirigió al equipo en salida de balón, pero se vio superado en varias facetas del encuentro por sus rivales, al ser superiores físicamente.

Rafa Mir (2): Invisible. Ausente durante toda la primera parte. No se entendió con sus  compañeros ni tampoco fue su mejor día. Irreconocible.

Sandro Ramírez (6,25): Trabajor. Intentó aprovechar las contras, pero no logró sacar provecho de ellas. Realizó un disparo que impactó en la mano de un defensor del Alavés y pudo ser penalti, pero el VAR lo negó. Buena actuación en la cobertura defensiva.

Sergio Gómez (3): Desapercibido. Lanzó un par de faltas y no tuvo más influencia.  

Idrissa Doumbia (5): Novedad. Salió e intentó ofrecer algo distinto a lo que ya había en el campo. 

Dani Escriche (5): Despistado. No se llegó a entender con Rafa Mir arriba. Realizó un cabezazo que casi desemboca en el empate. 

Mikel Rico(-): Tuvo poco tiempo. 

Ficha técnica

  • Alavés: Pacheco; Navarro, Laguardia, Tacho, Duarte (Martín 45’); Battaglia, Pina, Pere  Pons (Pellistri 67’), Lucas (Guidetti 84’), Joselu (Deyverson 84’), Jota (Rioja 89’).
     
  • SD Huesca: Fernández; Vavro (García 85’), Pulido, Insua; Galán, Seoane (Rico 75’), Mosquera (Doumbia 75’), Ferreiro (Escriche 75’),  López; Ramírez (Gómez 67’), Mir.

Goles: 1-0, Battaglia (85').

Árbitro: Alejandro José Hernández Hernández.

Amarillas: Vavro (30’), Battaglia (59’), Escriche (83’).

 

VAVEL Logo