Análisis post: ¿Adiós a la Liga?
Mariano fue incapaz de encontrar el gol // Foto: Real Madrid

El enésimo ejercicio de supervivencia para Zidane y su Real Madrid ha terminado con un amargo empate. Los blancos llegaron al Coliseum Alfonso Pérez en una situación límite; pues si bien es cierto, la plaga de bajas se ha cebado con el Madrid durante toda la temporada, las circunstancias en cuanto a los efectivos disponibles para encarar el duelo ante el Getafe eran sumamente precarias.

En cualquier otra circunstancia se podría decir que Zidane sorprendió con la alineación, pero bajo las circunstancias que aquejaban a los blancos, imposible decirlo. No solo es que el equipo se presentara sin piezas absolutamente claves en los últimos partidos, como Casemiro y Nacho sancionados, sin el lesionado Mendy o sin Valverde -convocado que ha caído de la lista in extremis- y Varane por la Covid.

Para hacer más raro el once Modric jugó como un  “5” clavado, dejando a Isco y Rodrygo para las labores de creación. Kroos y Benzema, tocados tras Anfield, arrancaron en el banquillo. La punta fue para Mariano, que no era titular desde hacía tres meses y que no supo más que gravitar por el frente de ataque dejando en claro que Benzema es indispensable para el hacer ofensivo del Real Madrid.

Militão sobresaliente en defensa

Una defensa tan inédita como esperada con Militão y el castillista Chust de centrales y Odriozola y Marcelo en los laterales. Militão jugó su sexto partido como titular y ya se ha constituido en comandante en jefe del accionar defensivo ante las ausencias de los pesos pesados, el de Sao Paulo ha dado un paso al frente y se ha convertido en un futbolista tremendamente mejorado cuando el Madrid parecía ya tener pocas esperanzas en él.

Ante este Madrid plagado de circunstancias el Getafe fue un equipo muy físico, apretando sobremanera el centro del campo, donde con cuatro jugadores tenía casi siempre superioridad sobre los tres del Madrid. Sin embargo, también se pudo ver al Getafe de lo que va de la campaña con claras carencias en zona de definición.

Un Getafe más cerca del gol

El primer gol del cuadro local pudo llegar muy pronto, en un remate muy poco ortodoxo de Nyom que Courtois atino a sacar con una mano. La ocasión más clara fue una peinada de Mata que anticipando a Chust mandó el balón al palo. Pero el Madrid también se salvó en remates francos de Arambarri y de Aleñá sin marca encima que se fueron por encima de la portería blanca.

El Madrid mejoró pasado el primer cuarto de hora pero solo supo generar dos ocasiones claras, una contra de Mariano que acabó en gol anulado por mediación del VAR por un fuera de juego bastante polémico por la toma elegida en la sala del video arbitraje y un cabezazo del propio Mariano que Timor terminó por despejar prácticamente sobre la raya.

Courtois sostuvo el empate

La segunda parte empezó más o menos igual, con ninguno de los dos equipos capaz de dominar de forma clara. El Getafe encontraba peligro por las bandas, cuando era capaz de despojar de balones a unos muy desacertados Marcelo y Odriozola. Una pérdida de Marcelo provocó una contra clara de los azulones que cerraron la jugada con un tremendo disparo de Arambarri a la escuadra que no fue gol por una colosal intervención de Courtois, una vez más el belga sostuvo a los blancos. 

Al minuto 63 Zidane sacudió el árbol, disgustado por que la dinámica de su equipo no invitaba a pensar en la victoria; entró Benzema al campo por Mariano y Blanco, un medio centro, por Rodrygo, lo que liberaba a Modric a posiciones más adelantadas, pero ni así fue capaz el Madrid de encontrar soluciones de medio campo hacia el frente que pudieran invitar a imaginarse la cosecha de tres puntos en el Coliseum.

El dato rescatable

El Real Madrid no ha perdido en sus últimos 11 partidos como visitante en La Liga (6 victorias y 5 empates), su mejor racha sin derrota a domicilio en la competición desde octubre de 2017 (13 victorias), en la primera etapa de Zidane al mando del banquillo.

VAVEL Logo