El Sanse vence y ya mira a Segunda
El Sanse celebra el segundo gol, obra de Xeber. || Foto: Real Sociedad

Aunque no fue un partido de lo más atractivo, la intensidad de ambos equipos fue la nota dominante en esta lucha de poder a poder que se llevaron los blanquiazules.

  • Problemas en la primera mitad

El partido comenzó con un Sanse atrevido que iba acercándose a portería rival por medio de un siempre atrevido Lobete. El Tudelano no quiso ser menos, y un pase en largo de un defensa a Ángel Sánchez lo dejó solo ante el guardameta realista, mandando la pelota ligeramente desviada. El progresivo crecimiento de los visitantes se transformó en pena máxima, tras dormirse Ezkurdia en un control dentro del área que acabaría robando y provocando penalti Ángel. Suárez engañó a Ruiz-Zeberio y la mandó a la red. 0-1 en contra del líder. Nadie dijo que sería sencillo.

No conformes con su ventaja, un envío lateral acabaría en las botas de Samanes, cuyo remate saldría fuera de la portería realista por muy poco, susto que justo antes del descanso, habría supuesto un varapalo para los locales.

  • Lavado de cara en el descanso

Los de Xabi Alonso salieron convencidos del túnel de vestuarios, dispuestos a dejarse la piel por esa plaza en los playoffs. La Real fue una constante molestia para la portería contraria, haciendo mucho daño con centros laterales y a balón parado, metiendo en el campo a Karrikaburu, Xeber o Sola con el fin del encontrar el gol del empate lo antes posible. Lo que no entró hasta los últimos 15 minutos fue compensado con la agónica remontada realista. Una jugada individual de Garrido terminó con un zurdazo raso contra el poste, cuyo rebote cazaría Sola para rematar con su pierna menos hábil y poner el empate en Zubieta.

Los cambios dieron una nueva cara a los txuriurdin. A los tres minutos del tanto de Sola, Xeber controló un balón en el área rodeado de cinco defensas tudelanos y sacó un disparo que, con un poco de suerte y tras tocar el guardameta, entró llorando a la portería rival. Subidón local.

La Real todavía tendría tiempo de firmar la sentencia en el minuto 88, tras aprovechar el joven y avispado Karrikaburu un fallo en la entrega de Luso a su portero, para con dos toques zafarse de él y rematar a placer. Otro gol para el navarro de 18 años demostrando a Xabi Alonso su valía cada vez que entra en el verde.

Finalmente, el partido acabaría con un error en la zaga, pero esta vez realista. Cantero se tropezó en la carrera por el balón, lo que dejó sólo a Ivan Martínez para recortar distancias, pero con el tiempo por cumplirse.

  • Éxito rotundo, pero queda lo más difícil

Ocho son las victorias que suma la Real de forma consecutiva tanto en Zubieta cómo en competición. La gran capacidad de no perder puntos de la Real Sociedad hace que el Bilbao tenga muy difícil cogerles en la tabla, pese a estar separados por un único punto. Ahora lo importante es afrontar y prepararse para los playoffs de final de temporada con el hambre que caracteriza a estos potrillos.

El Tudelano, por su parte, sigue líder en el subgrupo b y sueña con disputar también esos playoffs de ascenso tan demandados y soñados por los equipos de la categoría de bronce.

 

VAVEL Logo