La Real Sociedad lanza un duro comunicado contra la Superliga
Los 12 clubes fundadores que integran la nueva Superliga. Foto: AFP via Getty Images.

Siguen las reacciones en contra de la nueva Superliga anunciada por 12 de los clubes más poderosos del continente. La Real Sociedad, en este caso, se ha sumado a muchos otros equipos de la Liga y ha emitido su propio comunicando mostrando su preocupación y dejando claro su rechazo hacia este nuevo proyecto, que según el club donostiarra será gravemente perjudicial para el fútbol europeo.

La entidad presidida por Jokin Aperribay respalda a la UEFA, la RFEF y la Liga en este asunto y suscribe sus comunicados y reacciones ante el anuncio de la Superliga. El club incide en un aspecto relevante en su comunicado, como es el principio meritocrático que rige el deporte europeo, tal y como avala la Comisión Europea: "La Real Sociedad comparte y defiende el modelo actual por el que cualquier club, atendiendo a sus logros deportivos, pueda disputar una competición internacional por méritos propios", reza el comunicado. 

Asimismo, el club donostiarra confía en que se pueda encontrar una solución consensuada entre todas las partes a esta situación derivada del órdago lanzado por los 12 avariciosos clubs fundadores. Todo ello, sentencia el comunicado, "por el bien del futbol y de todos los aficionados".

Está claro que la Superliga tendría un impacto muy negativo para un equipo de la zona media-alta de la tabla como es la Real. Ya no podría, jamás, ganarse en el campo la posibilidad de disputar encuentros europeos ante los mejores equipos del continente. La Liga, en la que participaría, quedaría muy devaluada ante la salida de los tres equipos más ricos del país. En el caso de que se quedaran, lo cual supondría que la UEFA no cumpliría sus amenazas, estos tres clubes participarían con equipos B y seguirían arrasando al ver su capacidad económica multiplicada exponencialmente mientras la del resto de equipos mengua ante la pérdida de competitividad (y por consiguiente la pérdida de ingresos por televisión y sponsors). El impacto en el fútbol base sería tremendo, lo cual es algo preocupante para un club que vive de su fútbol base como es la Real. ¿Y los aficionados? ¿Alguien ha pensado en los aficionados? ¿En la ilusión de un niño o niña por ver a su equipo contra los mejores si se lo ganan en el campo?

Lógicamente, esta situación ha suscitado una reacción casi unánime de la afición txuriurdin, que ha mostrado en redes sociales su absoluto desprecio y rechazo ante este nuevo proyecto, alineándose con la postura oficial del Club y de tantos otros clubes y aficionados al deporte alrededor de Europa.

VAVEL Logo