Ánalisis post: el Sevilla bailó al ritmo del Papu
Celebración de los futbolistas del Sevilla durante el Sevilla - Granada. | Imagen: @SevillaFC

Tres puntos más, y van setenta en el presente campeonato de liga. Los hombres de Julen Lopetegui vencieron con merecimiento ante un Granada que no le perdió la cara al partido en ningún momento. El cuadro hispalense consiguió minimizar las virtudes de los nazaríes y aprovechar sus debilidades.

Esquema hecho por y para el Papu Gómez

Julen Lopetegui volvió a optar por el mismo esquema que le dio las dos últimas victorias ante Real Sociedad y Levante. Se trata de un 4-3-3 en el que el centro del campo se organiza de manera escalonada. El más retrasado es Fernando, que tiene por delante a Joan Jordán o Rakitic con algo más de libertad.

Por delante de ambos se encuentra el Papu, que tiene libertad total y absoluta para acudir al espacio que considere más vulnerable en la defensa rival. De esta manera, el ex de Atalanta se convierte en un dolor de cabeza constante para los enemigos. De hecho, fue protagonista en los dos goles sevillistas.

En el primero, con un gran movimiento, le ganó la posición a Gonalons, que le derribó provocando el penalti que dio lugar al 1-0 de Rakitic. En el segundo, desbordó hasta llegar a la línea de fondo y entregó un balón perfecto para que Ocampos pusiera el segundo en el marcador. Desde que emplea este esquema, el Sevilla está sacando un gran rendimiento del bonaerense.

Plan fallido de Diego Martínez

A pesar de mantenerse en la pelea por los puntos hasta el final del encuentro, el Granada no dio sensación de peligro serio en ningún momento. Comenzó realizando una presión muy adelantada, pero a los pocos minutos el Sevilla logró superarla una vez tras otra, dejando en superioridad a sus atacantes en varias ocasiones.

El técnico vigués planteó un dibujo 5-4-1, con tres centrales y dos carrileros. La mayoría de ataques de sus jugadores no pasaron del centro del campo, prueba de ello es que entre Kenedy, Antonio Puertas y Luis Suárez sumaron únicamente veintidós pases precisos y cero disparos a portería.

El triángulo Diego Carlos - Koundé - Fernando estuvo genial por enésima vez. Además, ni Foulquier ni Carlos Neva tuvieron espacio para ser incisivos en ataque, frenados siempre por Marcos Acuña y Jesús Navas respectivamente.

Los datos del partido

Repasando las estadísticas del duelo nos encontramos con algunas muy interesantes, que nos ayudan a entender el qué, y a plantear hipótesis del porqué. La primera es la de posesión: si bien en el primer tiempo fue muy favorable al Sevilla (77% - 23%), en el segundo los de Lopetegui cedieron el cuero a los granadinos (49% - 51%).

En cuanto a los disparos, el Sevilla superó al Granada con diez (cuatro entre los tres palos) frente los cuatro del conjunto visitante (dos entre los tres palos). Como era de esperar, los locales llevaron a cabo más pases, y con un mayor porcentaje de precisión.

La estadística curiosa del partido fue la de los regates del Sevilla: completó con éxito nueve de los diez que intentó, siete de ellos en la primera mitad. Otro dato que salta a la vista, en este caso de manera negativa, es de los centros del Granada. Envió veintiún balones al área, pero solo dos de ellos encontraron a un compañero.

VAVEL Logo