El Sevilla se ahoga en la orilla
En-Nesyri lamentándose en una acción | Foto: Sevilla FC

Los nervionenses se enfrentaban a los vizcaínos en la jornada 34, los de Lopetegui cayeron derrotados en el minuto 89.  Los locales lo intentaron hasta el final, pero Iñaki Williams se encargó de que no pudieran sumar ni siquiera un punto.

Comienzo de la primera mitad

El colegiado decretaba el comienzo del partido, y el Sevilla sería el encargado de empezar a dominar el encuentro. La primera ocasión para los rojiblancos tuvo lugar en el minuto cuatro: una jugada individual del argentino, ‘Papu’ Gómez, que se metió hasta prácticamente la cocina, cediendo finalmente la pelota atrás sin encontrar rematador.

Tras esta primera ocasión, los de Marcelino intentaban revertir la ocasión, pero un testarazo de Ocampos en el minuto siete volvía a ‘chafar’ a los leones.

Oportunidad para el Athletic, y mala fortuna

La primera ocasión para los del País Vasco, ocurrió en el minuto 12, un disparo que se marchó bien cerca de la portería defendida en la noche de este lunes por el marroquí Yassine Bounou ‘Bono’.

Tan solo dos minutos después, caía lesionado el jugador del conjunto bilbaíno Raúl García, que tuvo que abandonar el terreno de juego antes de lo previsto entrando en su lugar Sancet. 

Poco más ocurrió en una primera parte bastante igualada en el luminoso, pero comandada principalmente por los de Nervión. Una ocasión más para cada equipo, y así acabarían los primeros cuarenta y cinco minutos. 

La primera de las dos cayó de lado de los pupilos de Marcelino: falta peligrosísima en la frontal que el joven Morcillo, mandaría directamente a la barrera, consiguiendo un saque de banda. La segunda, tuvo lugar en el minuto 38 y tuvo como protagonistas a En-Nesyri, y sobre todo, al guardameta rival, Unai Simón.

El marroquí disparó de volea un cuero centrado por Acuña, el portero nacional pudo atajar el cuero en dos tiempos cuando casi se colaba en las redes.

Segunda mitad igualada, pero con gol del Athletic

Comenzaba la segunda parte, y el Sevilla comenzaba bastante metido en el encuentro. Tanto es así, que el ‘Papu’ intentó un golazo desde prácticamente la frontal, pero el cuero se marchó directamente a la grada.

Al igual que en la primera mitad, poco le bastó a los de Marcelino para tener ellos una ocasión también. Esta vez, de la mano de Villalibre, un tiro que se marchó raso por el lateral de la portería rojiblanca.

Polémica en el verde

En el minuto 54, podría haber cambiado el rumbo del encuentro. Un centro de Navas que topaba directamente con la mano de Balenziaga, pero el colegiado Gil Manzano, no decretó absolutamente nada, incluso no fue ni a verla al monitor. Protestaron los jugadores rojiblancos, ya que podría haber sido penalti, pero de poco sirvió.

Últimos minutos de infarto

El partido se decidió en los últimos minutos, primero, el pequeño de los hermanos Williams tuvo la oportunidad de abrir el luminoso con una preciosa vaselina a Bono, que fue anulada por posición antirreglamentaria del joven vasco.

Pocos minutos después, su hermano, Iñaki Williams, sería el encargado de darle los tres puntos al Athletic Club, y marcharse de vuelta con los tres puntos del feudo nervionense.

Un partido bastante igualado en el que el Sevilla pudo abrir la lata en la primera mitad, pero poco a poco se fue desinflando, los de Marcelino supieron esperar, y así fue, gol en el 89, y tres puntos que viajan para Bilbao.

El Sevilla se queda a seis puntos del líder, y pierde un poco la ‘ilusión’ de ganar LaLiga. El Athletic se coloca en la novena plaza a seis puntos de la séptima que daría la posibilidad de jugar la Conference League el próximo año.

VAVEL Logo