Paso de gigante (2-1)
Foto: LaLiga

Betis y Granada se enfrentaban en el Benito Villamarín en el que sería el partido correspondiente a la jornada 35 de LaLiga Santander.

El Betis llegaría al partido con el objetivo de conseguir los tres puntos. Unos tres puntos que no solo harían que el equipo volviera a la senda de la victoria, si no que pondría al Betis con pie y medio en Europa. De vencer al Granada volvería a la sexta posición, manteniéndose a tan solo dos puntos del quinto puesto y dejando a Celta, Athletic y Granada a 7,8 y 9, respectivamente, cuando tan solo faltarían 9 por disputarse.

Enfrente, el Betis tendría un Granada que buscaría los tres puntos para seguir agarrándose a sus posibilidades de jugar Europa en la próxima temporada. De conseguir la victoria, el Granada se pondría a tan solo 3 puntos del Betis que marcaría la última posición con acceso a competición europea.

El partido comenzó como nos podíamos imaginar tras conocer las alineaciones. El Betis, con William en el once como novedad, trataría de hacerse dueño de la posesión y ser quien llevara el ritmo del partido. Aunque sin ocasión clara de gol, los verdiblancos iban consiguiendo espacios tanto por la banda de Aitor como por la de Joaquín y Emerson.

Pese a esto, el Granada también crearía peligro, especialmente a través de contrataques. De hecho, el árbitro anularía un tanto al conjunto nazarí después de que Machís mandara el balón al fondo de la red tras el rechace a un tiro de Luis Suárez.

El Betis también supo dar un paso atrás posicional para poder originar más espacios con rápidas transiciones. Y así fue como llegó el gol de los verdiblancos. Tras un balón en profundidad a Aitor Ruibal, este la puso para que Borja Iglesias, tras aguantar de espaldas, se sacara de la manga un muy buen tiro para adelantar a los béticos.

Como ocurriría en Valladolid, el gol de los verdiblancos hizo que estos se vinieran arriba y contaran con más ocasiones claras de gol, como fueron las protagonizadas por Aitor Ruibal y Sergio Canales, entre otros.

La segunda mitad comenzó con una escena muy diferente a lo que estaba siendo la segunda. Y es que, como era lógico, el Granada no iba a dar nada por perdido el partido. Darían así un paso al frente ejerciendo una fuerte presión al Betis, que haría que le costara más sacar el balón con fluidez a los verdiblancos.

Tal fue así, que corría el minuto 66 cundo un error clamoroso de Marc Bartra en su cesión a Claudio Bravo, dejaría solo a Darwin Machís, que regatearía al portero chileno y empataría el marcador.

El Betis tendría que volver a remar si quería llevarse la victoria. Para ello, Pellegrini metió a Tello, Lainez y Rodri por Joaquín, Aitor y Carvalho. Seguramente, ahí está el partido. Estos tres jugadores revolucionarían por completo el partido, dejándonos ver al mejor Betis posiblemente del último mes.

El Betis encontraría en los pies de Borja Iglesias una ocasión clara para hacer el 2 a 1 y que sería un prolegómeno de lo que veríamos minutos después. Y es que, esa ocasión de la que hablamos acabó en córner, un córner que acabaría provocando una ocasión clara para el Betis a través de un libre indirecto que el árbitro señaló tras una cesión de Gonalons a su portero. Canales puso el balón en juego pasándosela a Borja Iglesias que remataría hasta en dos ocasiones y que haría el 2 a 1 en el minuto 87 de partido haciendo estallar de alegría a los verdiblancos que sabían de la importancia de la victoria.

Los verdiblancos dan así un paso de gigante en su lucha por Europa y visitarán el jueves al Eibar en Ipurúa en búsqueda de una victoria que le de la clasificación matemática y le haga incluso escalar posiciones, para alcanzar la quinta plaza,según se dé el resultado en el partido de la Real Sociedad frente al Atlético.

VAVEL Logo