Análisis Post: ¡Pinchazo Merengue! ¿Adiós Liga?
Bono derribaba a Benzema, el penalti se terminó cobrando en el área merengue. // Foto: Real Madrid

Tras la estrepitosa caída en Stamford Bridge, el Madrid tenía servida en bandeja el ponerse primero en La Liga, lo único que debía hacer era vencer al Sevilla de Lopetegui y así hacerse del liderato de la competición; pero los blancos no han podido conseguirlo, cerrando una semana que puede ser fatídica para sus aspiraciones de conquistar algún titulo en la presente campaña. El conjunto de Zidane no pudo pasar del empate en un partido por demás tenso, y no exento de polémica con una jugada que dará mucho que hablar.

Si la venganza es un plato que se sirve en frío, Julen Lopetegui ha conseguido servir un muy amargo cáliz a Florentino Pérez, pues el empate en el Di Stéfano deja al Madrid dos puntos por debajo del Atlético y empatado a puntos con el Barcelona, al que supera en el goal average.

Un once lógico

Esta vez a Zidane no le dio por inventar y mandó de inicio un once bastante lógico tomando en cuenta los efectivos de los que dispone. Quizá la sorpresa fue la ración de banquillo que el entrenador francés hizo comer a Eden Hazard como si hubiera hecho caso al clamor de ese gran sector del madridismo apuntaba con el pulgar hacia abajo en el Coliseo Blanco al ver al Gladiador que los ha defraudado con su falta de compromiso. El Madrid dispuso de dos delanteros en las figuras de Benzema y Vinícius, y un cuarto centrocampista, Valverde.

Un Sevilla sin punta

Lopetegui buscó contrarrestar el planteamiento de Zidane aglutinando también su centro del campo y prescindiendo de sus nueves, ni En Nesyri ni De Jong vieron actividad en el arranque de las hostilidades.

La jugada inicial le salió bien a Lopetegui porque su equipo arrancó el partido superando al Madrid en todas las zonas del campo y obligándole a jugar cerca de Courtois. El Madrid empezó a pasarlo mal muy pronto; no podía hacerse de la posesión de pelta, pero sobrevivía porque el Sevilla no es precisamente un equipo prolijo de cara al gol y la falta de un 9 se hacía sintomática en zona de definición.

Ventaja hispalense

Tras una contra en la que Benzema adelantaría al Madrid pero se invalidó por fuera de juego de Odriozola -quien le había servido- respiró el Sevilla y siguió a lo suyo, buscó y buscó sin cansarse hasta encontrar su premio en el 22’. Falta de Casemiro cometió sobre Jordán en zona peligrosa, el centrocampista merengue vio la amarilla y no volvió a encontrarse del todo centrado en el partido; Botó la falta en corto Suso con Navas que colgó el balón y Rakitic lo dejó en corto con Fernando, que se deshizo de Casemiro y marcó colocando su disparo.

El Madrid plantó cara al gol en contra dando un paso al frente; paseó mucho la pelota por las inmediaciones del área, pero fue incapaz de generarse opciones claras de gol porque nadie filtró un pase en condiciones y carecía de desborde por las bandas, con Vinícius que acusa horas bajas desde su encuentro ante el Liverpool.

Apretó el Madrid y encerró al Sevilla

La segunda parte empezó con el mismo guion que el de los quince minutos finales de la primera; el Madrid buscaba la suya. El empuje merengue provoco que el Sevilla reculase y los blancos empezaron a rondar el gol de verdad, con el atenuante de que el conjunto hispalense tenía muchísimo espacio para buscar la contra, ante un Madrid tan volcado y desorganizado que muchas veces Benzema aparecía de extremo y Marcelo como delantero centro. Al 64’ Vinícius empujó el balón al poste en una suerte de remate descompuesto. Un instante después se fue Marcelo por Miguel y entró también Asensio por Modric; el balear marcó ajustando nada más salir a pase de Kroos.

Polémica que puede definir una liga

El partido entró en una fase de tensión absoluta tras el empate local. Dentro del área merengue, estando de espaldas a Militao le dio un balón en la mano, la jugada siguió en una contra de Benzema al que Bono hizo caer en el área; el penalti del meta marroquí era clamoroso pero el árbitro fue al monitor y decretó el penalti primero del central brasileño. Rakitic volvía a adelantar al Sevilla desde el punto fatídico.

Toni Kroos y un soplo de vida

El Madrid lo intentó hasta el final; entró Hazard y hubo seis minutos en el añadido, en el 94’ Kroos, ayudado por un desvío, marcó el empate. Aún hubo un último remate de Casemiro que se fue casi besando la base del poste. El Madrid sigue vivo, pero se aleja mucho del título. El Atlético de Madrid sigue al mando y acaricia el título. 

VAVEL Logo