Los leones ayudan a los necesitados
Vesga con el balón controlado en la salida de balón del Athletic Club
Web: Athletic Club

El Huesca sale del descenso tras imponerse a un pobre Athletic en El Alcoraz. Un grave error de Unai Simón a tiro lateral de Sandro permitió a los locales hacerse con tres importantes puntos en su lucha por mantener la categoría. Los leones volvieron a perder en Liga, algo que no les sucedía desde el 10 de marzo cuando visitaron al Atlético de Madrid.

Los de Pacheta fueron justos vencedores porque mandaron de principio a fin a ras de césped ante un flojo conjunto rojiblanco, si no fuera porque el gol es la asignatura pendiente del conjunto aragonés, habría acabado en goleada.

Tras el descanso pareció que los de Marcelino García Toral iban a dar un paso hacia delante, pero no fue así. El intento rojiblanco quedó en un simple amago y el Huesca, jugándose lo que se jugaba, acertó a abrir el marcador primero y defendió con toda su alma y corazón después.

Marcelino, al que cada vez se le acumulan más bajas, recurrió al bloque habitual tras las finales de Copa perdidas. Las novedades en esta ocasión vinieron dadas por la presencia de Ibai por Berenguer en el interior diestro y de Unai López por Vencedor en el doble pivote. El técnico rojiblanco dispuso en esta ocasión de seis jugadores tan solo en el banquillo.

En cambio Pacheta introdujo dos cambios de partida respecto al equipo titular que venía de perder en Cádiz. Pulido entró por Gastón Silva en defensa y Seoane por Mosquera en el centro del campo. Los de El Alcoraz fieles a su estilo con 3 centrales, 5 mediocampistas y 2 puntas.

Pese al 1-0 final, no ha sido un partido ni aburrido ni con falta de intensidad, sobre todo por parte local. Las primeras ocasiones del partido fueron para Ferreira y Vavro, este con un tiro desde más de 60 metros con Unai Simón adelantado que acabó con el balón en el larguero. El Huesca demostró que lo que se estaba jugando no es ninguna broma, porque el Athletic solo le llegó una vez en la primera media hora, fue mediante Íñigo Martínez tras la salida de una falta lateral.

Ya en la segunda mitad, y tras el intento de revertir la situación por parte de los visitantes, los atacantes azulgrana empezaron a bombardear al portero de los leones. Pero al final fue Sandro Ramírez, el ex del Barcelona quién chutó desde un lateral, un poco escorado, aunque Unai Simón realizó una pésima atajada y se la tragó. No es la primera vez ni va a ser la última pífia del internacional español.

Antes de la mayoría de cambios para oxigenar ambos conjuntos, Sancet tuvo una oportunidad clarísima, pero la envió a las nubes. Después de esta, el equipo de Pacheta, consciente de lo que estaban logrando se fueron tirando para atrás, intentando defender la victoria de incalculable valor.

Al final del partido el protagonista del encuentro, Sandro ha hecho unas declaraciones: "Iba a ser un partido complicado. Solo le han ganado unos pocos equipos. Teníamos que preparar bien el partido. Del partido ante el Cádiz salimos tocados, pero si algo tiene este equipo es que se sabe reponer a los golpes. Hemos tenido ocasiones para ir delante en el marcador en todo el partido y ha sido una acción de un tiro desde fuera del área. Tenemos que seguir que todavía nos queda". Lo más remarcable de lo que ha dicho De Marcos: "Lo que ellos se jugaban es mucho, es complicado, y algo sí que se ha notado"

Ahora mismo el Huesca sale del descenso y está por ver a quién mete, será un final de liga apasionante tanto por arriba como por abajo. El Athletic Club en cambio se queda con 46 puntos y se mantiene en media tabla.

VAVEL Logo