Importante victoria en Vallecas
Las chicas celebrando un gol / Foto: Real Sociedad

Los dos conjuntos se jugaban algo, uno el acercarse a la tercera plaza del Real Madrid y el otro alejarse del descenso, pero el del sábado no era ni mucho menos una final para ninguno de los dos. Y es que la Real Sociedad comenzaba la jornada a 10 puntos del tercer puesto, y a su vez el Rayo comenzaba con una renta de 5 puntos con el descenso, algo que le permite fallar más viendo que los equipos de abajo no están sumando.

  • Incomodidad para la Real

Aún así las locales plantearon el partido con un punto de tensión de más, como si a ellas les importara más el encuentro, con una presión muy adelantada que no permitía jugar cómodas a las jugadoras realistas. Esta incomodidad fue en parte provocada por las bajas en la alineación txuri-urdin, que formo con una defensa inédita en toda la temporada.  Se notó que a muchas de las jugadoras les faltaba rodaje. Especialmente llamativo fue el caso de Iraia Iparraguirre, que no paró de sufrir ante Iris y se le vio lenta en todo momento, dando una imagen difícilmente digna de Primera División.

A pesar de ello la Real tenía la posesión, y aunque a trancas y barrancas, intentaba llevar el balón a las posiciones de ataque para que jugadoras diferenciales como Nahikari, Bárbara o Amaiur, que volvió a demostrar su romance con el gol, crearan ocasiones.

  • Gol visitante

Pasaron los minutos y aunque se estaba viendo un partido competido y con ida y vuelta las ocasiones no acababan de aparecer. Eso hasta el minuto 30, en el que una gran jugada acabó con Itxaso en posición de extremo, algo poco habitual en ella, y poniendo un centro perfecto a la cabeza de una Amaiur sola. Tras encontrarse con el palo en primera estancia con su remate de cabeza, logró cazar el rechace y mandarlo a la red para poner el 0-1, en ese momento la joven donostiarra había sido la autora de los últimos cuatro goles del equipo. Tras eso las locales reaccionaron, y aunque se vieron sus limitaciones, tiraron de corazón y lograron inquietar a Mariasun en un par de ocasiones, especialmente a balón parado.

La segunda parte comenzó igual que acabó la primera, con un Rayo que molestaba a la Real, sin llegar al punto de amenazar con ocasiones pero robando algún balón en zona adelantada. Cabe destacar en los intentos de ataque de las locales la defensa de Maddi Torre, que a pesar de jugar de lateral todo el partido ha demostrado que es una buena defensora, cumpliendo en los balones peligrosos, adelantándose a la rival en muchas ocasiones e incluso animándose al final con pases en profundidad con el exterior. De hecho Natalia Arroyo, al meter en el campo a Lucía, lateral derecho titular, ha preferido cambiar de banda a Maddi y sustituir a Iraia en vez de sacar a la donostiarra en lo que habría sido un cambio natural.

  • Llegaron más goles

De repente salió de la nada una jugada muy similar a la del primer gol de la Real, en la misma portería, pero realizada por el equipo contrario, y es que un centro desde el lado izquierdo fue rematado por una también sola Isadora, que pusó el pie con decisión para batir a Mariasun y poner el 1-1 en el marcador. Era el minuto 70 y las locales con esto se lanzaron todavía con más ganas al ataque, eso si, sin dejar atrás sus carencias que no les dejaban llegar al área más que en algún balón largo. Entonces llegaron las sustituciones de Natalia, metió a Nerea por una Amaiur que en la segunda parte se había desvanecido y se notó, y metió a Cecilia en vez de Gemma Gili para acumular delanteras en busca de la victoria. Con estos cambios el campo se volvió a inclinar hacia la portera del Rayo, y se presentía que el gol visitante iba a llegar pronto. Así fue, cuando en el minuto 84 una cansada Bárbara habilitó a Leire con un gran pase en profundidad que a su vez buscó a Nahikari que mandó el balón a las redes con un poco de fortuna. Gol muy merecido para la capitana, que no para de trabajar pero no le salen las cosas últimamente.

El partido no tuvo nada más, ya que las locales se quedaron sin reacción y las visitantes buscaron que no pasara nada. Tres puntos que mantienen vivas aún las esperanzas de las realistas de colarse terceras.

VAVEL Logo