El Sanse asciende a Segunda División gracias a un Karrikaburu decisivo
Los jugadores de la Real Sociedad B celebran el ascenso. / Vía: Real Sociedad

La Real Sociedad B de Xabi Alonso venció 2-1 al Algeciras en la final del play-off de ascenso en un partido con los nervios por todo lo alto en el que Karrikaburu hizo el gol de la victoria en la prórroga. De esta manera los txuri-urdin ponen la guinda a una temporada redonda y vuelven a Segunda División sesenta años después.

Llegó la hora. Los chicos del Sanse habían luchado durante toda la temporada por un objetivo que estaban a punto de alcanzar. 120 minutos les separaban de lograr el tan ansiado ascenso que llevaban soñando desde principio de temporada y que para muchos podría ser el mayor hito de su corta pero exitosa carrera.

El Francisco de la Hera se vistió de gala

La afición lo sabía, y numerosos seguidores de la Real, familiares y amigos de los jugadores realizaron un viaje de 9 horas para poder asistir al partido que, más de sesenta años después, podía devolver al Sanse a la Segunda División del fútbol español.

El partido comenzó con el pitido inicial de Mateo Busquets Ferrer. Los dos equipos salieron con ambición desde el minuto uno, sin mostrar nerviosismo por la cita a la que estaban acudiendo. El primer aviso fue de Lobete, que no paró de intentarlo en ningún momento y fue el más destacado de la primera parte. El delantero txuri-urdin estuvo a punto de inaugurar el marcador con un disparo lejano que golpeó en la madera.

El Sanse se adueñó del balón

En los próximos minutos bajaron las pulsaciones y el Sanse se hizo dueño del balón. Los de Alonso creaban mucho peligro con centros laterales y jugadas a balón parado. En la primera mitad merodearon constantemente la portería rival y sacaron un total de ocho córners. Al Algeciras le costó superar el centro del campo de la Real, y su primer disparo llegó en el minuto 36 con un golpeo lejano de Raúl Hernández que a punto estuvo de sorprender a Ayesa. Con el luminoso sin estrenar se llegó al descanso de un partido lleno de emoción e intensidad por parte de ambos equipos.

Segunda parte accidentada

La segunda mitad empezó accidentada. Ezkurdia y Almenara chocaron las cabezas en una disputa de balón en la que el jugador realista fue el más perjudicado. Cinco minutos después, el mismo Ezkurdia introdujo el balón en su propia portería e hizo el primer gol para el Algeciras en una jugada desafortunada.

Con el marcador adverso el Sanse parecía ya derrotado. Los jugadores del Algeciras, mostrando su veteranía, empezaron a perder tiempo y especular con el marcador, lo que por un momento dio la impresión de estar minando la moral de los jugadores realistas. Sin embargo, en otra jugada de infortuna, esta vez fue Figueras, el central del Algeciras, el que se metió un gol en propia puerta y devolvió la ilusión a los txuri-urdin.

Con tablas en el marcador, Alex Sola fue el jugador más destacado de la segunda mitad. Desde que entró al terreno de juego, el donostiarra fue un peligro constante por banda derecha y no paró de buscar las cosquillas a la defensa rival.

Ayesa salvó al Sanse

En los últimos minutos del tiempo reglamentario, a los jugadores del Algeciras se les veía físicamente un peldaño por debajo que a los del Sanse, por lo que los txuri-urdin pudieron embotellar a su rival en la fase final de la segunda parte. Sin embargo, la historia pudo ser muy distinta. A tan solo 5 minutos del final, Álvaro Romero pudo marcar el gol de la victoria, pero Ayesa, salvador, salió victorioso en el mano a mano y mantuvo con vida a su equipo hasta el pitido final.

El Sanse era consciente de que le valía el empate para ganar el partido, y comenzó la prórroga sin prisa, controlando la posesión del balón y sin arriesgar en exceso. El Algeciras, aun siendo sobre el papel, el equipo veterano, empezó a mostrar síntomas de nerviosismo del que ve escapársele la oportunidad de su vida, y empezó a cometer errores.

Apareció, como no, Karrikaburu

En la última jugada de la primera parte de la prórroga, en el momento donde se reclama a los grandes jugadores, apareció Jon Karrikaburu e hizo el gol que finalmente daría la victoria a los suyos y que otorgaría al Sanse el objetivo por el que habían luchado toda la temporada.

En los minutos finales el Algeciras pudo empatar el partido en varias ocasiones, pero los jugadores realistas mostraron una madurez impropia para su edad y mantuvieron intacto el resultado hasta el final del partido.

Finalmente, el Sanse gana al Algeciras en la final del Play off de Ascenso y pone la guinda a una temporada espectacular y con la que consiguen el objetivo por el que habían luchado durante todo el año. Con esta victoria los txuri-urdin certifican su presencia la temporada que viene en Segunda División, en la que estaba el primer equipo hace tan solo 11 años. Este ascenso supone un paso cualitativo en las carreras de los jugadores realistas, que subirán al fútbol profesional.

VAVEL Logo