Adiós a una liga de récord 
El Sevilla celebrando el gol de Papu Gómez / @SevillaFC (Twitter)

El Sevilla recibía al Deportivo Alavés en el Sánchez-Pizjuán. El último partido de la liga Santander 2020/21, en la que el Atlético de Madrid se proclamó campeón. En la noche de este 23 de mayo, ninguno de los dos equipos tenía nada en juego. El Sevilla ya había fijado el cuarto puesto, pues el Barcelona ganó ante el Eibar. En cuanto al equipo de Javi Calleja, tampoco tenía nada en juego. El Alavés consiguió la jornada anterior la permanencia y por ello, venía a la ciudad andaluza sin nervios. 

Solamente viendo los onces titulares de los dos equipos se podía ver que ambos conjuntos no tenían nada en juego. Por parte del Sevilla, el bloque defensivo era similar a los primeros partidos de Copa del Rey: Vaclick; Vidal, Koundé, Rekik y escudero, y con ayuda de Gudelj por delante de la defensa. A pesar de ello, Lopetegui salió con el tridente de ataque titular. Calleja también realizó varias rotaciones respecto al anterior partido dejando a jugadores importantes en el banquillo como Joselu o Lucas Pérez. 

El partido comenzó tranquilo. Con leves acercamientos por ambos equipos. Centros laterales sin llegar a terminar entre los tres palos. El conjunto visitante intentó al poco de empezar entrar hasta la cocina, pero la jugada no llegó a ser finalizada y el Sevilla pudo recuperar la pelota y montar el ataque. Por parte de los de Lopetegui, tardaron en comenzar a meter presión. A partir del minuto nueve, a través de las bandas comenzaron a meter centros laterales para intentar sorprender a Antonio Silvera. Poco a poco, los hispalenses metían al Alavés en su campo, pero no conseguían ocasiones claras de gol. Tan solo un golpeo de Suso que evitó Rubén Duarte fue la ocasión sevillista. 

Por parte del conjunto blanquiazul, tuvieron alguna ocasión más clara. La mejor oportunidad del primer tiempo fue en el minuto 35. El Alavés casi logra el primero del partido en un córner. El centro pasado a segundo palo, Edgar Méndez lograba prolongar la pelota, y Tachi, Alberto Rodríguez, intentó rematar el balón, pero se le marchó fuera al zaguero ante la molestia de Jules Koundé. 

El partido se marchó al descanso con el empate a cero. Con un encuentro sin apenas ocasiones, y 45 minutos en los que los porteros apenas tuvieron trabajo. Vaclik tan solo tuvo que atrapar el balón en dos ocasiones los centros laterales del Alavés. 

A ningún equipo le gusta terminar la temporada con una derrota o un empate, por ello en la segunda parte sí que se notó a los dos conjuntos más activos en la búsqueda del gol. Ni diez minutos pasaron cuando Ocampos probó suerte desde la frontal del área. El argentino chutó, pero Lejeune taponó el disparo y se marchó la pelota a córner. 

La segunda parte más entretenida

En este segundo tiempo, los de Lopetegui lograron apretar a los de Calleja, y poder llegar a tener ocasiones de gol. Primero esas oportunidades llegaban con disparos lejanos. Óscar Rodríguez primero probó fortuna con un disparo desde la banda izquierda, pero el disparo no le salió como al español quería y se marchó al medio, permitiendo a Sivera detener fácilmente. Poco después, Suso desde la misma también lo intentaba. En esta ocasión, el disparo del gaditano se marchaba fuera. 

A medida que los minutos pasaban, el partido comenzó a tener otro color, y ser entretenido. El Sevilla quería marcharse con la victoria y batir el record de la máxima puntuación en liga. Por ello, los hispalenses comenzaron a acumular jugadores en el campo rival, y a su vez el Alavés tenía más espacios para correr y sorprender a la contra. 

Ese ‘toma y daca’ en el que concluyó el partido, hizo que ambos equipos tuvieran ocasiones de mano a mano contra el portero. Primero fue Luuk de Jong, que envió fuera la pelota. Más tarde, el Alavés tuvo la suya. Joselu se plantó solo contra Vaclik, quien detuvo el disparo, y el rechace no fue aprovechado por Lucas Pérez que mandó la pelota fuera. 

A poco de concluir el partido, Papu Gómez marcó el último gol de la liga 2020/21. El argentino con un disparo cruzado desde lejos de la portería marcó el gol que haría al Sevilla batir el record, y poner la nueva marca de 77 puntos como máxima puntuación en liga del Sevilla FC. Con este tanto concluyó el partido, a pesar de que En-Nesyri pudo haber aumentado la ventaja. El club de Nervión concluyó la temporada con la victoria en casa ante el Alavés y quedando cuarto en liga con 77 puntos

 

VAVEL Logo