Mudo Vázquez y Tomáš Vaclík se despiden del Sevilla
Mudo Vázquez en su despedida del Sevilla. | Imagen: sevillafc.es

Día emotivo en el Sánchez Pizjuán. Todo lo bueno tiene un final, y el de la estancia de Mudo y Vaclik en Nervión ha llegado. El argentino se va tras cinco años y 198 partidos defendiendo la camiseta sevillista, por los tres años y 94 partidos del guardameta checo.

Ambos se han mostrado muy agradecidos con el club, y muy contentos de haber pasado gran parte de sus carreras en él. Tanto Monchi como Pepe Castro han expresado su agradecimiento a ambos futbolistas, remarcando la profesionalidad y la calidad humana de ambos.

Posteriormente los dos jugadores se han puesto a disposición de los medios de comunicación para responder todas sus preguntas. Vaclík fue preguntado sobre su última parada ante Joselu: "estoy feliz por haber parado ese último balón con esta camiseta y contento por el gol del Papu, ayudando al equipo para conseguir ese récord magnífico".

Agradecido con el club, comentó: "puedo decir que quiero mucho al Sevilla Fútbol Club, quiero mucho a mis compañeros y les deseo todo lo mejor. Espero vernos muy pronto en el futuro."

También habló de su relación con Bono, el portero que le sacó de la titularidad la pasada campaña: "Puedo decir de corazón que con Bono tengo una de las mejores relaciones que he tenido en mi carrera, porque como porteros vivimos mucho tiempo juntos y él ha hecho un temporadón. Merece todo lo conseguido este año y gracias a él yo tuve la oportunidad de levantar la Europa League."

El Mudo también se mostró muy emocionado durante todo el acto: "me voy contento por haber estado tantos años acá, por haber entrado en la historia llegando a cuartos de Champions, ganando una UEFA... Con la tranquilidad de que di todo lo que tenía. Ahora soy un hincha más y espero que el club siga consiguiendo cosas importantes."

En cuanto al vestuario y al clan argentino que existe, dijo que "siempre he tenido la suerte de tener un grupo muy bueno, por eso se han conseguido tantas cosas. No solo a los argentinos, voy a extrañar a todos los que trabajan en el club."

En sus cinco años en la entidad sevillista, el Mudo ha tenido varios entrenadores: Sampaoli, Berizzo, Montella, Machín y ahora Julen Lopetegui. No se quiso quedar con ninguno, aunque sí que comentó que "con unos quizá juegas más y con otros menos, pero de todos se aprende. Me han tratado muy bien todos, he tratado de darles todo lo que tenía, jugara o no. Quizá recuerdo más el primer año porque era todo nuevo y tuve más cercanía con Jorge (Sampaoli) y todo su cuerpo técnico. Pero no lo elegiría solo a él, todos me han ayudado y me han hecho crecer."

Sin duda, ha sido un acto a la altura de ambos futbolistas, y que demuestra una vez más que el Sevilla sabe despedir a sus leyendas. 

VAVEL Logo