De Moisés a judas
Moisés Israel en Los Pajaritos. Imagen: Numancia.

No han pasado ni tres años desde que llegara Moisés Israel a la presidencia del Numancia con promesas de “Big Data” y de abrir el mercado numantino a nivel internacional. Curiosamente, justo ese período ha coincidido con la peor época posible para un club que ha sufrido dos descensos deportivos en un período muy corto de tiempo. Pese a que, confieso haber criticado habitualmente la pésima gestión de la nave numantina, hoy le reconozco uno de sus pocos aciertos: abandonar la presidencia del club.

Santiago Morales y Eduardo Rubio estarán al frente

Su empresa, Football Newco, seguirá ostentando parte del club soriano, pero Moisés Israel ha dado un paso al lado para que Santiago Morales, directivo del Independiente del Valle, comience a ser la cabeza visible del nuevo proyecto. Sin embargo, en Soria ha resonado con más fuerza otro nombre, Eduardo Rubio, exvicepresidente y hermano del antiguo presidente Francisco Rubio y, desde hoy, director general del Numancia.

La decisión resulta, a priori, todo un acierto, para intentar acercar dos partes que se habían distanciado en demasía: club y afición. ¿Quién mejor para reflotar a un tocado Numancia que un soriano que ya sabe lo que es llevar con orgullo el nombre de este club por toda España? Desde aquí, no puedo más que desear toda la fuerza del mundo para Santiago Morales y Eduardo Rubio, ya que trabajo no les va a faltar. Son dos categorías las que actualmente están en el “debe” de la entidad soriana.

Urge recuperar el “modelo Numancia” que han imitado con éxito equipos como el Eibar o el Huesca y que para nada está caduco, como aseguraba tiempo atrás Moisés Israel. Hoy empieza una nueva etapa en Soria, donde vuelve la ilusión, el trabajo bien hecho y la humildad como principales potencialidades de un gran equipo y una gran ciudad. Vuelve a vincularse el apellido Rubio al Numancia, en detrimento de Moisés Israel, quien ya es “hiStORIA”.

 

 

VAVEL Logo