Análisis post: sin sufrimiento no se disfruta
Celebración del gol de Sarabia // Fuente: SEFUTBOL

Que manera de sufrir y que manera de jugar, España consigue vencer a Croacia por 3-5 en la prórroga, ya que en los 90 minutos reglamentarios empataron a tres, gracias al gol de Pasalic en el minuto 90, en un encuentro donde hubo dos España después del error de Unai Simón.

El técnico español alineó un 4-3-3, con las sorpresas de Gayá en el lateral izquierdo, Ferran en la banda derecha, y la vuelta a la titularidad de Eric García. Con esta alineación, la Roja pudo controlar la posesión del balón pero con el paso del tiempo el equipo se partió en dos, por donde los croatas hicieron mucho daño. 

Por su parte, los croatas sacaron un 4-3-3, sin Perisic, ya que era baja por covid, y con el tridente Rebic, Petkovic y Vlasic, con una planificación en la cual estaban cerrados sin dar muchos espacios y preparados para salir a la contra. 

En la primera mitad, España comenzó el encuentro muy bien, controlando a los croatas y sin dejarle opción a que llegaran a la portería de Unai Simón, con un gran Busquets y un buen Pedri aportando mucho a la hora de sacar la pelota. Los croatas jugaban cerrados y sin dar mucho hueco a los españoles, e intentaban salir rápido por si le cogían una contra pero la Roja comenzó muy bien y no daba opciones, hasta que en un error del guardameta español, que controló mal la pelota ofrecida por Pedri, llegó el primero de los croatas. Ese gol fue un jarro de agua fría para los de Luis Enrique que perdieron las llegadas por bandas al área rival. Pero poco a poco, los de Luis Enrique fue recuperando el juego del principio del encuentro, por lo que minutos más tarde llegó el empate, gracias a Sarabia.

En la segunda parte, fue la misma monotonía, muchas llegadas de España por la banda de Ferran, que se cambió a la izquierda, el cual con sus carreras y sus desbordes tenía loco al lateral croata. Cuando llegó el gol de Azpilicueta, la Roja empezó a tener mucho más la pelota, hasta que llegó el tercero, de Ferran. Los croatas no supieron reaccionar, pero los cambios del técnico español no le iban a venir bien a los suyos, ya que perdió esas llegadas por banda y esa contundencia en defensa y en el centro del campo, sin embargo las entradas de Orsic, Brekalo y Pasalic, les dio vida a los croatas que consiguieron empatar el encuentro, con una floja defensa de España.

En la prórroga, con la entrada de Rodri el equipo volvió a tener esa contundencia, y ahora sí, Olmo y Fabián ofrecieron mucho en los 30 minutos extras, para que la Selección española metiera el cuarto, por Morata, y el quinto, por Oyarzabal, para pasar a los Cuartos de final donde se enfrentará a Suiza. 

VAVEL Logo