La despedida más difícil: adiós Leo
Leo Messi no pudiendo contener la emoción en su despedida. | Foto: Miguel Ruiz - FC Barcelona

Este mediodía, a las 12:00h, Leo Messi se despedía del club de su vida, del FC Barcelona. Lo hacía en la rueda de prensa convocada para su despedida, rodeado de su familia, sus compañeros de equipo, algunos ex compañeros, amigos y por supuesto, de todos los títulos logrados con el primer equipo, 35 para ser exactos.

Tras 21 años y 17 temporada como jugador del Barça, el capitán azulgrana ha puesto inexperadamente fin a su carrera con el club. Una despedida que ha comenzado en lágrimas, sin poder contener toda la emoción y tristeza que el argentino reflejaba en su rostro.

A Messi le ha costado arrancar la rueda de prensa, pues al intentar comenzar rompía en lágrimas. Pero tras un tiempo, y un gesto de su esposa al tenderle un pañuelo, ha podido comenzar la rueda de prensa con un breve discurso, el cuál comenzaba sin apenas salirle la voz del cuerpo. Tras su breve discurso, en el que se le notaba bastante nervioso, ha tenido lugar la ronda de preguntas de los medios que estaban en el Camp Nou.

Su despedida

"Buenos días. No sé si voy a poder hablar. En estos días, estuve pensando y dándole vueltas a ver qué podía decir. La verdad es que no me salía nada, estaba bloqueado. Es muy difícil esto para mí, después de tantos años y hacer mi vida acá. No estaba preparado. El año pasado, con el burofax, sí estaba convencido, pero este año estaba convencido de seguir acá, de seguir en nuestra casa, que era lo que más queríamos. Siempre sobrepusimos el bienestar nuestro y seguir disfrutando de la vida en Barcelona, en lo deportivo y en lo cotidiano, que es maravillosa. Hoy me toca despedirme de esto. Son muchos años acá, llegué siendo muy chiquito con 13 años y después de 21 años me voy con mi mujer y mis tres hijos catalano-argentinos. Esta es nuestra casa. Me toca agradecer todo lo vivido a mis compañeros y a la gente del club, incluso a los que no vemos. Siempre intenté de manejarme con humildad, respeto y así lo hice con todo el mundo de esta casa. Espero que esto sea lo que quede de mí, a parte de darle muchas cosas al club. Pasé muchísimas cosas hermosas, también malas, pero eso me hizo crecer. Lo di todo por este club y por esta camiseta desde el primer día que llegue hasta el último. Me voy más que conforme. Me hubiera gustado despedirme de esta manera, nunca lo pensé, pero me hubiera gustado hacerlo con gente, en el campo. Me hubiera gustado sentir una última ovación. Los extrañé mucho durante la pandema, quería escuchar una ovación con mi nombre. Si lo hubiera imaginado sería con el estadio lleno y pudiéndome despedir bien. Se dio así, pero quiero agradecer todo el cariño de estos años. El cariño de la gente siempre fue el mismo y sentí el reconocimiento y amor de este club. Ojalá pueda volver a este club, en lo que sea. Ojalá pueda aportar para que este club siga siendo el mejor del mundo. Seguramente en estos momentos me olvido de muchas cosas, no estoy en las mejores condiciones. Mejor que pasemos al turno de preguntas. Gracias a todo el mundo".

El turno de aclarar dudas

A Leo Messi se le preguntó durante la ronda de preguntas, si él creía que el Barça había hecho todo lo posible por que él siguiese vinculado al club, a lo que él quiso dejar bien claro su postura y desmentir muchas cosas que se habían dicho sobre él respecto a este tema: "No sé si el club ha hecho todo lo posible para que me quede, yo si he hecho todo lo posible para quedarme. Quería quedarme este año, el año pasado no y lo dije, pero este sí. He escuchado muchas cosas sobre mí estos días... Pero yo he hecho todo por quedarme".

"Sin duda este es el momento MÁS DIFÍCIL de mi carrera. Esto ya no vuelve, esto es el final en este club y empieza otra historia. Es el momento más difícil para mi", respondía con la voz entrecortada por la emoción al preguntarle si esta despedida, que nadie esperaba ni Messi tampoco, era lo más difícil de toda su carrera. "Tristeza, mucha tristeza, porque me voy del club al que amo. No me lo esperaba, siempre fui de frente diciendo la verdad. El año pasado quería irme, éste no. Por eso la tristeza", afirmaba.

En cuanto a su reacción cuando supo que no seguiría vinculado al club, el argentino comentaba: "Fue un jarro de agua fría, no nos lo creíamos. Sigo asimilando como puedo, cuando me vaya de aquí me va a caer aún más la ficha y va a ser peor. Pero estaré arropado con mi familia y seguiré jugando al fútbol que es lo que me guste. Cuando empiece de nuevo a jugar se me pasará un poco esto".

Como no, nadie iba a dejar escapar la oportunidad de preguntarle sobre su futuro como jugador y cuál podría ser su próximo destino, si lo veríamos en París en la próxima temporada o no: "El PSG es una posibilidad, pero a esta hora no hay nada arreglado con nadie. Es verdad que cuando salió el comunicado del Barça tuve muchas llamadas, estamos hablando...".

"La gente del Barça me conoce, sabe que soy un ganador y que quiero seguir competiendo. Y mi último año de carrera lo quiero acabar igual. Ganando, sumandoy y esa es mi mentalidad, querer siempre más y ganar. La gente me conoce de sobras para cuestionarme y decirme si voy a un equipo que sea rival del Barça", respondía el ex capitán azulgrana tras preguntarle sobre su marcha al PSG y su rivalidad directa con el Barça en Champions.

Sobre los motivos de por qué no fue posible concretar su renovación, el argentino dijo: "No se pudo por la Liga, por las deudas del club, porque el club no quería endeudarse más". En cuánto a qué le diría a Javier Tebas, Messi decía: "Yo no sé bien el entramado de todo esto. No se pudo por LaLiga, por la deuda del club. No tengo nada que decirle nada a Tebas, me lo crucé un par de veces y tuve un saludo cordial. No tengo ningún problema con Tebas yo".

En cuanto a su despedida el argentino ya había afirmado en su breve discurso que le hubiera gustado que hubiera sido de otra forma, rodeado de la afición, por lo que cuando le han preguntado sobre si volvería para despedirlo con un homenaje el de Rosario no dudaba en responder: "Estaría dispuesto a volver para ese homenaje en el césped, no será igual que ahora pero para esta gente estoy dispuesto a cualquier cosa como hice desde que llegué aquí".

Para finalizar la rueda de prensa, respondiendo a las preguntas realizadas por los medios allí presentes, Leo Messi volvía a afirmar rotundamente todo lo relacionado con su renovación y contrato:  "Yo había bajado el 50% de mi ficha y después no se me pidió más nada. Lo que dijeron después de que me pedían el 30% más es mentira. Eso no son verdades". "Hicimos todo lo posible y no se pudo hacer. Siempre fui de cara con el socio, con el aficionado culé y siempre fui transparente. Lo que pasa es que cuando no se habla mucho, pero no todas son verdades. Lo que más me importaba es decir la verdad a la gente que tanto me dio, que tanto crecimos y disfrutamos", concluía.

35 minutos de rueda de prensa. 35 minutos de despedida al mejor de la historia, acabando con una gran ovación por parte de todos a Leo Messi, la cuál tendría que ser eterna.

VAVEL Logo