Camarasa se sube al barco
Camarasa conduce el balón ante Asensio y Valverde en el Real Betis - Real Madrid. Foto:@vicama8

El mes de agosto está próximo a finalizar y el Real Betis se encuentra anclado al decimocuarto puesto de la clasificación de LaLiga Santander. El equipo bético no conoce la victoria, ha empatado dos partidos con rivales cuyo objetivo es no hundirse hacia la  Segunda División, como son Cádiz y Mallorca y ha perdido por la mínima ante un transatlántico de la categoría, como es el Real Madrid.

Nos encontramos con dos semanas de parón por encuentros de selecciones nacionales que han dejado la competición liguera en calma tras la tempestad de tres jornadas frenéticas. En medio de un barco que recién ha empezado su travesía, el capitán Manuel Pellegrini ha recibido un nuevo integrante que quiere sumar esfuerzos, Víctor Camarasa.

El centrocampista valenciano pudo volver a jugar un partido de LaLiga Santander  después de sufrir un calvario en forma de lesiones. Cuando corría el minuto 68 del Real Betis - Real Madrid, y el conjunto bético realizó su tercer cambio. El mexicano Andrés Guardado dejó su sitio a Víctor Camarasa. El jugador bético se mostró activo en su vuelta e intentó que su equipo igualase el tanto madridista, incluso se animó con un tiro lejano que salió fuera y lo mejor, recuperó sensaciones positivas después de más de un año sin jugar en LaLiga Santander.

Víctor Camarasa  no disputaba un partido de fútbol desde el 19 de julio de 2020 en el Alavés FC Barcelona 5 de la jornada 38 de la temporada 2019-2020. Ésa temporada, el valenciano jugó cedido en el conjunto babazorro y regresó en el verano al Betis. A mitad de agosto de 2020 durante un entrenamiento a las órdenes de Pellegrini, el centrocampista sufrió una lesión en el ligamento cruzado de la rodilla derecha. Se trataba de un problema de envergadura y se estimó que estaría unos 6 meses en el dique seco.

  • Caer está permitido, levantarse es una obligación

La recuperación fue más larga de lo previsto, y tanto el club como el jugador se temieron lo peor. Pero Víctor Camarasa está hecho de otra pasta y rendir, no parece un verbo que esté en su diccionario. Logró superar la lesión  y durante esta pretemporada se produjo su reaparición en un amistoso ante el Wolverhampton. Tuvo minutos en los encuentros ante Derby County y tras el partido ante el Leeds, nueva lesión. Las alarmas se encendieron en Heliópolis, temiéndose lo peor. Por fortuna, se trataba de molestias musculares y solo se ausentaría un par de semanas. El sábado ante el Real Madrid, el centrocampista regresó.

Las aguas han vuelto a su cauce, Víctor Camarasa ha logrado que no le arrastre la corriente y con mucha resiliencia, dedicación, trabajo y esfuerzo se ha agarrado a la baranda para salir a flote. Un futbolista que cuando está sano puede ofrecer un buen despliegue físico, desenvolverse como medio defensivo y aportar sacrificio y recuperación de la pelota en el centro del campo. Un nuevo marinero que se sube al barco y quiere participar en el plan de Manuel Pellegrini.

VAVEL Logo