Una de cal y otra de arena
Roberto cabizbajo tras el gol del UD Almería. / Foto: LaLiga

El conjunto malacitano tiene acostumbrado a su afición a estas situaciones adversas, una de cal y otra de arena. Tuvo que llegar la jornada 4 de esta Liga SmartBank para que llegase la primera derrota del curso de este nuevo Málaga CF en uno de los días que posiblemente menos lo merecía. Pese a la magnífica primera parte, pese a contar con uno más toda la segunda mitad, pese a las claras ocasiones y pese al derroche de los jugadores, los primeros tres puntos volaron de golpe en la visita a Almería. El rival, que por momentos estuvo a merced de los blanquiazules, aprovechó diez minutos de zozobra blanquiazul para marcar los dos tantos del triunfo. Un duro castigo para un Málaga CF que mereció mucho más.

Hay un factor diferenciador entre los dos equipos y se llama Umar Sadiq. El delantero nigeriano del UD Almería cambió el sino del partido cuando más lo necesitaba su equipo. Marcó un golazo de cabeza y provocó la falta que dio origen al segundo. Todo en ocho minutos y justo cuando su equipo acababa de quedarse con un jugador menos. Su potencia, su físico y su olfato goleador es lo que a día de hoy le falta al Málaga CF. Un hombre que sea capaz de materializar todo el caudal ofensivo que este equipo tiene.

Pese a la derrota, el Málaga CF tiene que mantener la cabeza alta. Tiene una apuesta, una idea de juego. Y seguro que siguiendo ese camino que ha emprendido el equipo de José Alberto López encontrará más alegrías que tristezas. Porque el equipo blanquiazul, jugando así, tendrá éxito. Porque juega para que sus atacantes brillen. Para que Kevin sea el jugador revelación, para que Luis Muñoz lidere o para que los delanteros acaben marcando. Llegará más pronto que tarde el camino de los puntos y las victorias.

Aunque también debe aprender de las derrotas. No puede tener esa desconexión blanquiazul tan flagrante. Debe mejorar su puntería. Y minimizar daños atrás, como la falta de contundencia de Juande en el primero o de Dani Barrio en el segundo. Esos fallos, contra equipos como el UD Almería, cuestan el partido. Además de no aprovechar su ventaja cuando juega con uno más. No hay que olvidarse que el otro equipo también juega, y en esta ocasión, lo hacía el  segundo conjunto con más presupuesto de esta Liga SmartBank.

Control sin acierto

En cualquier caso, el partido fue de control malaguista. En la primera mitad, el Málaga CF le quitó el balón al UD Almería, lo metió por minutos en su campo y le creó ocasiones sumamente claras. Con un Kevin estelar, el equipo de José Alberto se gustaba y generaba peligro constante. La primera llegó en un cabezazo de Paulino que se fue por poco a los 8 minutos de partido. Minutos después, Paulino volvió a rematar mal un centro de Cufré. Y el lateral, en el minuto 23, puso una falta en la cruceta en la ocasión más clara. Del equipo local sólo se vio a Sadiq en un disparo cruzado.

Pero el primer tiempo había quemado la bala de Kevin, amonestado y revolucionado, y no había encontrado el camino del gol. El técnico malacitano decidió sentarlo en el descanso. Había sido el mejor con diferencia después de volver loco a medio UD Almería, pero posiblemente si hubiera seguido, el Málaga CF se hubiera quedado con uno menos rápido porque ya le habían cogido la matrícula el árbitro y los rivales. Sekou iba a ser su sustituto, pero notó alguna molestia que le impidió debutar.

U. Sadiq al remate frente a Dani Barrio. / Foto: LaLiga.
U. Sadiq al remate frente a Dani Barrio. / Foto: LaLiga.

Y cosas del fútbol, el que se quedó con uno menos fue el UD Almería nada más arrancar. Un despiste de Martos le costó la segunda. El partido se ponía de cara, pero nada más lejos de la realidad porque justo entonces el Málaga CF sesteó y los locales lo aprovecharon. Un centro de Akieme lo remató con el gancho Sadiq. Y en una falta lateral despejó mal y a destiempo, Dani Barrio, terminó con Chumi empujando el segundo. Todo cuando sólo habían transcurrido 58 minutos. Un esperpento ver quemar las naves malaguistas después de tan buena puesta en escena. Así es este nuevo Málaga CF, está empezando a crecer con despistes y fallos, pero con un ADN en el campo.

Víctor G. y Brandon en una barrera. / Foto: LaLiga.
Víctor G. y Brandon en una barrera. / Foto: LaLiga.

El partido, ya casi decidido, volvió a los derroteros de antes. El UD Almería se parapetó y el Málaga CF apretó. Ni la insistencia de Víctor, ni los remates de Jozabed ni el ímpetu de Roberto pudieron perforar la portería de Fernando, que se erigió como otro de los héroes locales junto a Sadiq. Derrota, sí, pero con poco que reprochar. Queda camino por recorrer y esto sólo acaba de empezar. El técnico malaguista pudo no haber estado acertado en los cambios ni en el planteamiento de juego en el segundo tiempo, pero la disciplina que este equipo derrocha en el campo es indudable. Hay jugadores jóvenes que llegan con hambre y hay que darles una oportunidad, como el caso de Roberto que se encuentra en una muy buena forma física y de juego, de Haitam que desbordó en la banda en el anterior choque y la continuidad de Kevin que esta siendo el jugador revelación de esta nuevo Málaga CF de José Alberto López. Toca pensar en jugar la próxima jornada en La Rosaleda frente al Girona pensando solo en una cosa, la victoria y los puntos.

FICHA TÉCNICA

UD ALMERÍA: Fernando; Buñuel, Chumi, Martos, Akieme; De la Hoz, Samú; Ramazani (Pozo, 56’), Curro (J. Robles, 71’), Lazo (Portillo, 71’); Sadiq.

MÁLAGA CF: Dani Barrio; Víctor Gómez, Juande, Peybernes, Cufré (J. Jiménez, 76’); Genaro, Luis Muñoz (Ramón, 76’); Paulino (Jozabed, 67’), Kevin (Jairo, 46’), Brandon y Antoñín (Roberto, 67’).

GOLES: 1-0 (51’): Sadiq. 2-0 (58’): Chumi.

ÁRBITRO: Jon Ander González Esteban (C. Vasco). Daniel Ocón Arraiz (VAR). Mostró cartulina amarilla a Víctor (3’), Martos (22’), Kevin (23’), Ramazani (27’), Luis Muñoz (57’), Expulsado Martos (46’), al ver la segunda amarilla.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada 4 de la Liga SmartBank disputado en el Estadio de los Juegos Mediterráneos ante 6.353 espectadores.

VAVEL Logo