Análisis post partido: “Apoteosis en el Bernabéu, 560 días después”
La dupla defensiva que encendió la maquinaria de una dulce remontada en la vuelta al Santiago Bernabéu. // Foto: Real Madrid. 

El Real Madrid estrenó el nuevo Santiago Bernabéu en un encuentro que significó una ruleta de emociones para los aficionados blancos, que también han podido vuelto a las gradas de su templo en la Castellana 560 días después.  

Las dudas defensivas en el equipo de Carlo Ancelotti han vuelto a aparecer con el tanto inicial de Santi Mina y no se disiparon hasta que Karim Benzema (hat-trick y asistencia) y Vinícius Júnior (autor del 3-2 y con un brillante partido a cuestas) protagonizaron una sociedad que terminó por desarmar al Celta de Vigo. Así pues, de la mano del eterno francés, que jornada a jornada se reafirma como fundamental para el Real Madrid, y de un Vinícius Júnior cada vez más maduro en diversas facetas del juego, el Madrid inauguró su estadio con una remontada marca de la casa en la que el debutante Eduardo Camavinga colocó el 4-2 y Benzema cerró otro partido histórico para su historial vestido de blanco.

Dudas en defensa

La montaña rusa de emociones en la vuelta al Bernabéu arrancó con un regusto amargo para la grada blanca, pues muy pronto en el partido Santi Mina aprovechó las dudas de Miguel Gutiérrez y de Nacho en la salida de balón para pescar en aguas revueltas y castigar a los locales.

Tras el complejo inicio al Madrid solo le quedaba remar contra corriente y así lo hizo, de a poco fueron empujando al Celta hacia su portería con una rápida circulación de balón en la que Vinícius aportaba tanto el desequilibrio como la verticalidad necesaria para combinar con un Benzema de probada maestría para moverse entre líneas y sembrar el caos.

El Madrid encontraría premio a la insistencia ofensiva con un centro llovido de Casemiro, que terminó siendo bien bajado por Valverde para que el de siempre hiciera lo de siempre, Benzema, quien apareció para rubricar el empate blanco.

Pero las dudas defensivas volvieron a azotar a los de Carletto, otro descuido en defensiva terminó costándoles el volver a ponerse por debajo en el marcador, Franco Cervi asistido por Hugo Mallo estuvo a punto de formar una delicatessen de gol que se estrelló en el palo, pero la fortuna le premió el atrevimiento inicial dejando a merced la pelota para que en segunda instancia marcase el 1-2 para los de Coudet que se fueron ganando al ecuador del partido.

Golpe de efecto inmediato

Arrancó la segunda mitad y con ella todos los galones del Real Madrid, que salió con hambre de gol; Miguel Gutiérrez lavó, de cierto modo, sus imprecisiones defensivas en un centro perfecto a la cabeza de Benzema que en un impoluto remate de cabeza firmaba el empate para el Madrid por segunda ocasión en el encuentro.

Sea cual sea la interrogante en este Real Madrid, Karim Benzema siempre tiene la respuesta; ya con la maquinaria de la remontada encendida en el conjunto blanco, Benzema recibió un balón que transformaría en una asistencia milimétrica a la carrera de Vinícius Júnior que, con sobrada calidad en el manejo del tiempo, dio muestras inequívocas de haber mejorado profundamente en aquello que tanto se le cuestionaba, la definición, para marcar el 3-2.

Dulce debut de Camavinga

Entró Eduardo Camavinga por un Eden Hazard más bien gris, y la fortuna le deparaba un debut soñado debido a que Camavinga, corrió en paralelo a Luka Modric, que se fabricó el espacio para sacar un reamte con el exterior que Dituro rechazó y que el mediocentro francés terminaría aprovechando para marcar en su estreno con la elástica merengue.

Ya con el partido encarrilado, Vinícius tuvo otro destello de locura, doble engaño dentro del área para que Denis Suarez terminara derribándole y abriendo la puerta para que Karim Benzema firmara su Hat-trick desde los 11 pasos y con ello una dulcísima vuelta a casa ante un Celta que fue un tremendo sinodal.

Datos Estadísticos

  •  
  • Karim Benzema ha participado en 9 goles en los 4 partidos de LaLiga que ha jugado el Real Madrid en el presente curso (5 goles y 4 asistencias)
  • Con 18 años y 306 días, Eduardo Camavinga es el segundo jugador más joven en anotar en su debut con el Real Madrid en el Siglo XXI, tan solo por detrás de Rodrygo Goes que lo hiciera con 18 años y 259 días.
  • El Real Madrid suma 22 partidos seguidos sin perder en LaLiga (16 victorias y 6 empates) la mejor racha vigente de cualquier equipo en la competición.
VAVEL Logo