Aranda vale por tres
Aranda celebra el primer tanto frente al Nàstic. Foto: @lafabricacrm

Victoria del Real Madrid en el Alfredo Di Stéfano ante un rocoso Nàstic, que a punto estuvo de dar un disgusto al filiar madridista. Un Aranda en modo estelar hizo los dos goles para los blancos, que sufrieron en los minutos finales para aguantar el marcador.

Durante los primeros 20 minutos de partido, ninguno de los dos equipos impuso su ley con claridad sobre el césped. El Nàstic era más dueño del balón que los blancos, pero estos tampoco sufrían en defensa. Cuando el Castilla parecía ir sintiéndose algo más cómodo sobre el terreno de juego, llegó la lesión de Latasa. Trató de seguir en el terreno de juego unos minutos más, pero finalmente se tuvo que retirar del terreno de juego, dando entrada a Gudjhonsen a los 32 minutos de partido.

Inmediatamente después de esta sustitución, Luis López, tras un grave error, a punto estuvo de regalarle el 0-1 a los visitantes. Se rehizo rápido el Castilla, que un minuto después, a punto estuvo de pillar a la contra a la defensa del Nàstic tras un gran pase de Aranda. El Madrid fue claramente de menos a más, y terminó materializándolo. Aranda, tras un tremendo centro de Marvin, puso el 1-0 en el marcador en el 38´ de partido.

Tan solo 5 minutos tardó en desatarse la locura en el segundo tiempo. Bonilla, desde el propio córner, puso un centro muy cerrado que despejó con problemas Luis López en la línea. Velasco Arbaiza no dudó, vio que la pelota había entrado y dio gol para el Nástic. 1-1 con 40 minutos por delante.

A raíz del gol del empate, el partido se fue calentado más y más. Entre tanta intensidad, Aranda, tras un gran pase de Peter, volvió a poner a los blancos por delante en el marcador en el 58´ de partido.

 

Aranda celebra el segundo tanto. Foto: @lafabricacrm
Aranda celebra el segundo tanto. Foto: @lafabricacrm

 

El Castilla se mantuvo enchufado al partido, ante un Nàstic que no perdía la esperanza de volver a igualar el encuentro. Las ocasiones claras se hicieron de rogar, hasta que en el 77´ Santos tras una gran jugada, disparó dentro del área. Poco le faltó para hacer el tercero al lateral del Real Madrid.

Inmediatamente después, el Nàstic, tras un rebote, a punto estuvo de igualar el partido con un disparo desde fuera del área que se fue por encima del larguero. Siguió teniendo ocasiones muy claras el conjunto de Tarragona hasta el final del partido, pero no logró materializarlas.

  • Aranda: ha nacido una estrella

El partido de Aranda frente al Nàstic se puede resumir en una palabra: descomunal. Al joven jugador del Castilla le salió todo bien. Ganó los duelos aéreos, apareció en diferentes partes del campo, combinó con sus compañeros, leyó todas las fases del partido, demostró carácter y capacidad física… e hizo los dos goles de los suyos.

A pesar de su juventud, mostró rasgos de veterano, y de jugador acostumbrado a aparecer en los momentos clave del partido. La entidad madridista sabe que, en el Castilla y con el 22 en la espalda, tienen un diamante en bruto.

VAVEL Logo