La mejoría del Granada CF no sirve para llevarse la victoria del Camp Nou
Puertas conduciendo un balón ante Dest. Foto: Pepe Villoslada / Granada CF.

Una notable mejoría del cuadro de Robert Moreno fue percibida en el combinado andaluz después del desastre reflejado en las primeras jornadas del Granada CF. Adaptado a un paradigma similar al del antiguo entrenador, el técnico catalán supo jugar con sus piezas para tener un arranque inmejorable en el duelo en el Camp Nou, ya que se puso por delante con un inesperado cabezazo de Duarte.

El asedio del Barça fue total después de ese momento, yendo 'in crescendo' con el paso del tiempo, pero una titánica defensa rojiblanca aguantó el empuje local que, después de tantos intentos, encontró una recompensa en los minutos finales, siguiendo un modelo similar al del Granada, con un tanto marcado por un zaguero, Araújo, y de cabeza.

El Granada comenzó con una posesión que le duró poco, pero fue muy efectiva en los primeros compases del partido. Escudero, con un gran centro, le puso el esférico a Duarte en el segundo palo tras un zurdazo 'gourmet' que remató el portugués, sin marcaje alguno, introduciendo la bola dentro de las mallas locales.

Tras hurgar en sus heridas de una manera tan pronta, el equipo culé se mantuvo obligado a llevar la iniciativa y buscar algo que parecía fácil viendo la lluvia de ocasiones que tuvo durante toda la primera parte.

Como si un ‘remake’ del planteamiento de Diego Martínez se tratase, Robert Moreno aplicó una estrategia que funcionó para obtener grandes resultados. El míster nazarí, declarado seguidor y fan del FC Barcelona, planteó de inicio une equipo rápido, explosivo y sólido en tareas defensivas, manteniéndose  replegado tras el tanto a su favor.

El reseteo después de lo visto en los choques ante Rayo Vallecano o Betis era admirable. Se presenciaban futbolistas habilidosos y que bailaban sobre el verde, cumpliendo coralmente con todas las labores.

Molina, en una acción puntual, cazó otro gran remate con su pierna menos hábil tras un gran centro de un poderoso Machís que volvió loco a Sergiño Dest, estando  omnipresente en todos lados y percutiendo profundamente más que el resto.

El Barça continuaba intentándolo, pero sin éxito. En una de ellas, los de Koeman dieron un serio aviso tras un rechace, llegándole el balón a Sergi Roberto, que teledirigió el balón al larguero  de Maximiano, dejando a toda la zaga granadina perpleja.

El conjunto blaugrana tenía mucha capacidad ofensiva, aunque sin efectividad y precisión a partir de tres cuartos de campo.

Eteki, que era una de las principales sorpresas en el once, se marchó lesionado, al igual que Baldé, que lucía como titular tras la lesión de Alba ante el Bayern. Tras el desatino local llegó una gran réplica de Monchu, que con un duro disparo casi termina de mandar a la lona al Barça.

La mejor actuación de Maximiano fue en los minutos finales del primer acto, cuando el grupo  barcelonés no paraba de masacrar a los granadinos. El luso, tras un soberbio remate de cabeza de Araujo, voló, desatando el fervor de una afición contraria que se mantenía recelosa viendo el resultado del duelo.

El Barça continuó con un asedio que fue en aumento con varias claras ocasiones de Memphis y Luuk De Jong, que salió en la segunda parte en busca de un giro en los acontecimientos.

El guion fue bastante similar al que con el que se acabó el primer acto. El Barcelona continuó llegando pero no encontró el tanto ante una retaguardia que evitaba males mayores.

El Granada quiso tener más presencia con el balón esporádicamente debido al indeseado retroceso en su área. Robert, para intentar cortar eso, metió a Suárez, con verticalidad y velocidad en los contragolpes.

El conjunto catalán siguió menoscabando en una defensa que se mantenía portentosa, cumpliendo a las mil maravillas. La lesión de Abram descolocó un poco al cuerpo técnico, que tuvo que actuar rápidamente para introducir a su relevo, que en este caso fue Germán.

Mingueza, tras una banana envenenada, tuvo en sus botas el empate, finalizando el chut en el travesaño de Maximiano. Luuk de Jong remató de cabeza en un uno contra uno ante el portero del equipo granadino, pero el disparo se fue alto. Una ocasión que era más fácil marcarla que fallarla, desatando la ira y nerviosismo de la hinchada culé.

La tensión final acabó en una tangana entre varios integrantes de ambos equipos, ajusticiando Jaime Latre con un reparto de amarillas para las dos escuadras.

Tras tanto insistir, el Barça encontró su premio. Gavi puso un buen balón en el costal a un Araujo colosal, que le ganó el duelo aéreo a Quini y venció a Maximiano.

El varapalo al equipo nazarí fue total, pero la mejoría futbolísticamente fue milagrosa ante uno de los equipos destinados a luchar por LaLiga. Quizás haya sido un lugar bastante complejo para empezar, pero la mejoría general es asombrosa. Habrá que ver si se mantiene.

  • FICHA TÉCNICA

FC BARCELONA: Ter Stegen, Dest, Araújo, Eric García, Baldé (Mingueza 42’ ), Busquets (Riqui Puig 74’ ), De Jong, Sergi Roberto (Luuk De Jong 46’ ), Demir (Piqué 75’), Coutinho (Gavi 60’), Memphis.

GRANADA CF: Maximiano, Quini, Duarte, Abram (Germán 78’), Escudero (Neva 46’ ), Eteki (Montoro 30’ ), Milla, Monchu, Puertas (Gonalons 67’), Machís, Molina (Suáez 67’ ).7

Goles: 0-1 Duarte; 1-1 Araujo

ÁRBITRO: Santiago Jaime Latre. Ha amonestado a Montoro, Gonalons, Maximiano, Bacca, Monchu y Quini por el lado visitante, mientras que en la otra entidad a Mingueza, Araújo, Piqué y Koeman.

VAVEL Logo