El buen juego, sí obtuvo recompensa (1-3)
Imagen: LaLiga

Betis y Osasuna se enfrentaron en El Sadar, ya remodelado, en la que fue la jornada número 6 de LaLiga Santander.

El Betis, que buscaba redimirse del sabor amargo que se llevó tras el empate del Espanyol en el último segundo en la jornada pasada, saldría a intentar llevarse la victoria frente al CA Osasuna. Para ello, Pellegrini haría numerosas rotaciones con respecto al once del partido del pasado domingo. Montoya, Edgar, Kike Hermoso, Alex Moreno, Guardado, Aitor y Borja entrarían en el once, junto a Canales, Fekir, Guido y Claudio Bravo. Estos últimos ya partieron como titulares en el partido frente al Espanyol.

En frente, el Betis tendría a un CA Osasuna que buscaba repetir la victoria que consiguieron a domicilio en su visita a Mendizorroza frente al Alavés. Los rojillos buscaban también regalarles la primera victoria en casa de la temporada a su afición. Y es que, no ganan en El Sadar desde el 17 de mayo del 2021, cuando venció al Cádiz por 3 a 2. Para buscar la victoria, Jagoba Arrasate repetiría el once que le dio la victoria frente al Alavés el pasado sábado. Los rojillos formarían con: Sergio Herrera, Manu Sánchez, Aridane, David García, Nacho Vidal, Lucas Torró, Brasanac, Moncayola, Roberto Torres, Rubén García y Kike García.

El Betis sabía que el encuentro frente a Osasuna no iba a ser un camino de rosas. Los verdiblancos supieron adaptar su juego al de los rojillos, que veían como su afición celebraba cada recuperación, cada centro… Y es que los de Arrasate, con sus buenas actuaciones fuera de casa han hecho que El Sadar sea un hervidero a la espera de la primera victoria como local.

La primera mitad iba avanzando y el Betis iba haciéndose notar, cada vez con más frecuencia, en el área rival. Fue en el minuto 21 cuando, tras una falta lejana, Fekir abrió a la banda para que Aitor pusiera un centro lateral que finalmente cayó rebotado en Kike Hermoso que la mandó directamente al fondo de la red.

Tras el primer gol de los verdiblancos, el asedio fue cada vez más constante y los de Pellegrini contaron con numerosas ocasiones para ampliar la ventaja, pero no fue así. Tras un fallo de Canales, que intentó un pase de tacón y acabó regalandole el balón al rival, Kike García aprovechó la ocasión y acabó convirtiendo el gol del empate tras superar a Claudio Bravo en el mano a mano.

El encuentro se marcharía al descanso con empate. Un descanso que cambiaría por completo el partido. Tras el gol, Osasuna dio un paso al frente y convirtió el partido en un toma y daca. El partido se había convertido en un intercambio constante de golpes entre Navarros e Hispalenses.

Si bien, los rojillos estuvieron cerca de penetrar la portería de Bravo con claras  ocasiones tanto de Brasanac como Kike García, fueron los béticos quienes, pasado el minuto 80, acabaron rompiendo el empate. Tras un muy buen cambio de juego de Andrés Guardado, Montoya asistió con un globo a Juanmi que remató de cabeza a portería vacía. En primera instancia, el linier levantó la bandera señalando fuera de juego, pero el VAR rápidamente intervendría corrigiendo la decisión del colegiado y dandole el gol a los de Pellegrini.

Ya todo hacía indicar que el Betis se acabaría llevando la victoria, pero Osasuna no se rendiría tan fácilmente. Los rojillos se lanzaron totalmente al ataque, no tenían nada que perder.

El Betis supo leer su papel y permaneció atrás a la espera de alguna contra que le permitiera ya no solo aumentar la ventaja, sino también desahogar el juego en el continuo asedio de Osasuna.

Pues así llegó el tanto que sentenciaba el partido. Ya entraba el encuentro en el descuento cuando William Carvalho se sacó de la chistera un espectacular pase entre líneas que William Jose mandaría al fondo de la red superando a Sergio Herrera con una perfecta vaselina.

El partido terminó con un 3 a 1 para los béticos y Osasuna tendrá que esperar una jornada más para regalarle la primera victoria en casa a los aficionados rojillos.

La próxima jornada los de Pellegrini reciben en casa al Getafe de Míchel, que todavía no conoce la victoria en lo que va de liga y que mantiene al entrenador madrileño en la cuerda floja.

VAVEL Logo