El Numancia rescata tres puntos con sabor a oro
Los jugadores numantinos celebrando la victoria. Foto: CD Numancia

El Nuevo Estadio Los Pajaritos acogía un emocionante choque entre el CD Numancia y el filial de la SD Huesca, partido correspondiente a la jornada seis del Grupo III de Segunda RFEF. Los dos equipos tienen objetivos muy diferentes, pero para conseguirlos era muy importante que obtuviesen los tres puntos en este encuentro. El Numancia si no hubiese conocido hoy la victoria, se hubiese descolgado de las zonas altas de la clasificación, mientras que la SD Huesca B necesitaba salir de los puestos de descenso.

El encuentro tuvo un inicio fulgurante. A tan solo cuatro minutos de que el árbitro decretase el inicio de esta primera mitad, Valera atrapó en la línea de gol un disparo desde muy lejos de Diego Suárez. Las ocasiones no paraban y, Adri Crespo consiguió rematar un esférico botado desde la línea de esquina por Ballarín, pero el zaguero numantino llegó muy forzado y su testarazo llegó muy blando a las manos del cancerbero rival.

En el 21' de encuentro, Ballarín probó a Varela desde larga distancia, pero otra vez el meta estuvo atento y despejó sin demasiado esfuerzo a córner. Dos minutos después de la ocasión numantina llegaría el gol del Huesca B. El centro desde la derecha de Abizanda rebotó en Jaume Pol, y gracias a este cambio de trayectoria del balón, Sandoval llegó casi libre de marca para batir a Isma Gil con un cabezazo cruzado.

El Numancia se recompuso perfectamente al gol, y desde que sacó de centro fue a por el tanto del empate. Borja Vicent y Jesús Tamayo fueron los primeros en intentarlo. El primero no consiguió contactar bien con el esférico desde el suelo, mientras que el segundo disparó muy flojo desde fuera del área y Varela atrapó el balón. La oportunidad más clara de la primera mitad para los rojillos llegó en el minuto 34. Diego Suárez recibió libre de marca entre los centrales rivales, sin embargo, el disparo del zaragozano salió muy centrado y el guardameta pudo solventar el peligro. Todos los aficionados y jugadores numantinos no se podían creer la ocasión que se había desperdiciado. 

Cuando los jugadores ya estaban pensando en enfilar el túnel de vestuarios llegó el empate por parte del ariete numantino. El charrúa remató a las manos del portero un centro de Ballarín desde la derecha, con la suerte que el cancerbero inexplicablemente se introdujo el balón en su propia portería, convirtiéndose así, en uno de los goles más extraños de la temporada. El partido se marchaba de esta manera al descanso con tablas en el marcador. 

La segunda parte, al igual que la primera, comenzó con una alta intensidad, tanto es así que a los pocos segundos de arrancar, Varela tuvo que estirarse para despejar a córner un balón que se colaba en su portería. El Numancia llegaba al área rival, pero no conseguía llegar de manera clara a portería hasta el minuto 62' de encuentro. Ballarín colgaba al área un excelente balón desde una falta lateral, sin embargo, Borja Vicent, completamente solo, remataba por encima de la portería rival. Al igual que con la acción de la primera mitad de Diego Suárez, los aficionados presentes en Los Pajaritos no se lo podían creer.

Ambos equipos comenzaron a mover sus banquillos en el ecuador de la segunda mitad, algo que fue de vital trascendencia para los intereses sorianos. En el minuto 82 de encuentro, Juampa Barros, que entró seis minutos antes por el lesionado David Ballarín, culminó la remontada. Jesús Tamayo, que fue de los mejores jugadores del encuentro, realizó una excepcional jugada por banda izquierda y, tras un centro medido a la cabeza de su compañero, el argentino introdujo el balón hasta el fondo de las mallas. 

Este gol no lo encajó nada bien el equipo de Dani Aso, y los rojillos no paraban de buscar el tercero. Primero fue Agüero, que lo intentó de forma acrobática con una chilena que por poco sale del estadio. En dicha jugada Tamayó la recriminó a su compañero la acción, debido a que el madrileño se encontraba en mejor posición de remate. Tamayo quería su gol, y este no llegó "por los pelos", ya que en el 88' de partido remató al palo en un mano a mano. El público reconoció su esfuerzo, y aunque falló una ocasión clara, hubo un aplauso unánime por parte del Teatro de los Sueños numantinos. 

El último y definitivo gol llegó ya en el minuto 90 de encuentro. El cantero Dani Fernández culminó con un disparo desde fuera del área una maravillosa contra realizada por Diego Suárez. El delantero rojillo se fue a celebrarlo con la grada y sus compañeros, poniendo tierra de por medio en el marcador.

Con este resultado favorable al CD Numancia por 3-1, lleva a los locales directamente a puestos de play-offmientras que el Huesca B se encuentra en 15º posición. El próximo partido del Numancia será el domingo 17 de octubre a las 16:30 contra el Brea, y podrá seguirse por Footters y Aragón TV.

VAVEL Logo