Rafa Mir le da los tres puntos al Sevilla
Augustinsson buscando la pelota / @SevillaFC (Twitter)

El Sevilla viajó a Vigo para enfrentarse al Celta. El partido correspondía al encuentro de LaLiga Santander de la Jornada 9. Los de Lopetegui buscarían los tres puntos tras haber caído el partido anterior ante el Granada. Lo mismo intentaría el Celta, que llevaba cinco derrotas en liga antes de jugar contra el Sevilla.

El partido dio comienzo con dos equipos que no causaban peligro sobre las porterías rivales. Los dos clubes realizaban largas posesiones que no llegaban a que el portero contrario tuviera que hacer grandes esfuerzos. Eran jugadas que se quedaban en un centro como máximo.

El primero disparo entre los tres palos llegó en el minuto nueve. Iván Rakitic golpeó desde fuera del área un disparo que Dituro atrapó en dos tiempos. Por la parte del Celta, a partir del 15 empezó a insinuar sobre la portería de Yassine Bounou. Javi Galán realizó un intento de entrada en el área, pero cayó y la ocasión no resultó a más.

La primera ocasión clara de gol del Celta llegó a los 20 minutos. A Denis Suárez se le escapó el balón al intentar controlar. El mediocentro no se dio por vencido, recuperó la pelota y marchó hacia la portería. Tras hacerse hueco, Denis chutó al primer palo, donde Bounou estaba colocado y pudo despejar tras poner las manos fuertes.

Pasada la media hora de partido, el Celta intentaba salir en estampida hacia la portería del marroquí. El balón quedó suelto por medio campo y Santi Mina, que llegaba en carrera, probó suerte desde esa posición porque había visto a Bounou en posición adelantada. El golpeo del delantero del Celta se marchó fuera, pero le dio el susto al guardameta.

Antes de finalizar el primer tiempo, el Sevilla apretó todo lo que pudo al Celta. Con posesiones largas, el conjunto hispalense se hizo con un córner. Jordán intentó una jugada ensayada, sacando en corto y recibiendo de vuelta. El centro del mediocampista sevillista fue despejado por la zaga celeste. El segundo saque de esquina, Jordán centró directo al área buscando la cabeza de Rafa Mir que se le marchó por encima de la portería.

Finalmente, el partido se marchó con empate a cero a los vestuarios. Ninguno de los dos lados había generado a penas peligro, pues tan solo habían realizado ambos conjuntos un disparo entre los tres palos.

El Celta apretó pero no obtuvo recompensa

En el segundo tiempo, el Celta salió apretando al Sevilla en las primeras jugadas. Consiguiendo entrar en el área y obligando a aparecer a Yassine Bounou. Pasados unos minutos, Nolito le daba un balón en profundidad a Iago Aspas, que manteniendo la posesión y creando hueco permitió a Santi Mina que se plantara solo contra el portero. El delantero golpeó con la pierna izquierda, pero el poste repelió el disparo de Mina.

Ante esa situación, los de Lopetegui reaccionaron bien. A los pocos minutos de que el palo les salvara de ir perdiendo, el Sevilla golpeó sobre el Celta. Suso intentó golpear desde fuera del área, pero el tiro del gaditano tocó en un defensa, que le permitió a Rafa Mir quedarse solo ante el portero. El ex del Huesca supo actuar ante esa situación y marcar el 0 – 1 a favor del Sevilla.

El Celta intentó responder inmediatamente. Brais Méndez chutó desde fuera del área, pero el balón tocó en un defensa y se marchó por encima de la portería. Más tarde, los de Eduardo Coudet tuvieron otra ocasión. Nolito remató un centro al primer palo de Javi Galán. El chut se marchó cerca del palo.

El Celta siguió intentándolo, mientras que el Sevilla se empezó a apagar en cuanto a ataque se refiere. El equipo local lo intentaba por mediación de Mina, Nolito, Aspas, Brais Méndez, o incluso, Murillo. El central pudo empatar el partido cuando remató un centro botado por Iago Aspas. Santi Mina tuvo dos ocasiones claras. Una de ellas llegó por la banda izquierda, pero el disparo de Mina tocó en Rekik. La otra jugada vino por el lado contrario, y el remate de Mina acabó detenido por Bounou.

Durante el descuento, los de ‘Chacho’ Coudet disfrutaron de dos buenas ocasiones. Primero fue Iago Aspas que tiró desde la frontal con la pierna mala. Pero al armar el disparo se resbaló y no consiguió sacar un golpeo potente, por lo que Bounou pudo detener sin problema. Más tarde, fue Franco Cervi quien intentó sorprender al portero desde fuera del área, pero el marroquí demostró una vez más sus habilidades y paró el chut.

Finalmente, el Sevilla terminó el partido llevándose los tres puntos. El tanto de Rafa Mir les dio la victoria a los suyos, siendo el único disparo entre los tres palos en el segundo tiempo. El Celta encadena su segunda derrota consecutiva, y con esta ya van seis en lo que lleva de liga.


VAVEL Logo