Donde manda capitán...
Iker Muniain en el encuentro frente al Villarreal CF // Foto: Athletic Club

Los primeros compases del partido fueron dominados por parte del conjunto Castellonense, pero poco a poco la presión alta del Athletic comenzó a hacer mella en el juego del visitante. Gracias a la presión los locales recuperaban balones de manera consecutiva y los convertían en peligro gracias a su circulación rápida y el juego por las bandas.

Buen comienzo

Una de las jugadas generadas en banda izquierda tuvo como protagonista a Iker Muniain y a su compañero de batallas Iñaki Williams. El de la Txantrea se combinó con el de la Arrotxapea en una jugada que terminó en un larguero en el minuto 11 del encuentro. Esta jugada encendió a la grada quien alentó al conjunto local durante los 95 minutos disputados en la catedral.

La alta presión e intensidad de los leones se hizo notar y acabó en gol del navarro Raúl García en el minuto 14. Después de recuperar un balón en el centro del campo Mikel Balenziaga conectó con Iker Muniain quien abrió el juego a banda con un balón al espacio para Iñaki Williams que puso un balón al punto de penalti para que Rulo lo cazara.

Submarino a remar

Al Villarreal le tocó remar desde los primeros compases del encuentro, cuando mantenían el balón no generaban ningún peligro a los vascos y estos se lo arrebataban rápidamente gracias a la intensa presión. Las cosas pintaban mal, pero fueron a peor, en el minuto 21 de encuentro el delantero Gerard Moreno pedía el cambio a su técnico. Una de las piezas claves del submarino amarillo se retiraba lesionado dejando su espacio en la delantera al joven Yeremi Pino.

Apenas tres minutos después el guardameta argentino sacó un balón in extremis a Iñigo Martínez. El centro sacado al primer palo por el capitán conectó con la cabeza del central vasco quien estuvo a punto de instaurar el 2-0 en el luminoso. Parecía que el Villarreal se iba recomponiendo poco a poco y así lo reflejó el conjunto de Unai Emery en el marcador tras el gol de Francis Coquelin en el minuto 32. El neerlandés Danjuma le ganó la espalda a Iñigo Lekue quien se vio desbordado por el jugador del conjunto castellonense en banda izquierda. La jugada que validaba Iñigo Martínez por pocos centímetros terminó con un disparo de Coquelin que llegaba en segunda línea al área vasca dejando el balón en el fondo de la portería de Unai Simon.

Los de Emery siguieron intentándolo, pero sin mucho éxito, el juego por las bandas y la gran actuación de Danjuma y Estupiñán generaban acciones de peligro para el conjunto visitante, pero ninguna se transformaba en gol. El más cercano fue un disparo del neerlandés que se sacó de la manga tras conducir la pelota entre cinco jugadores vascos. Por suerte para los leones Unai Simón atajó la pelota que iba directa hacia el segundo palo de su portería.

Doble pena máxima

Cuando las cosas pintaban feas para los groguets fueron a peor. En el minuto 66 se fue lesionado del terreno de juego Juan Foyth quien fue sustituido por el debutante Serge Aurier. Apenas 10 minutos después, en el 71, Cuadra Fernández señalaba penalti sobre Unai Vencedor quien había recibido un pisotón de Alberto Moreno, incorporado al terreno de juego en la segunda parte. Iker Muniain sentenció la pena máxima colocando el balón en el lado derecho de la portería de Gerónimo Rulli, quien se venció al lado contrario. Si el partido del capitán ya parecía de 10 todavía tenía algo reservado, en una jugada desde la banda derecha trató de desbordar a Estupiñán quien lo agarró dentro del área generando así un nuevo penalti para el conjunto rojiblanco. En esta ocasión fue Alex Berenguer quien cobró la pena máxima, pero no con la misma suerte que su compañero. El portero argentino paró el penalti lanzado al mismo sitió que el anterior, salvando así el tercer gol de los leones en un San Mamés vibrante.

Los leones no defraudaron y aseguraron los tres puntos en un encuentro lleno de ocasiones en la catedral. El calor de un público con el 100% del aforo se hizo notar y el Athletic respondió con una victoria. Los de Marcelino duermen a un punto de Europa tras haber ganado al Villarreal CF, equipo al que no vencen desde marzo de 2020.

VAVEL Logo