Análisis Post Barça vs Dinamo de Kiev (0-1): Ansu Fati muestra el camino
Ansu Fati ante el Dinamo de Kiev. | Foto: Noelia Déniz

El FC Barcelona llegaba a Kiev sabiendo que tenía por delante la primera final de la temporada. La continuidad del conjunto culé en la Uefa Champions League pasaba por ganar al Dinamo de Kiev,  si el FC Barcelona no lograba doblegar al equipo ucraniano se despediría de manera casi matemática de la competición europea en fase de grupos. 

La previa del encuentro no arrancó de la mejor manera para el equipo dirigido por Sergi Barjuan, ya que Dest causó baja por unas molestias horas previas a la disputa del duelo, previsto para las 21 horas. Con la baja del brasileño en el lateral, el técnico optó por alinear a Mingueza. La alineación del Barça presentaba novedades, con la vuelta de Ansu Fati y Frenkie De Jong al once inicial. 

Buen inicio del Barça

El Barça empezó el encuentro arrinconando al Dinamo de Kiev sobre su propia área, moviendo el balón con velocidad y llegando con facilidad al área de peligro. El primer aviso fue de Memphis Depay que lo intentó con un disparo en el área que repelió la defensa del conjunto ucraniano en boca de gol.

Ansu Fati y Memphis recibían el balón en zona peligrosa con facilidad, esto provocaba que el equipo culé atacara con más efectivos para aprovechar la velocidad de ambos futbolistas. Intentaba el Dinamo de Kiev deshacerse de las internadas del Barça a través de contraataques rápidos, que pronto desbarataba el equipo azulgrana, muy atento en defensa. 

Supo reponerse a las llegadas del Barça el Dinamo de Kiev, que consiguió plantarse en línea de tres cuartos de campo del conjunto culé en varias acciones. Sin embargo no conseguía crear verdadero peligro el combinado ucraniano, que estaba muy activo buscando aprovechar el mínimo error del FC Barcelona.

El Dinamo de Kiev planta cara

Se equilibró el partido llegando al ecuador de la primera mitad, el equipo de Sergi Barjuan no lograba llegar con la facilidad de los primeros minutos a la meta rival y el Dinamo consiguió doblegar a la zaga azulgrana. Cogió desprevenido el conjunto ucraniano al FC Barcelona en dos acciones consecutivas de mucho peligro, una de ellas desbaratada con una gran intervención de Ter Stegen

El partido dio un vuelco tremendo, el Barça no conseguía tener el control del juego y el Dinamo de Kiev quería aprovechar su momento para hincar el diente. Seguía el Dinamo creando peligro, Shaparenko no acertó a definir ante Ter Stegen, el balón se fue a escasos centímetros de la portería culé, saltaban las alarmas en el FC Barcelona, que veía como el partido peligraba mucho para sus intereses. 

No trenzaba jugadas de peligro el Barça, desdibujado desde el minuto 15 de la primera mitad. Se encomendaba el equipo de Sergi Barjuan a las jugadas a balón parado para crear peligro al Dinamo de Kiev, muy cómodo y bien plantado sobre el campo, cada vez más convencidos de poder hacerle daño al Barça

Nico, omnipresente en medio campo

Tuvo la oportunidad el combinado culé de adelantarse en el marcador con un centro lateral que remató Nico en boca de gol, pero desafortunadamente el balón lo acabó sacando Memphis Depay. Acabó tirando de coraje el Barça para intentar adelantarse como fuera antes del final de la primera mitad, sin embargo la última oportunidad de peligro del conjunto culé acabó en nada después de que Frenkie De Jong no se entendiera con Ansu Fati

Hay que destacar que uno de los jugadores más destacados del combinado culé en la primera mitad, dejando un despliegue físico encomiable, fue Nico González. El canterano azulgrana fue el eje sobre el que giró el FC Barcelona, en unos primeros 45 minutos repleto de altibajos para el equipo catalán. 

La segunda mitad empezó con un guion muy parecido al de la mayor parte de la primera. El Barça buscaba arriba al Dinamo de Kiev, pero su presión no surtía efecto y el conjunto local conseguía lanzar contragolpes de mucho peligro sobre la meta de Ter Stegen. Aun así consiguió tener más protagonismo con el balón el equipo culé, intentando hacer recular al combinado dirigido por Mircea Lucescu. 

Vuelve Dembélé

Crecía la ansiedad en el FC Barcelona, el conjunto visitante era consciente de que un empate o una derrota serían fatales para sus aspiraciones de seguir en la Uefa Champions League. En la tónica de los últimos encuentros, el Barça insistía con centros laterales para crear peligro, un negocio poco factible teniendo en cuenta la altura media de los jugadores del Dinamo de Kiev.

Volvió a la carga el equipo ucraniano con otra llegada más de peligro, con un disparo que salió rozando el larguero. Transcurría el encuentro en Kiev y el Barça necesitaba cambios urgentemente, todas las miradas iban hacia Dembélé, que reapareció después de 5 meses lesionado. 

No tenía la suerte a favor el FC Barcelona, que vio como el árbitro rectificaba, gracias a la ayuda del Var, tras haber señalado penalti sobre Ansu Fati. Se encomendaba el equipo de Sergi Barjuan a Dembélé para que el extremo francés le pudiera aportar la verticalidad necesaria al Barça. 

Dembélé disputando un partido en el <strong><a href='https://www.vavel.com/es/futbol/2021/10/23/fc-barcelona/1090229-previa-fc-barcelona-vs-real-madrid-solo-vale-la-victoria.html'>Camp Nou</a></strong>. | Foto: Noelia Déniz
Dembélé disputando un partido en el Camp Nou. | Foto: Noelia Déniz

Ansu Fati es la esperanza

Se acercaban los últimos veinte minutos del duelo y el Barça en su enésimo centro lateral encontró petróleo. Mingueza puso un centro medido por abajo y, tras rechazar el balón la zaga ucraniana, apareció como un resorte Ansu Fati para enviar el balón al fondo de las mayas. Consiguió el 10 azulgrana, gracias a un fantástico golpeo, poner en ventaja al Barça, en un encuentro que se le complicaba al equipo de Sergi Barjuan.

Se activó el Dinamo de Kiev tras el gol, presionando muy arriba al conjunto culé, mientras que el Barça optó por monopolizar la posesión de balón, cuidando un resultado que valía su peso en oro. Como si se tratara de una película de suspense, el partido tendría deparado un final de infarto, el Dinamo de Kiev logró llegar con mucho peligro y Ter Stegen tuvo que intervenir de manera providencial ante un disparo colocado del Dinamo de Kiev. 

Victoria vital

El FC Barcelona acabó doblegando al conjunto ucraniano por 0-1 y sumó tres puntos más que importantes para seguir con la esperanza de conseguir el pase a los octavos de final de la Uefa Champions League. Sufrió el conjunto culé para llevarse la victoria hasta el final de los 95 minutos que se disputaron en Kiev, mostrando entereza ante un rival que nunca se dio por vencido.

De esta manera el Barça afrontará como otra final el próximo compromiso de Champions ante el Benfica, en el que si consigue la victoria habrá certificado el pase a los octavos de final. El equipo luso por su parte cayó derrotado ante el Bayern por 5-2 y aterrizará en el Camp Nou jugándose también el pase ante el Barça. 

 

 

VAVEL Logo