Análisis post FC Barcelona femenino vs Hoffenheim: No tienen rival
El conjunto azulgrana celebrando el primer gol de Jenni. | Foto: Noelia Déniz

Llegaba el FC Barcelona femenino al encuentro en plena racha, como viene siendo habitual en los últimos meses. El cuadro culé afrontaba el tercer duelo de Champions ante un rival a tener en cuenta como el Hoffenheim, pero con la confianza por las nubes. 

El equipo azulgrana se enfrentaba al equipo alemán tras haber superado y de manera contundente sus dos enfrentamientos anteriores en la competición europea, ante Arsenal (4-1) y Koge (0-2). Aterrizaba en el Johan Cruyff un Hoffenheim que sabía que tenía que hacer las cosas muy bien o perfectas para sacar algo positivo del Johan Cruyff. 

Jenni abre la lata

El encuentro no pudo empezar más de cara para el equipo de Jonatan Giráldez, Jenni Hermoso, a los 5 minutos de juego, cabeceó un balón medido puesto por Martens y anotó el primer gol del encuentro. Empezaba de manera inmejorable el encuentro de Champions para el Barça, que podía ir con tranquilidad en los primeros compases del encuentro. 

El conjunto culé no bajó el pie del acelerador tras el gol y el equipo alemán lo notó, el cuadro visitante era incapaz de generar oportunidades de verdadero peligro sobre la meta de Sandra Paños. Monopolizaba la posesión el FC Barcelona femenino, buscando con ahínco el segundo gol que les pusiera aún más de cara el partido. 

Alexia Putellas tira del carro

Insistía el combinado azulgrana una y otra vez sobre la meta del equipo alemán, pero la zaga y la portera del Hoffenheim consiguieron desbaratar la mayoría de jugadas de peligro el equipo culé. Sin embargo no pudo resistir mucho más tiempo el combinado visitante, Alexia Putellas, tras un saque de falta en la frontal, envió un obús teledirigido a las mallas de la portería del Hoffenheim. 

El 2-0 hizo trizas el plan de juego del equipo alemán, que consistía en frenar como fuera las constantes internadas de las jugadoras del Barça. La ventaja de dos goles en el marcador hizo que el cuadro culé bajar una marcha y se dedicara a contemporizar el juego, manteniendo largas posesiones de balón. 

Pasando el ecuador de la primera mitad la propia Alexia Putellas sentenció el encuentro con la colaboración de la guardameta Tufekovic, que falló de manera muy estrepitosa y acabó encajando el tercer gol. Hay que destacar que Alexia, muy deportivamente, no quiso celebrar el gol conseguido, consciente de lo mal que lo estaba pasando la guardameta del Hoffenheim tras el error. 

Con el encuentro prácticamente sentenciado la primera mitad tocó a su fin, el FC Barcelona femenino era el dueño y señor del partido en el Johan Cruyff. A pesar de ello, las jugadoras del FC Barcelona, no contentas con el buen juego mostrado y el marcador a favor, salieron en la segunda mitad mordiendo. 

Aitana estuvo a punto de poner el cuarto gol en el luminoso con un balón que envió al palo, el Barça quería más y notaba el miedo en el conjunto alemán. Tras Aitana fue Oshoala la jugadora que pudo  ampliar la cuenta en repetidas ocasiones en la segunda mitad.

Jonatan Giráldez, sabedor de que el encuentro estaba prácticamente sentenciado, optó por introducir muchas rotaciones sobre el verde. Oshoala y Rolfö fueron dos de las jugadoras sacrificadas por el técnico culé.

Un Barça que mete mucho miedo

Las jugadoras azulgranas seguían jugando a placer en el Johan y haciendo gozar a la hinchada presente en el estadio, hasta que en el minuto 74 lograron anotar un gol que venía cocinándose desde el inicio de los segundos 45 minutos. Marta Torrejón, con un gran cabezazo, superó a Tufekovic para anotar el definitivo 4-0 del encuentro. 

De esta manera el FC Barcelona femenino ha conseguido su tercer triunfo consecutivo en la Uefa Women's Champions League ante el Hoffenheim. Con el contundente triunfo ante el equipo alemán, el combinado dirigido por Jonatan Giráldez, se consolida como uno de los claros candidatos a revalidar el título europeo. 

 

 

VAVEL Logo