Las grietas rojiblancas
Foto: Atlético de Madrid

Desde que el Cholo en diciembre de 2011, cogiera las riendas de un Atlético de Madrid que contaba ya en sus filas con dos de los centrales que pasarían a la historia rojiblanca como son Miranda y Godín, y que se encontraba al borde del descenso, no se habían tenido dudas acerca de la solidez defensiva del equipo, puesto que Simeone llegó con la premisa de primero que no me encajen goles, y después marcar uno más que el rival”, llevando al equipo con este estilo a lo más alto.

Sin embargo, mucho ha cambiado aquel equipo con el que actualmente milita a las órdenes del Cholo, teniendo jugadores de mucha más calidad que entonces y que empuja a dirigir el juego del equipo a un estilo más vistoso, más de ataque y de disponer más tiempo del balón.

En el centro del campo donde antes podríamos ver a los Gabi, Tiago, Koke y Saúl, hoy en día nos podemos encontrar con más “jugones” como son Lemar, Joao Félix, De Paul o el mismo Griezmann en su vuelta, complementados por Koke, el aprendiz de aquel equipo y ahora capitán.

Cuando empezó la presente temporada, se pensaba que el Cholo disponía quizás del mejor equipo que había podido entrenar desde su llegada, por calidad y precio de los jugadores, una vez que el retorno de Griezmann se hizo efectivo y se juntó con Joao, Luis Suárez, Llorente y compañía. Un equipo de calidad que empujaba a pensar que si se lograba tener la solidez de otras temporadas, la falta de gol que era tan necesaria se habría solucionado.

Todo ello premisas que han estado muy lejos de ser cumplidas, y es que la presente temporada el Atlético de Madrid está presentado una fragilidad en defensa impropia del equipo del Cholo, buen ejemplo de ello es el empate en el descuento del partido contra el Valencia, donde durante esos últimos minutos se pudo ver a un equipo incapaz de aguantar las embestidas del rival y de manejar el partido, muy lejos quedan aquellos días de aguantar al mismísimo Bayern en sus ataques.

Las continuas lesiones de Giménez, un Savic que no termina de asentarse y mandar como debería, la intermitencia de Hermoso en sus partidos, y por último, el mal estado de forma de Felipe hacen que la defensa rojiblanca esté encajando más goles que en todas las temporadas de Simeone a estas alturas, evidenciándose esta falta en Champions donde la sanción de Savic, el único que está más en forma, acrecentó las carencias reflejándose esto entre otras razones, en la clasificación de la competición Europea.

Muchos consideran que se trata de la planificación deportiva que se ha realizado en verano, puesto que si era claro el esquema de tres centrales como modelo a seguir, haría falta otro central más, puesto que de los cuatro que tienes estarían jugando tres, exponiéndote así a que las lesiones mermen tu juego de manera clara. Entre esos comentarios salió el nombre de Nehuén quien finalmente saldría cedido, y se abrió la posibilidad de que Kondogbia ejerciera en la zaga como solución de emergencia. Otras piensan que simplemente se trata de un estado de forma del equipo y falta de entrenamiento en este sentido.

Lo cierto en este caso es que la calidad del juego, los goles marcados y la fluidez del equipo en ataque ha ido creciendo mientras que, y no consecuencia del mismo, la robustez defensiva ha ido decreciendo hasta un punto que algunos ni reconocen a Oblak, cuando lo cierto es que poco puede hacer en la mayoría de los goles y más si tu equipo defiende en el área pequeña.

En el horizonte aparece el mercado de fichajes de invierno y la posibilidad de fichar a un central, pero al margen de eso, lo cierto es que hace falta trabajo en este sentido, y concienciar a los jugadores de que están en el Atlético de Madrid, y aquí todos los jugadores tienen que defender el bloque, claro ejemplo de ello es la preferencia de Simeone por Correa en muchos partidos por delante de Joao, la razón de esto es que siendo consciente de que Suárez defiende lo justo, Joao debe esforzarse más y no lo hace, en cambio Correa pelea y defiende como uno más, esta es la filosofía que debe implantarse, el primero que defiende es el delantero.

Hay que aprovechar el parón de selecciones actual para mentalizarse, recuperar a los lesionados y cambiar el chip, puesto que queda por delante una dura clasificación para los octavos de la Champions y para subir escalones en LaLiga, el Cholo debe darle la robustez que ya le dio una vez.

VAVEL Logo