El San Martín ahonda en la crisis visitante del filial
El Sporting B celebra un gol | Foto: Diego Blanco - VAVEL

Tras sumar un cómodo triunfo como local frente al Luarca, el Sporting de Gijón B abandonaba la Escuela de Fútbol de Mareo para visitar al siempre complicado San Martín, un equipo que llegaba a la cita en horas bajas tras varias jornadas sin conocer la victoria, lo cual le sucedía también al filial rojiblanco fuera de casa. En un duelo de poder a poder donde el terreno de juego no ayudaba a la práctica del buen fútbol, el choque se convertía en una auténtica batalla donde los tres puntos tendrían que decidirse en acciones puntuales del juego.

Comienzo de infarto

En una mañana soleada, impropia de las fechas otoñales, San Martín y Sporting B saltaban al terreno de juego con las ideas claras, buscar balones en largo hacia sus atacantes para generar peligro. El primer gol llegaría pronto, y es que el San Martín lograba adelantarse en el marcador a los nueve minutos de partido cuando tras un robo en medio campo dejaba a Moha en el mano a mano con Javi Izquierdo, batiendo el atacante al guardameta rojiblanco para colocar el 1-0 en el luminoso. Pese al duro golpe encajado cuando ni siquiera se llevaban disputados diez minutos, el Sporting B lograría la igualada cinco minutos después cuando en el minuto 14 Álvaro Santamaría culminaba una buena jugada colectiva subiendo el 1-1 al electrónico.

Con un arranque tan enérgico como el visto en El Floran la calma no tardaría en llegar, buscando su sitio en el campo ambos equipos para que la primera mitad fuera transcurriendo con más pena que gloria, pudiendo Gabri desnivelar la contienda con un remate en el primer palo que no se materializaba en gol, algo que le ocurriría también al lateral sportinguista Enol Coto, que tras sumarse al ataque, como en una de tantas ocasiones que lo realiza, se encontraba un balón suelto dentro del área para que su disparo no encontrara portería yéndose demasiado alto. Sin tiempo para más, el colegiado del choque decretaba el final de los primeros cuarenta y cinco minutos ganando el túnel de vestuarios ambos equipos con 1-1 en el marcador.

El San Martín se lleva el gato al agua

Tras el paso por vestuarios, como suele ser habitual en los partidos del filial, Sergio Sánchez movía el banquillo dando entrada en el terreno de juego a David Argüelles en detrimento de Dani Queipo, quien se quedaba en la ducha. Pese al cambio realizado la alegría le duraría poco al Sporting B, viendo como a los 52 minutos de partido Monte, quien también había entrado al descanso en lugar de Gabri, lograba el 2-1 para los locales tras rematar un gran servicio de Jukiya. Con el gol, el San Martín comenzó a jugar otro partido totalmente al visto anteriormente, dado que achicaron líneas fiando todo a su férrea defensa para buscar a la contra con la velocidad de sus atacantes sentenciar el choque.

El tiempo fue pasando poco a poco sin que el Sporting B consiguiera inquietar la meta de un Gonzalo Ardura, ex canterano rojiblanco, que mostraba seguridad bajo palos. Incluso situando a Jordi Pola como delantero eventual en los minutos finales el filial resultó un manojo de dudas, siendo incapaz de concretar acercamientos sobre la meta rival para terminar sumando una nueva derrota a domicilio ante un San Martín que se llevaba los tres puntos rompiendo la mala racha de resultados que venían sumando. Con este triunfo el San Martín salta a la séptima posición, cerca de la promoción de ascenso, en la que se mantiene una jornada más el Sporting B como quinto clasificado, empatado a puntos con el sexto, L'Entregu. La próxima jornada los de Sotrondio visitarán al Colunga, mientras que el filial recibirá en Mareo al Urraca.

VAVEL Logo