Oda al fútbol juvenil en Mareo
El Sporting celebrar el segundo gol del partido | Foto: Diego Blanco - VAVEL

Con la moral por las nubes tras imponerse en el derbi de la categoría al Real Oviedo, el Sporting de Gijón Juvenil regresaba a la Escuela de Fútbol de Mareo a ni más ni menos que el RC Deportivo de la Coruña, colíder del grupo primero de División de Honor Juvenil junto al Celta de Vigo, que acudía al Principado de Asturias tras imponerse entre semana en la fase previa de la UEFA Youth League al Maccabi. Duelo por todo lo alto entre un Sporting que con el paso de las jornadas va ganando enteros para meterse en las posiciones altas de la clasificación y un Deportivo siempre candidato a todo que defiende el título conseguido la pasada temporada, tanto en el grupo como a nivel nacional donde se proclamaba campeón de España.

El Depor golpea primero

Como se podía esperar, el Depor comenzaba el partido haciéndose con el dominio del esférico, buscando introducir ritmo para batir las líneas defensivas que planteaba Caco Morán en busca de salir rápidamente en velocidad. Pese a que los primeros minutos fuesen de tanteo, el cuadro gallego golpearía primero a los trece minutos de partido cuando Embid se inventaba un espectacular pase que dejaba totalmente solo a Rubén delante de Pablo Gómez, sin que el guardameta rojiblanco pudiera hacer nada para detener el disparo del atacante que colocaba el 0-1 en el marcador

Tras el tempranero gol, el Sporting despertó. Los rojiblancos se quitaron el miedo de encima viéndose por debajo en el marcador comenzando a hacerse con el dominio del balón, tardando tan solo nueve minutos en lograr el empate en una jugada de infarto que parecía no tener fin. David Nuñez disparó desde la frontal encontrándose con el portero Hugo, que rechazaba el cuero para que Enol Prendes se sacara un remate a bocajarro que se estrellaba en el palo, cayendo el balón en la cabeza de Jorge Montes que mandaba el balón al fondo de las redes para colocar el 1-1 en el electrónico. El Sporting se vino arriba tras el gol y en el minuto 36 encontraría el premio del segundo tanto tras un saque de esquina botado magistralmente por Martínez hacia la cabeza del espigado Chris Morán, que batía a Hugo para desnivelar la contienda con el 2-1 para los rojiblancos.

Segunda mitad de infarto

Sin tiempo para más, el colegiado del encuentro señalaba el descanso con ventaja (2-1) para los rojiblancos tras una gran primera mitad en la que lograron dar la vuelta al gol gallego. Tras el paso por vestuarios, el Depor saldría con más intensidad encontrándose con una acción cuanto menos protestada por el Sporting tras señalar el colegiado del encuentro penalti en una jugada donde el jugador gallego tropezaba con el balón, entendiendo el trencilla que era Gilberto quien le derribaba, para mosqueo de los presentes en Mareo. Pablo Trigo cogía la responsabilidad desde los once metros y engañaba a Pablo Gómez para colocar el 2-2 en el marcador, comenzando un nuevo partido con todo el segundo tiempo por delante.

Subidos en la cresta de la ola tras el tempranero empate, el Depor se volvería a poner por delante en el marcador en el minuto 49 cuando el propio Pablo Trigo, autor del empate, cogía el balón en la zona de tres cuartos sacando un potente disparo ante el que nada podía hacer Pablo Gómez para evitar el 2-3. La alegría le duraría un abrir y cerrar de ojos a los gallegos al ver como en el minuto 51 Enol Prendes se encontraba un balón suelto dentro del área tras un córner mandando el balón al fondo de las redes para igualar la contienda una vez más. Pudo cambiar el devenir del choque cuando en el minuto 60 Enol Prendes se plantaba delante del guardameta Hugo, siendo cargado por detrás por Baldo, que le derribaba sin que el colegiado, García Riesgo, se atreviera a pitar penalti en una acción que parecía cuanto menos clara para los intereses rojiblancos.

Final con calma

La segunda parte había tenido de todo en tan solo quince minutos, bajando considerablemente la intensidad, quedándose el Sporting con diez en los compases finales del choque tras ver Gilberto la roja directa al derribar al atacante gallego cuando avanzaba por la frontal rojiblanca. El Deportivo, con un jugador más se volcó sobre la portería del Sporting, siendo incapaz de penetrar la defensa rojiblanca, llegando al final del partido con un vibrante empate (3-3) que sabía a poco premio para ambos equipos tras el espectacular partido vivido. El Sporting, con el punto sumado se asienta en la sexta posición con 14 puntos, mientras que el Deportivo pierde la primera plaza que pasa a manos del Celta con dos puntos de diferencia entre vigueses y coruñeses.

VAVEL Logo