Antoine
Griezmann, como en casa en ningún sitio
Griezmann celebra su gol anotado ante el Valencia / Foto: Atlético de Madrid

Siempre hemos comprobado, bajo el mando de Diego Pablo Simeone, que hace mucho frío fuera del club del Manzanares, y este también ha sido el caso de Antoine Griezmann. Todos recordamos aquellos veranos con rumores, documentales y vídeos de por medio en los que el francés coqueteó con varios clubes, hasta que en 2019 desembocó en el FC Barcelona mediante un traspaso de 120 millones de euros. Y la historia no terminó de funcionar, pues se encontró con diferentes problemas y críticas desde el principio, lo que no le hizo estar del todo cómodo en Can Barça.

Horas de infarto en el último día de mercado

Griezmann nunca escondió su deseo de volver a los brazos de Simeone, y ese deseo se cumplió en los últimos minutos del pasado mercado de fichajes veraniego. En unos de los mercados más frenéticos de los últimos años, las oficinas del Metropolitano no pararon de trabajar, pues se dio la posibilidad de la tan esperada vuelta de Antoine Griezmann, pero antes se debía dar salida a un jugador.

Dicho jugador fue Saúl Ñíguez, canterano del club, quien puso rumbo a la Premier League, desembocando en el campeón de la pasada Champions League, el Chelsea de Thomas Tuchel, con una fórmula de cesión con opción de compra no obligatoria, ya que no gozaba de minutos en su posición, según el propio jugador. Fue entonces cuando se oficializó la vuelta del francés, aclamada por muchos y protestada por otros, con una fórmula de cesión con opción de compra obligatoria.  

Foto: Atlético de Madrid
Foto: Atlético de Madrid      

Pitadas de la afición e inicios difíciles

Antoine no tuvo la mejor acogida por parte de su antigua afición, pues tanto en redes sociales como en el propio estadio fue recibido con hostilidades, debido a sus formas al abandonar el club 2 años atrás. El propio jugador, en su vídeo presentación, entonó el mea culpa y recalcó que se volvería a ganar el cariño de su afición en el campo. También cumplió una de las demandas de la hinchada, volviendo al corte de pelo clásico de sus mejores etapas en el club rojiblanco. Todo estaba servido para un re-debut soñado por el francés.

Foto: Atlético de Madrid
Foto: Atlético de Madrid     

Y ese día llegó en el RCDE Stadium, donde por primera vez fue alineado, como titular, junto a Luis Suárez y Ángel Correa. La cosa no terminó de funcionar, y fue el blanco de las críticas durante varias semanas, pues se decía que era una pieza que no encajaba en la nueva idea de juego del técnico argentino. Y tras varios partidos, llegó el soplo de aire fresco para el delantero, pues ayudó a los rojiblancos a remontar un complicado partido ante el AC Milan con un gran gol de volea.

Recuperar la sonrisa

A partir de ahí, el francés no ha parado de crecer en el sistema de juego de Diego Pablo Simeone, pues representa todo lo que quiere el preparador argentino en un delantero: calidad, mordiente y esfuerzo defensivo.

Foto: Atlético de Madrid
Foto: Atlético de Madrid     

La calidad es innegable en el jugador de Maçon pues es, en su pico de forma, uno de los mejores jugadores del mundo. En cuanto a la mordiente arriba, Griezmann está volviendo a ser el de antes, ya que tras el punto de inflexión de Milán, el francés lleva 4 goles en 6 partidos, siendo uno de los máximos goleadores de la plantilla. Todo esto se suma al gran esfuerzo defensivo que siempre demuestra, con grandes carreras hacia abajo para defender, o su talento para compactarse con la línea de medios en la fase defensiva

Récords a la vista

Otro de los grandes alicientes de la vuelta de Antoine Griezmann es la cantidad de récords que está por batir y que ya ha batido debido a que es sin duda historia viva del club rojiblanco. En ese mencionado partido de Liga de Campeones ante el AC Milan, Griezmann superó a una leyenda de la talla de Luis Aragonés como máximo goleador del club en competición europea, cifra que aumentó hasta 30 goles tras su doblete ante el Liverpool en la posterior jornada. Además, el francés superó a otra leyenda viva del club como lo es José Eulogio Gárate en la lista de máximos goleadores de la historia del club, colocándose como con 138 goles en 269 apariciones.

Foto: Atlético de Madrid
Foto: Atlético de Madrid     

Esta es sin duda uno de los objetivos de Antoine, que querrá superar a Paco Campos, Adrián Escudero y, finalmente, a Luis Aragonés, para convertirse en el máximo goleador de la historia del Atlético de Madrid, teniendo que superar la cifra de 172 dianas del mencionado “Sabio de Hortaleza”.

Es más que evidente que, al contrario de lo que pensaba la mayoría de la opinión pública, el fichaje de Antoine Griezmann es sin duda una gran adición a la plantilla rojiblanca, ya que agrega a un top mundial en su puesto y uno de los mejores jugadores de su historia a un equipo que ya resultó campeón de LaLiga la pasada campaña, y que facilitará al club rojiblanco el logro de sus objetivos durante las próximas temporadas.

VAVEL Logo