Al-Thani perdido
Al-Thani en un partido del Málaga CF. / Foto: EFE

La causa judicial que mantiene intervenido al Málaga CF parece haberse estancado en un pozo en el tiempo.

El jeque y su familia parecen en paradero desconocido. Lo cierto es que desde hace meses se encuentra condicionada por la negativa de el jeque Al-Thani y sus hijos de atender la llamada de la jueza para declarar en el marco de la investigación que les hace sospechosos de tres delitos: administración desleal, apropiación indebida y blanqueo de capitales. Se agotan los procedimientos para conseguir que los Al-Thani comparezcan, ya sea de forma presencial o telemática, y todo queda abocado a la emisión de una orden de busca y captura internacional. Después de todo este tiempo parece ser la única vía para que Al-Thani de señales de vida.

La verdad es que al Málaga CF sigue pensando más en lo deportivo que en sus problemas con la justicia de cara al que fuera su presidente y dueño del club. A día de hoy, apartado por una investigación que el mismo no deja que se aclare. La jueza que lleva al caso ha sido clara en su auto y se ve obligada a introducir un auto de busca y captura de la familia si no comparece ante la justicia española, dado que la familia catarí quiere seguir dando largas hasta que prescriba el delito, cosa poco probable porque hacen falta diez años para que eso ocurra. 

Hace ya más de un mes desde que la jueza que dirige el caso, la magistrada María de los Ángeles Ruiz, solicitó cobertura desde el ministerio de Justicia con motivo de la rogatoria que redactó para aprobar la declaración de los Al-Thani desde la sede de la embajada española en Catar, lugar donde ahora mismo se encuentran. Pero las autoridades locales catarís no muestran colaboración y de alguna forma están colaborando con la estrategia de inmovilismo del jeque y esperar a que la causa se archive. Antes de eso, la jueza tiene previsto emitir un auto de detención que valdría para obligar a declarar a los Al-Thani en el momento que pisen fuera del territorio catarí.

La acusación de blanqueo de capitales no prescribe hasta los 10 años

Es estrictamente necesario que los Al-Thani comparezcan ante la jueza, aunque sea para alegar su derecho a no declarar. Este paso es obligatorio para poder emprender la organización del juicio, algo que de forma evidente están retrasando desde la defensa de los Al-Thani. Sobre esto, las mismas fuentes judiciales confirman que si el jeque consigue alargar la situación, el proceso podría archivarse, pero que esto no significa que la causa no siga abierta hasta que los delitos de los que se le acusan prescriban. Y en este sentido el caso más grave es el de blanqueo de capitales, con el cual no se produce sobreseimiento de la causa hasta pasados diez años.

Al-Thani en el juicio contra BlueBay. / Foto: Málaga CF.
Al-Thani en el juicio contra BlueBay. / Foto: Málaga CF.

No solo Al-thani está ante la justica y el Málaga CF

Mientras tanto, el proceso se mantiene latente y las medidas cautelares, como son principalmente la administración judicial de José María Muñoz que actualmente gestiona el club desde enero de 2020, seguirían en principio si todo sigue igual. Se podrían producir cambios más adelante cuando llegue la respuesta definitiva del Tribunal Supremo al último recurso de Al-Thani sobre el caso Bluebay, que en su última sentencia daba la razón a la cadena hotelera para repartir las acciones del club mediante la sociedad NAS Spain, también intervenida por la misma administración judicial, pero aún no ha quedado clara la estrategia de Bluebay.

VAVEL Logo