El santuario del Málaga CF, su templo
Antoñín celebrando su gol en La Rosaleda. / Foto: LaLiga.

Este Málaga CF en casa da mucho miedo. Por muchas razones. Pero una de ellas es la intensidad con la que juega buscando el gol desde el minuto uno, donde se adelanta en el marcador cuando juega en casa y como esta tarde, sabe sobreponerse a los goles del rival. Sin ser brillante en muchos momentos, sin ser excesivamente generador en el área oponente y sin ser ese equipo que amansa el balón en la mayoría de fases del partido. No lo es. Pero este Málaga CF  tiene tanta fuerza y poder que le basta con jugar en su casa, en su templo, para poder colocar un 2-1 en el marcador frente a la UD Las Palmas para seguir enganchado a ese ansiado play-off. 

Si de algo han sabido presumir los blanquiazules en La Rosaleda ha sido de solidez. Gracias al templo, el equipo de JAL no es tan criticado. Los puntos de la Rosaleda hacen fuerte a este Málaga CF que a día de hoy los aficionados esperan un gran cambio en los partidos cuando juega como visitante.

Ya van 17 jornadas de esta emocionante LaLiga SmartBank y el Málaga CF de JAL sigue sin encontrar esa tecla que le de las victorias fuera de casa. Es algo que empieza a preocupar, pero de momento los chicos de JAL están jugando con criterio y sentido en la Costa del Sol. Son temidos por sus rivales en área local, pero si se quiere recuperar la identidad hay que ganar también fuera con el mismo juego, misma garra y fe que en casa.

 Fueron muchas las ocasiones en las que Jonathan Viera, imprevisible para sus marcas, se colocó entre líneas y generó un peligro que no supieron culminar sus compañeros por la gran actuación defensiva. Pocos balones superaron la línea, pocas actuaciones de peligro, pero importantes, tuvo que frenar Dani Martín y sólo un fallo de Peybernes en los instantes finales hicieron tambalear al equipo. A pesar de todo, gran imagen del equipo ante un rival de una notoria entidad.

Ahora el equipo comienza a coger velocidad. El Málaga CF ha conseguido frente al conjunto canario su segunda victoria consecutiva de la temporada, donde no solo obtuvo esos deseados tres puntos, sino que también cumplió con la campaña ‘Objetivo 20’. 22.128 aficionados fueron al estadio para dejarse el alma e impulsar a su equipo hacia la victoria. 

Dos equipos con ideas diferentes

El partido enfrentaba a dos equipos con intereses de partido muy claros y muy distintos: un Málaga CF que buscaba la velocidad de sus delanteros y Las Palmas apostando por el juego combinativo para llegar al área rival. Y así fue. El encuentro comenzó con igualdad, con dos conjuntos jugando de tú a tú y asentando los planteamientos iniciales. Con pocos disparos, la batalla se estaba librando en el centro de campo, donde el Málaga CF sufría especialmente ante las entradas de los canarios. Cada contraataque era frenado con una infracción y la primera cartulina amarilla llegó en el minuto 16 para Enzo Loiodice

Un tiro al palo de los de Pepe Mel y una gran parada de Dani Martín avisaban del peligro de su ataque. Pero no. Quien dio el primer golpe no vestía de amarillo. Parecía que se atascaba la jugada en la banda entre Paulino y Víctor Gómez, y el lateral lo resolvió. Un primer paso potente, una arrancada hacia el centro del campo y un pase que rompió líneas fueron suficientes para que el balón le llegara a Brandon, pusiera un centro y Antoñín lo rematara colándose entre la defensa rival. El primer disparo a puerta. El primer gol del Málaga CF

Brandon en un lance del partido. / Foto: LaLiga.
Brandon en un lance del partido. / Foto: LaLiga.

Los dos equipos volvieron del descanso al terreno de juego con más faltas que fútbol. Quien se vio más perjudicado fue Las Palmas al verse con uno menos por la doble amarilla de Loiodice. Antoñín y Escassi también fueron apercibidos. En un momento en el que nadie se hacía con el control y aprovechando ese hueco que se generaba en la disposición rival, José Alberto López aprovechaba para incorporar a Jozabed por el goleador malagueño, a Ismael Gutiérrez y Kevin por Ramón (por lesión en el brazo) y Roberto. 

El partido parecía que iba a ser otro y no lo fue. El Málaga CF no supo consolidar la superioridad que le daba tener un jugador más. Varias pérdidas en la salida del balón le dieron oportunidades. Hasta que llegó la definitiva y es que este equipo falló en la primera parte, pero la garra la sigue conservando. Una jugada que parecía no tener peligro acabó con un mal despeje de Peybernes del que se aprovechó Benito Ramírez para marcar dentro del área.

En un último intento, José Alberto López volvió a apostar por Sekou Gassama y le salió, esta vez, de fábula. El Málaga CF atacaba el córner con todos los atacantes fuera del área, una variante que despistó a la defensa, y la primera que tuvo la “pantera” la remató prácticamente solo al fondo de la red para devolver la superioridad al marcador. 

Y ahora sí. Los locales supieron tener la posesión en campo rival, cambiaron el juego de un costado a otro, mantuvieron el balón y así llegó por primera vez, en esta jornada 17, la segunda victoria consecutiva de la temporada. Seis puntos en una semana importante para mantenerse en los puestos consecutivos a las plazas de play off. 

Ficha técnica

MÁLAGA CF: Dani Martín; Víctor Gómez, Peybernes, Juande, Javi Jiménez; Escassi, Ramón (Ismael G.M., 72’), Paulino (S. Gassama, 83’), Antoñín (Jozabed, 59’); Brandon y Roberto (Kevin, 72’’).

UD LAS PALMAS: Raúl; Lemos, Raúl Navas, Curbelo, Cardona; Fabio, Loiodice; Óscar (Benito J., 46’), Kirian (A. Moleiro, 66’), Jonathan Viera (Sadiku, 92’); y Jesé Rodríguez (R. Mújica, 92’).

GOLES: 2-1 (15’): Antoñín (30’) y Sekou Gassama (86’); y Benito Ramírez (77’). 

ÁRBITRO: Eduardo Prieto Iglesias (C. Navarro). VAR: Areces Franco (C. Asturiano). Mostró cartulina amarilla a Loiodice (19’, 52’), Escassi (48’), Antoñín (55’), Fabio (83’). 

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada 17 de la Liga SmartBank en La Rosaleda ante 22.128 espectadores.

VAVEL Logo