Media hora para alejar a los fantasmas (0-3)
Fotografía: LaLiga

No especuló el Betis ante el Elche. Ni la necesidad de los locales ni las dudas que han generado los últimos partidos de los verdiblancos comparecieron en el Martínez Valero. El Betis llegó dispuesto a desquitarse y alejar de un plumazo los fantasmas tras tres derrotas consecutivas. Y con tres dianas en treinta minutos dejó todo dicho y todo hecho. Ni con uno menos logró el Elche meterle mano a su rival, que se mostró más intenso, más atento y sobre todo más capacitados para llevar la voz cantante en el partido.

Los de Pellegrini comenzaron mandando y mantuvieron esa misma línea casi los 90 minutos que duró el encuentro. La primera parte fue un absoluto monólogo de los visitantes. Si Rui Silva estaba o no bajo el marco de la portería, no pudo comprobarlo el aficionado hasta los últimos instantes de la primera mitad, cuando el Betis ya ganaba por goleada.

El primer tanto fue obra de Juanmi, que salió más enchufado que nadie al encuentro. Álex Moreno aprovechó un mal despeje de la zaga ilicitana y robó el balón cerca del área rival. Tras una potente conducción, puso el balón al espacio de la defensa para que Juanmi encare a Edgar Badía. El malagueño cruzó el balón y puso por delante a los suyos en el minuto 12 de partido.

Diez minutos más tarde, que transcurrieron con largas posesiones del conjunto visitante, llegaría una pena máxima para el Betis que Willian José convertiría en el segundo tanto del encuentro. El penalti, muy discutido por los jugadores del Elche, lo cometió Barragán al zancadillear a Juanmi en el área, cuando este se encontraba en la disputa por el cuero. El delantero brasileño presentó su candidatura a primer lanzador desde los once metros del equipo, quitándole las telarañas a la escuadra izquierda de la portería.

Pocos minutos después, cerca de la media hora de partido, otro nuevo error del Elche puso en ventaja a los jugadores béticos. En este caso es Bigas quien, tras controlar con poca fortuna un balón envenenado, cedió el cuero a Nabil Fekir, quien se lanzó a la carrera sin más oposición que la del portero rival. No tuvo apenas que llegar al área contraria cuando ya atisbaba el hueco por el que lograría introducir el cuero y hacer su gol. El tercero y último para el Betis.

Con la goleada campeando en el luminoso, y cuando ya parecía imposible la remontada, fue cuando hizo acto de presencia el orgullo de los locales. El Elche dio ese paso al frente que llevaba demandando el partido mucho tiempo (y el Betis uno atrás fruto de la relajación) e igualó las fuerzas de ambos conjuntos.

En el 44 llegó la más clara de los locales en la primera parte, tras un pase de Lucas Pérez a Boyé, quien no consiguió rematar antes de que Rui Silva se le eche encima.

En los primeros instantes de la segunda mitad el Betis se mostró más cerca del cuarto que el Elche de ver puerta. Canales, con un disparo cruzado y Juanmitras una buena acción individual tuvieron en sus botas la posibilidad de agrandar aún más la diferencia en el marcador.

Tuvo que ser Bellerín en el 66’ quien animara los últimos minutos del encuentro. El defensor bético realizó una entrada sobre el último atacante ilicitano que le valió la tarjeta roja. Con uno más, los locales protagonizaron varias ocasiones claras de gol, pero Rui Silva, que permanecía muy despierto pese a su escasa participación en el partido hasta entonces, logró una importantísima portería a cero para los suyos.

El primero en asustar a los verdiblancos fue Enzo Roco, quien cazó con la testa un centro desde el córner que pudo convertirse en el primero del Elche. Más tarde, en el 75, un violento disparo de Gumbau desde la frontal a punto estuvo de sorprender al meta portugués, pero finalmente no tuvo que intervenir.

La más clara de los locales la protagonizaría Lucas Boyé, quien se quedó solo ante Rui Silva tras superar en velocidad a Víctor Ruiz. El guardameta bético se hizo grande pese a la buena definición del atacante ilicitano y mandó el balón a córner. Por último, ya en el 85, un nuevo centro del conjunto local es cabeceado por los atacantes del Elche y Rui Silva tuvo que volver a intervenir para dejar sin el premio del gol a los locales.

El Real Betis vuelve a la senda del triunfo tras dos derrotas en Liga y una derrota en Europa League. Si algo ha demostrado Pellegrini es saber reponerse a las malas rachas y mirar con perspectiva las diferentes etapas de la competición. Quinto en Liga y vivo en las tres competiciones, da carpetazo el Betis a su mala racha. Que todo sea eso, pensarán los béticos.

VAVEL Logo