Dembélé cuaja unos buenos minutos en un partido trascendental, a pesar del mal resultado
Ousmane Dembélé ante el Benfica.

El pasado martes, Dembélé disputó sus primeros minutos tras su lesión en Kiev que le propició estar unas 3 semanas de baja. El ‘galo’ jugó 25 minutos ante el Benfica, al salir de cambio en el 66’ por el austríaco Yusuf Demir.

El buen partido del francés

Ousmane cuajó un fantástico partido. Durante la segunda parte, cuando 'Dembouz' no estaba en el campo, los azulgranas lo pasaban mal y eran dominados por el Benfica, pero la entrada al terreno de juego por el ‘7’ fue el gran ‘plus’ para el equipo. Dembélé marcó las diferencias y fue el jugador más peligroso de los culés y el MVP junto a Araujo.

Al salir, casi todos los balones iban dirigidos a él, el de Vernon protagonizó muchas jugadas de ataque y además de poner en peligro a los lisboetas con varias carreras por la banda diestra y dejó destellos de calidad.

Jorge Jesus puso a Valentín Lázaro para ayudar a Grimaldo, y aún así, los portugueses lo pasaron muy mal con el gran juego del ‘galo’. Tuvo alguna ocasión y colgó varios centros con mucho peligro sobre la portería de Odysseas. Uno de esos centros fue a Frenkie de Jong, donde el holandés dirigió un testarazo al arco de Vlachodimos, y el griego hizo una magnífica atajada

Los próximos encuentros son claves

A pesar del desafortunado resultado, el cuadro culé logró hacer un encuentro muy satisfactorio en cuánto al juego, y con Xavi, se está notando la mejoría.

Los siguientes enfrentamientos del Barça serán ante Villarreal (en La Cerámica este sábado), contra el Real Betis (en casa el próximo 4 de Diciembre) y el ‘match-ball’ en el Allianz Arena frente el Bayern de Múnich el 8 de Diciembre, dónde el Barcelona se juega a cara o cruz su continuidad en la máxima competición europea. Estos tres partidos son vitales para que Dembélé demuestre su valía.

VAVEL Logo