El Málaga, fuera, imposible
Antoñín en un enfrentamiento con el ex malaguista Matos. / Foto: LaLiga.

Es imperdonable la actitud del equipo de la Costa del Sol cuando juega lejos de casa.

Van 18 jornadas de esta Liga SmartBank con las únicas alegrías de los aficionados malaguistas del juego que desplega su equipo en La Rosaleda. No es un juego claro, de dominio sobre el balón y mucho menos acosador para los equipos visitantes. Más bien, es un juego de sacrificado, donde se gana con mucho trabajo y sufrimiento y está claro que esta racha en casa, tarde o temprano, dejará de dar frutos si el juego del equipo sigue siendo el mismo.  Este equipo como visitante no carbura y lo ha vuelto a demostrar ante el Burgos CF, 3-0, un rival que ha logrado imponer su ritmo de juego en El Plantío y que ha dejado congelado a su contrincante. El Burgos CF no es uno de los equipos mas duros de la competición y aún así han derrotado a un Málaga CF perdido todo el partido. 

José Alberto López debe empezar a pensar en hacer cambios de esquemas y de jugadores o quizás motivar a sus chicos de manera diferente par afrontar los partidos fuera de casa. Lo que se ve en el verde decepciona al aficionado cuando los de JAL juegan lejos de su templo. 

El equipo de José Alberto López no ha sido ni la sombra de lo que fue ante el Tenerife o Las Palmas. Nada de la velocidad para mover el balón y avanzar el ataque, nada de la movilidad de los jugadores para ofrecerse en los espacios y nada de la solidez en defensa que se estaba demostrando hasta ahora. Mantenerse en los puestos cercanos a la zona de play off pasa por conseguir puntos fuera. Con demostrar una buena cara como local no es suficiente.

El Málaga CF sabía que el Burgos CF era un equipo muy férreo cuando juega en casa, pero los de Martiricos no han puesto en problemas a su rival en muchas ocasiones. A excepción de dos disparos cercanos al palo de Víctor Gómez y Roberto… poco más. En este partido salió Sekou en lugar del canterano y de pocos balones pudo aprovecharse. No consiguió ventaja porque los jugadores no supieron en ningún momento culminar con buenos centros las ventajas generadas con los desbordes.

El Málaga CF no se encontró consigo mismo en ningún momento de la primera parte. La meteorología le dio una oportunidad al fútbol, pero ninguno de los dos equipos quiso que un bonito fútbol fuera el protagonista. El partido empezó frío con los de José Alberto López adaptándose a las condiciones. El Burgos CF tenía claro cuál era su plan de partido y los defensas malaguistas sabían que todos los balones en largo debían ir hacia Sekou Gassama. Sin embargo, quien creaba peligro era Antoñín con sus internadas por la banda izquierda.

Los errores y la poca intensidad

Al equipo local le había costado anotar con facilidad, pero como ya se había advertido es un conjunto que aprovecha sus oportunidades. Álvaro puso un centro y Pablo Valcarce remató completamente solo para adelantar a su equipo en el marcador. Desde entonces, hubo algún remate con peligro de Víctor Gómez y poco más. El Málaga CF llegó al descanso por debajo en el marcador lastrado por los muchos errores en los pases y principalmente la defensa en los balones aéreos. 

El inicio no fue muy diferente. El equipo siguió perdiendo el balón y pudo pagarlo muy caro con un pase al hueco hacia Ernesto Gómez que disparó y que detuvo Dani Martín en una gran acción. Y el técnico asturiano no quiso esperar más. Sus hombres de banda, Antoñín y Paulino, salieron para dar entrada a Roberto y Jairo en el minuto 53, aunque sin posibilidad de tener un impacto rápido, ya que lo que parecía que era un control fácil de Víctor Gómez, acabó siendo una mala comunicación con Peybernes con un balón que acabó en los pies de Juanma García y que puso al fondo de la red con mucha calidad pasado los 61 minutos de partido.

Parecía que el Málaga CF iba a desaparecer por completo el partido. Roberto tuvo en sus pies un remate a portería vacía para evitar el hundimiento del barco y no solo falló, sino que a los dos minutos vino el remate final: un remate otra vez de Pablo Valcarce en el área para poner el 3-0. Todo parecía imposible. Ismael Gutiérrez y Kevin sustituyeron a Escassi y Brandon en el minuto72 para intentar borrar la mala actuación del equipo.

El partido ya bajó de revoluciones. El último cambio que introdujo José Alberto López fue Cufré por Javi Jiménez. Aun así, el Málaga CF siguió sufriendo en la defensa hasta el pitido final. El partido fue un monólogo de los rivales hasta que el árbitro finalizó el encuentro. La versión como visitante vuelve a castigar al equipo y desaprovecha su gran oportunidad de conseguir la primera victoria lejos de La Rosaleda y de por fin dar una buena imagen en campo rival.  Hace falta dar la cara y sobre todo hacer autocritica.

Ficha Técnica

MÁLAGA CF: Dani Martín; Víctor Gómez, Peybernes, Lombán, Javi Jiménez (Cufré, 81'); Paulino (Jairo, 53'), Escassi (Ismael G., 73'), Genaro, Antoñín (Roberto, 53'); Brandon (Kevin, 73’), Sekou.

BURGOS CF: J. A. Caro; Álvaro R., Córdoba (Andy, 81'), Grego S., Matos; R. Navarro, Mumo (Riki, 88'), Elgezabal, Ernesto (Alarcón, 73'); Pablo Valcarce (Undabarrena, 88’), Juanma (Álex Alegría, 81').

GOLES: 3-0 (15’): Valcarce (17', 67') y Juanma (61').

ÁRBITRO: Juan Luis Pulido Santana. VAR: Ais Reig y Fernández González. Mostró cartulina amarilla a Álvaro Rodríguez (24’).

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada 18 de la Liga SmartBank en El Plantío.

VAVEL Logo