Ocampos logra el gol tan deseado en la prórroga
Papu Gómez con el cuero / @SevillaFC (Twitter)

El Sevilla viajaba al Estadio Nuevo Arcángel para enfrentarse al Córdoba CF. Derbi andaluz para que ambos equipos se estrenaran en Copa del Rey. El equipo local llevaba desde 2014 esperando a que volviera a aparecer el Sevilla FC en su terreno de juego. Un enfrentamiento especial, pues no todos los días recibes a uno de los mejores equipos de España en casa. 

El partido comenzó con un equipo local que quería sorprender. Al poco de empezar, el ex canterano del Sevilla, Simo Bouzaidi, intentó internarse en el área y sorprender a Dmitrovic. A pesar de ello, el marroquí no consiguió sacar un buen golpeo que atrapó el serbio.

Lo más destacable de los primeros minutos, fue el homenaje a Jose Antonio Reyes durante el minuto 9. Todo el estadio Nuevo Arcángel en pie para aplaudir en memoria al ex jugador tanto del Sevilla FC como del Córdoba. Además, durante el descanso, le harían entrega al padre del jugador una camiseta conmemorativa de ambos equipos con el nombre de Reyes. 

Respecto al fútbol, la primera ocasión clara del partido llegó al cuarto de hora. Simo Bouzaidi realizó una gran jugada por la banda izquierda. Simo dejó en el suelo a Montiel y sacó el centro que buscaba la cabeza de Carlos PugaDmitrovic tuvo que desviar a córner para evitar el tanto. Más tarde, Rekik salvaría un remate de José Cruz ante el portero. El francés metió la pierna para desviar la pelota e impedir que Cruz rematara a placer. 

Al Sevilla le estaba costando tener ocasiones hasta casi la media hora de partido. La primera oportunidad que tuvo el Sevilla de ponerse por delante llegó a manos de Idrissi. El marroquí probó suerte desde fuera del área con un golpeo a pierna cambiada. El disparo lo evitó Felipe Ramos despejando con los puños. Algo similar intentó Óscar Rodríguez, pero el disparo del mediocentro se marchó ligeramente desviado por la izquierda de la portería. 

Iván Romero, que jugaba de titular, pudo marcar su primer gol. El canterano del Sevilla tuvo la oportunidad de hacer el primero cuando Rekik le puso una pelota dentro del área. A pesar de la gran ocasión que tuvo, el disparo del delantero se marchó fuera

Antes de finalizar el primer tiempo, el Córdoba intentó sorprender al Sevilla. El equipo local tenía la última ocasión en una falta. Javi Flores fue el encargado de sacar. Flores vio a Dmitrovic ligeramente fuera de posición y le intentó sorprender. De todos modos, el serbio estuvo atento y logró atrapar la pelota. 

El Sevilla despierta para el segundo tiempo

En la segunda parte, el Sevilla salió de otro modo. Con el cambio de Ocampos, Lopetegui revolucionó el partido. Al poco de salir, el argentino tuvo la primera ocasión. El recién incorporado remató de cabeza un centro de Augustinsson, que se marchó por encima de la portería. 

El conjunto hispalense acumuló muchas ocasiones durante el segundo tiempo. Munir lo intentó también después de la ocasión de Ocampos, pero el hispano-marroquí tampoco logró el tanto. En el minuto 54’, Romero estuvo cerca de abrir el marcador. Óscar Rodríguez desde un saque de esquina buscó a Iván Romero que remató ligeramente desviado

El Sevilla comenzaba a ponerse nervioso, y de ahí los errores. Joan Jordán cedió el balón a la defensa. Pero entre los dos centrales, Diego Carlos y Rekik, hubo falta de comunicación que casi les cuesta gol. Willyrecogió la pelota al ver que ninguno de los dos centrales la buscaba e intentó sorprender buscando la escuadra. La jugada concluyó con el lamento de toda la grada. 

Poco después de ese susto, el Sevilla le dio otro al Córdoba. Susto por no decir lamento. Lucas Ocampos centró una pelota que buscaba a Rafa Mir. El ex del Huesca empujó la pelota al fondo de la red, pero el linier ya había levantado la bandera por posición adelantada del delantero sevillista.

Los últimos de partido fueron un completo asedio hispalense. El Córdoba apenas salía de su campo, y cuando lo hacía no llegaba a causar peligro a Dmitrovic. En cambio, el Sevilla no dejaba de buscar la portería de Felipe Ramos. Los de Lopetegui no dejaban de rematar balones que no entraban. Munir, Óliver Torres, Ocampos o Rekik. La más clara de estas jugadas fue la de Munir en el minuto 90. El hispano-marroquí remató en el primer palo un disparo pegado al palo, pero Ramos actuó con habilidad para evitar el tanto y salvar a su equipo

Después de esa ocasión, todavía hubo más. Durante los minutos de descuento Augustinsson lo intentó con un remate de cabeza, pero ni él ni Ocampos más tarde harían el gol que tanto necesitaban. Debido a la falta de gol, el encuentro se marchó a la prórroga.

Ramos manda a la prórroga el partido

El Sevilla empezó fuerte. Un remate de Rafa Mir acabaría estrellándose en el palo. Aún así, el ex del Huesca estaba en fuera de juego. Más tarde, Papu Gómez intentaría una conducción dentro del área, pero la zaga del Córdoba detuvo como pudo al argentino. 

Rafa Mir estuvo cerca de marcar. Papu Gómez buscaba introducir un balón al área donde estaba Munir. La zaga intentó despejar y la pelota le cayó a Rafa Mir, quien disparó sin pensárselo. El disparo del murciano se marchó rozando el palo. Más tarde, sería Jordán el que mandó la pelota cerca el palo. El mediocentro probó suerte en la segunda jugada de un córner, pero el disparo tocó en un defensor que desvió la trayectoria. 

El partido de esta noche sería recordado por Felipe Ramos. El Papu Gómez, uno de los más activos durante la prórroga, marchaba hacia la portería. Tras hacerse hueco para disparar, el argentino golpeó raso buscando el palo corto, pero Ramos supo hacer su trabajo y volver a salvar al Córdoba. 

Mientras que el Sevilla no dejaba de atacar, el Córdoba lograba defenderse como podía, en gran medida gracias a las paradas de Felipe. Así se marchó el partido al descanso de la prórroga. Un Córdoba que sufría, pero que debido a su guardameta seguía vivo

El tanto de la tranquilidad

Quien la sigue, la consigue. El Sevilla logró su ansiado gol a la reanudación de la prórroga. Desde la zaga, Lucas Ocampos recibió un balón con el que podía plantarse delante de Felipe Ramos. El argentino engañó al portero haciéndole creer que le tiraría una vaselina, pero Ocampos no tocó la pelota y provocó el error del guardameta. Eso hizo el delantero hispalense para poder empujar la pelota a placer y marcar el tan buscado tanto que le daría mucha tranquilidad al equipo de Lopetegui. 

El Córdoba no quiso venirse abajo e intentó empatar. Al poco de recibir el gol, el equipo local centraba desde la derecha. Luismi intentó un gol estratosférico. El nacido en Plasencia sacó un taconazo de la chistera que mandó la pelota por encima de la portería. 

Rafa Mir pudo ampliar la ventaja en el 114’. Rafa Mir presionó a Juanma Cruz para robarle la pelota y poder plantarse en el área. El murciano buscó el segundo palo con un disparo raso, pero Felipe Ramos una vez más con una gran estirada desvió lo suficiente la trayectoria del balón. 

El gol de Ocampos le dio tranquilidad al Sevilla. Los de Lopetegui intentarían realizar posesiones largas para matar así el partido. El Córdoba por su parte, intentaría un milagro. El equipo local tuvo una última ocasión. Willy recibió el balón dentro del área y golpeó según se giraba hacia la portería. El disparo del delantero salió blando y no supuso problema para Dmitrovic. 

Finalmente, el Sevilla logró la victoria gracias al gol de Ocampos. El Córdoba se quedó con el sueño de dar la sorpresa ante el equipo hispalense. Por mucho que lo intentara, el equipo local no pudo con los de Lopetegui. Si no llega a ser por Felipe Ramos, el club de Nervión habría ganado con una gran diferencia. 

VAVEL Logo